El cine y la tecnología, una relación que cuenta historias - eSemanal - Noticias del Canal
1er carruselEdición Especial

El cine y la tecnología, una relación que cuenta historias

cine

Todos nos hemos visto aterrados, fascinados o enamorados desde un asiento de cine; salimos conmovidos por imágenes que se proyectan en la pantalla que apropiamos para volverlas nuestras, pese a que sean ajenas o en casos muy cercanos a nuestra realidad, igual nos identificamos y todo lo anterior es posible gracias a la tecnología.

cine330Como el vino es a la uva, así el cine es a la tecnología, una relación inherente, un nacimiento, “El cine necesita de la tecnología perse desde el momento en el que nació”, explicó Karla Bukantz, productora de cine.

Todos recordamos la historia del año 1896; los hermanos Lumière provocaron no solo el asombro del público sino el terror con la proyección, La Llegada de un tren a La Ciotat en París, porque al haber logrado secuencia de imagen en movimiento desde un plano fijo parecían haber hecho lo imposible, convertir la ficción en la realidad. Lo cierto es que la innovación, estaba dentro de un cinematógrafo que proyectaba fotogramas a alta velocidad para generar el efecto de movimiento. Desde ese día hasta ahora un devenir de técnicas y herramientas explotadas, no solo en la proyección sino también en producción y postproducción, se han hecho presentes en la industria del cine.

La tecnología ha ayudado a la construcción de historias a inventar mundos visuales y sonoros, hemos visto mundos flotantes, realidades utópicas, monstros destruyendo ciudades, personajes animados que nos hacen reír con el mismo poder que las personas de carne y hueso. Y todo generado de un engaño mental, un baile de imágenes ficticias, una manifestación contemporánea posible por una evolución mecánica, una técnica moderna narrativa.

Con su constante desarrollo también ha transformado los métodos y el quehacer de directores, productores, y todos los involucrados en el asunto. Para hablar de ello en este especial entrevistamos a dos personajes con amplia experiencia en el mundo de cine, Karla Bukantz productora de películas como Australia, El Hombre en llamas, La vida después, Munich, entre una larga lista y a Carlos Tamés, productor en Crónica de Castas, Ojo de Hacha, Rojo, entre muchas más. Por otro lado, especialistas de producto como Alejandro Ramos y Salvador Cuevas de Panasonic, aportan su visión desde la casa que genera desarrollos para el sector.

cine3La metamorfosis digital
En esta transición de lo análogo a lo digital, como en todas las transiciones se viven ajustes y se identifican tanto ventajas como desventajas:
Como ventaja, Alejandro Ramos aseguró que la reducción del costo de los equipos beneficiaron las producciones: “ahora son más baratos antes costaban arriba de 50 mil dólares y hoy hay cámaras 4K a 4 mil 500 dólares. Aparte la reducción se ve en el medio de grabación y en el flujo de trabajo en el método de edición con medios de cómputo”.

Al respecto, Karla Bukantz y Tamés coinciden  que en el tema hubo que hacer muchos ajustes y han tenido que pasar por un proceso de aprendizaje, “hoy ha cambiado  la forma, en estos años hemos tenido que digerir un montón de cosas”, refiriéndose a los procesos de la vida digital.

“Antes se presupuestaba por tomas y era un trabajo más estructurado. Cuando llegó el cine digital se esperaba que cualquier persona con una cámara casera tendrían la oportunidad de producir con calidad, pero eso es un mito porque la tecnología funciona, pero no hizo las cosas más baratas porque se tuvo que gastar en discos duros, además, como no es imagen lo que tienes sino una representación algorítmica de la imagen el seguro comenzó a subir los precios porque si le pasa algo es irrecuperable. Hoy son tantos los datos que para procesarlos se generan terabytes por semana, incluso las casas de postproducción te cobran por megas, debido al indiscriminado uso de datos”, acotó Tamés, referente a las ventajas y desventajas del cine digital difiriendo un tanto con Ramos. Asimismo, afirmó: “actualmente las películas cuestan lo mismo las filmes o las grabes”.

No obstante, el cine digital trajo otras ventajas como en tema de recaudación, “con los archivos digitales, con los DSP puedes configurar el número de exhibiciones y antes saber las reproducciones era imposible”, dijo Tamés.

Otra ventaja de la vida digital destacada por los especialistas es la inmediatez y la oportunidad de revisar el material que se rodó en un set al momento, “ahora podemos ver y saber si se está haciendo bien, antes se tenía que esperar a que se mandara el material al laboratorio, y ahora puedes ver casi exactamente el resultado final”, destacó Karla Bukantz como pro en terreno de la digitalización. Como contra, agregó que ahora se es dependiente de una conexión y en locaciones sin conexión se eleva el costo porque se mandan a poner antenas.

Como desventaja, la productora señaló que pesar de que digitalizar redujo tiempos o algunos riesgos, otros persisten como el hecho de perder la información. “El problema es que ahora tienes todo en tu computadora, el caos viene cuando tu computadora se crashea. El celuloide en cambio resiste mucho, las cámaras anteriores pueden funcionar en bajas o altas temperaturas y hoy no sabemos cómo vamos a salvar con el tiempo todos esos discos duros y los archivos en la nube, en cambio la película sobrevive”.

Por lo anterior, los productores opinaron que la tecnología tradicional de filmación, así como técnicas artesanales como el stop motion no desaparecerán por diferentes razones: porque te da calidad, texturas diferentes y porque asegura la preservación de los materiales.

cine2De cifras y más
El cine no es barato y para ver las grandes historias de la pantalla grande se realizan fuertes inversiones, gran porcentaje de ello van a las arcas de la industria tecnológica. “Estamos hablando de que en una producción 40% de inversión se va en cámaras, luces, y todos los fierros, el 60% es para el talento”, reveló Bukantz.

Ambos productores, especificaron que para un largometraje profesional, al menos en México la inversión mínima es de 9 millones de pesos, y la mayoría tienen apoyo del estado: “las películas mexicanas que llegan al cine, llámese: -Qué culpa tiene el niño, Nosotros los nobles o No se aceptan devoluciones- invirtieron al menos 25 millones de pesos, ahora aquellas que no llegan al cine, pero sí van a festivales oscilan entre 9 y 12 millones de pesos”, agregó Bukantz y detalló: “de ello 1.5 millones van para equipo de cámaras, más el sonido, video e iluminación, en postproducción se van al menos 3 millones. Pero sí estamos hablado que de 4 a 5 millones son de equipo”.

Ahora, lo anterior hablando del presupuesto de películas sin efectos especiales, ya que si se busca llegar al mundo de lo visualmente impactante, o de la creación irreal el costo puede ser potencializado a (pongamos aquí el número que se quiera). “Esta es la parte más cara y siempre puede ascender, ya que siempre habrá alguien que quiera más efectos. Por ejemplo James Cameron, dijo yo voy a construir un barco que se parta a la mitad, ¡y lo hizo! Y ello significó que hubiera un montón de personas pensando desde la parte mecánica, hasta la perfección de esta secuencia en la que caen los platos cuando el barco se está hundiendo”.

Tamés por su parte, para contextualizar en cifras, agregó que para la realización de tres episodios de una serie se otorgan un millón de pesos de presupuesto, pero si la serie es de ficción se otorgan dos millones por episodio, esto en series de Canal 11 y en HBO México se dispone de 5 millones por episodio”. El punto a aclarar es que el uso de efectos especiales no tiene comparación, a decir de Tamés: “Los efectos especiales se cobran por segundo y por cuadro, así si vas pidiendo más pues vas echando 15, 40 o 60 mil pesos más a la cuenta, depende de la complejidad. Cualquier detalle en efectos visuales suma, si tienes que borrar un cable, meter brillo, modificar rostro, etcétera”.

Karla mencionó algunas películas destacadas en efectos como: Light & Magic de George  Lucas o Transformers,  que costó al rededor de 115 millones de dólares, de los cuales es posible que 40 fueran solamente para los efectos visuales. Ejemplificaron el caso de Skyline, un experimento que de presupuestar un millón de dólares con un crew de 6 personas y cuatro actores en un departamento, llegó a costar 9 millones de dólares solo por poner los efectos de extraterrestres, naves y demás.

En el país los efectos también se presupuestan en dólares de 40 a 230 la hora, o el segundo.

“En México, la digitalización de salas de cine es un hecho, los dos exhibidores más importantes del país están 100% digitalizados, los planes de crecimiento siguen siendo fuertes y año con año han aumentado”: Gustavo A. Gorraéz, Barco

cine4De la técnica al hombre
Recordemos que la tecnología es al hombre, nace de él y depende de él para que tenga resultado, “de nada sirve la tecnología más avanzada, porque puedes grabar en 4k, y con un alto presupuesto, pero si no entiendes de estética de nada te sirve toda la tecnología, porque si hay talento con una cámara 2k se pueden hacer cosas increíbles”, opinió Tamés, quien agregó que más allá de los elementos técnicos, lo que se requiere es un buen equipo de trabajo y recursos talentosos para hacer producciones de calidad.

Ahora bien, en términos de recursos humanos la tecnología ha generado de modo constante la necesidad de nuevos talentos con habilidades distintas y nuevas formas de trabajo, pero así mismo han desaparecido otros. “Hoy por ejemplo con las nuevas técnicas de corrección de color necesitamos una persona que se dedique a hacer una precorrección de color en el set”, dijo Bukantz, en este tenor Tamés mencionó a los nuevo data manager que se encargan de los archivos producidos, así como los DIT, (digital technicial) que son los que se encargan de la conversión de los archivos.

La evolución de las personas es inminente y la gente del cine lo sabe por lo que Karla Bukantz aseguró que o te actualizas o vendrán los jóvenes a remplazarte. Pero en cine la habilidad para dominar una herramienta sólo es un medio para expresar la creatividad y las buenas ideas.

De cámaras y equipos
Alejandro Ramos, Gerente de producto de Audio y Video en Panasonic, describió que la entrada a este mundo se dio con la llega del cine digital al inicio del siglo XXI, “Desde un principio tratamos de emular la estética del cine con tecnología digital, 24 cuadros por segundo, un amplio rango dinámico y tiro corto, y ya para el 2002 introdujimos las primeras cámaras de la familia VariCam para ofrecer funciones similares a las del cine y hasta llegar a las características actuales de nuestras cámaras”.  Ramos aseguró que su oferta desde entonces hasta ahora ha alcanzado el 80% del mercado.

La resolución más usada, según lo afirmó el ejecutivo es 4k, y sensores de cuatro tercios de pulgada, no obstante la tendencia en cine es continuar en 4K y seguir aumentando hasta llegar a los 16K, aunado a ello, destacó que los desarrollos también serán dotados de mayor conectividad con conexiones inalámbricas y de integración con otros equipos.

La versión de gama alta de la marca se usa principalmente para largometrajes, cortometrajes, documentales y series. De ahí vienen las cámaras del segmento medio para eventos sociales, pero que también pueden ser usadas en televisión y por último las robóticas que son controladas desde una consola, que han sido usadas principalmente en TV, para programas como Big Brother.

“Hoy ha habido muchos avances en las cámaras por ejemplo, hay unas Sony que tienen 8 millones en el ASA, y puedes grabar con la luz de la luna, pero igual necesitas luces cuando se hace una película cinematográfica”, dijo al respecto Carlos Tamés.

Los dos productores de cine agregaron que la cámara más destacada es Arri, ya que además provee muchos elementos para la industria cinematográfica.

En cámaras digitales la innovación vino principalmente de Panasonic con la VariCam ofreciendo  mejores precios que Arri. Luego se presentó a principios del mundo digital la alianza de Panavision con Sony. “Sony (luego de la alianza) se quedó en HD y al principio no participa en las cámaras de cine, y luego que terminó su contrato con Panavision, sacó una cámara, F55 y luego la F65 pero eran muy complejas voluminosas y difíciles en el proceso de datos, después lanzó Red y Arri en la oferta digital”, explicó Tamés.

Almacenamiento
Referente a la oferta de almacenamiento, Ramos indicó que desde que se dio la transición de celuloide a cintas magnéticas, Panasonic ha apostado por el storage en estado sólido, lo que les ha dado la pauta en innovación.
Al respecto, Tamés dijo que hoy el almacenamiento que se requiere es mucho: “con una tarjeta de 500 GB en la cámara, en 4K grabas tan solo 45 minutos y en 2K cuatro horas, además de esos archivos se generan archivos espejos”. Por lo que hoy la demanda de discos duros son muchos y de alta capacidad. Asimismo se requiere agregar mayor seguridad ya que aún existen reservas sobre la preservación y conservación del material en este medio, como expresó anteriormente Karla Bukantz.

Proyección
De la creación a la exhibición, y en ello también se ha andado ya mucho camino desde el primer cinematógrafo desarrollado por los famosos hermanos Lumière, hasta los hoy robustos que ofrecen marcas como Christie, Barco, Panasonic, etcétera.
El mundo digital en proyección también se hizo presente con tecnología DLP que hoy ofrece 4K de resolución y altos lúmenes de luminosidad.

Los proyectores también van desde la gama alta que pueden ser controladas desde una consola y ser programados para la alternancia entre iluminación y proyección en los espectáculos. Además, hoy los equipos ofrecen mayor tiempo de vida con tecnología láser encapsulando el chip, abundó Salvador Cuevas, gerente de producto de display en Panasonic.

“La elección del proyector va a depender del uso que se le quiera dar al equipo y de la necesidad, porque según las características del espacio, la distancia de proyección, etcétera. En museos, por ejemplo se usan 4K para proyección de documentales y lo más reciente es mapeo con equipos de 30 mil lúmenes”, explicó Cuevas.

La demanda en proyección para la marca en México viene principalmente de salas de cine, por ejemplo la Cineteca está equipada con la marca y el Papalote Museo del Niño.

“Barco en México tiene una participación de mercado cercana al 90%, contamos con tecnología para proyectores de lámpara de Xenón y nos encontramos innovando continuamente, actualmente ya tenemos proyectores láser instalados con los dos mayores exhibidores en el país”: Gustavo A. Gorraéz, gerente de ventas del área de entretenimiento en Barco

Otros avances
De los avances que benefician al cine más allá de las cámaras y los proyectores, podemos mencionar muchos, desde equipo de hardware hasta software sofisticado. Tamés agregó que lo curioso de muchos equipos del cine es que están pensados con otro fin, ejemplificó con equipos militares, como lanza misiles para poder filmar en movimiento y tiempo real.

Otros mencionados fueron la iluminación LED que tuvo más impacto en términos monetarios, ya que con anterioridad los equipos para iluminar eran no solo caros sino peligrosos: “en una película te puedes gastar tan solo 15 mil pesos semanales, solo en el consumo de diésel del generador, más el sueldo del personal, más la renta del generador, ahora si haces las cuentas de cuánto ahorras con iluminación LED, sí hay un impacto en el presupuesto”, explicó Tamés, quien agregó que los beneficios de esta tecnología son su posibilidad de ser modular, transportables, el mayor tiempo de vida y la seguridad. Contrarios al manejo de altos voltajes que se requieren en la iluminación tradicional, “hay un montón de cosas en las que no pensamos, antes en los sets la iluminación le provocaba quemaduras a la gente, se les quemaba el cabello y se requería entre cinco personas para transportar un equipo”, añadió Bukantz.

Las aplicaciones también han beneficiado al cine en buena medida, con plataformas colaborativas, para compartir archivos, o para tener un banco de imágenes lo que agrega eficiencia y rapidez en los procesos en los que se concibe un proyecto.
Del mismo modo la tecnología también se ha beneficiado las formas de filmación, por ejemplo en tomas áreas ya que hoy se pueden usar drones que reducen considerablemente, “Estamos hablado que un drone lo puedes rentar en 25 mil pesos de 4K, pero una hora de helicóptero, barato, está 3 mil 500 dólares, más la logística que es un problema muy grande”.

“Postproducción es la parte que más tiene que ver con tecnología porque todo es a través de un software y depende de los equipos”, Bukantz.

México un caso extraño
Los productores mexicanos, aseguraron que a pesar de haber ciertos desafíos, en el país se hace mucho cine, sin embargo, no existe la suficiente difusión y la mayoría de las veces las películas mexicanas se ven apabulladas por la ola de publicidad en la que invierten las producciones extranjeras.

No obstante, siguen existiendo géneros de los que no podemos esperar mucho de México, por ejemplo, las películas de animación, o ciencia ficción, “Porque en el país no hay presupuesto que lo aguante, por ello se seguirá haciendo cine de actores mientras no exista una industria fuerte”, abundó Bukantz.

Por otro lado, la percepción comercial de Alejandro Ramos es que en México comparado a otros países no se ve mucha inversión en equipos profesionales de gama alta, dijo que la mayor demanda proviene de la televisión, por ello para hacer más accesible los productos han implementado un esquema de renta para poder facilitar las producciones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Share via
Copy link
Powered by Social Snap