Cloud el ventajoso y evolutivo camino de la nube a la orden de los canales

Compartir nota

PRÁCTICAMENTE CUALQUIER ACTIVIDAD EMPRESARIAL Y DE NEGOCIO PUEDE DESARROLLARSE, ADMINISTRARSE O GESTIONARSE DE MANERA CLOUD, SIN EMBARGO, EL
SEGMENTO EN MUCHOS SENTIDOS SIGUE SIENDO INCIPIENTE.

En la actualidad, este mercado es de los grandes detonadores de crecimiento y es hacia donde muchos de los clientes se están moviendo, por ejemplo, compañías como Microsoft, lleva años ofertando cómputo en la nube, cuentan con buena presencia pues maneja los tres tipos: pública, privada e híbrida. La firma observa aceleración en la adopción de dos y hasta tres dígitos en los años recientes, sobre todo en soluciones que integran IaaS, PaaS y/o SaaS.

Según Iván Sánchez, Territory Account Manager de Infoblox, los usuarios de nube están migrando a ella por economía en varios sentidos: por eliminar CAPEX, disminuir gastos y pagar por lo que en un estricto sentido, se utiliza; por rapidez en el aprovisionamiento de un servicio, pues de alguna u otra forma minimiza la complejidad del manejo de una herramienta. Por ahorro en tiempos de entrenamiento, porque las empresas controlan su inversión de mejor manera, entre otras.

Para Veeam, los requerimientos de los negocios han cambiado drásticamente en corto tiempo. Con la transformación digital, las TI se han convertido en un área estratégica para cualquier organización a nivel global. Más que una tendencia, la nube es una realidad que los negocios han adoptado con mayor rapidez para mantenerse competitivos, esto les ha permitido mejorar sus operaciones e incrementar las oportunidades. De acuerdo a IDC, en los próximos tres años, el 67% de software e infraestructura de TI de las empresas se centrará en la nube

La firma está impulsando la disponibilidad de la mano del crecimiento de los servicios de cloud a través de Managed Service Providers, Managed Cloud Providers, proveedores de nubes públicas y privadas, básicamente cualquier empresa brindando servicios para terceros en las áreas de DRaaS, BaaS, proponiendo un esquema en donde el dueño y administrador de las licencias de Veeam, es alguna de estas empresas y no el cliente final.

Por su parte, Alejandro Lomelín, director de Data Center Hewlett Packard Enterprise en México, explicó que estamos viviendo en un mundo híbrido, en el que muchas cosas van a la nube, aplicaciones residiendo en un centro de datos que no es propio, pero hay otras que todavía se van a quedar dentro de la empresa para dar pie a un ambiente mixto, “nosotros tenemos el reto de ayudarlos en ese viaje con herramientas que les permitan funcionar bajo ese esquema”.

El modelo de HPE, está basado en una estrategia llamada Helion, la cual permite administrar desde una consola central lo que está adentro y fuera del centro de datos de manera tal, que si surge algún requerimiento se puede asignar espacio en disco o servidor en la nube o en un ambiente interno, por ejemplo.

Límites
Pero hay algo a resaltar, no es forzoso que todo se vaya a la nube; es decir, hay aplicaciones, programas, procesos y prácticas que conviene tenerlos dentro de la infraestructura de la empresa.

“Hay algunas estadísticas de industria que hablan de cuánto debería quedarse en el datacenter, en una nube de IaaS, un SaaS, o PaaS, lo que debe pedirse a un proveedor y lo que no. Lo ideal es hacer un estudio serio dentro de cada cliente para saber específicamente qué subir y cuál es el costo-beneficio de hacerlo o no, nosotros tenemos servicios para ello, para que se haga de manera ordenada”, abundó Lomelín.

Según Francisco Corona, director de servicios en la nube e IoT de Microsoft México, los ejecutivos relacionados con temas de soluciones o de transformación digital son de un perfil consultivo dentro del fabricante, porque no todo es para el cloud ni todo debe estar ahí.
“Les recomiendo que los tópicos relacionados con productividad se queden en sus compañías, porque es muy transaccional. Además que debemos de tomar en cuenta la conectividad, para hacer una mezcla entre poner lo mejor del cómputo en la nube y mantener lo productivo dentro. El escenario de lo híbrido permite esto con mayor facilidad, para partir desde dónde se manejan los datos sensibles y desde dónde se conecta a la nube pública para hacer ciertas transacciones. Asesoramos para llevar al cliente por ese camino de manera más natural y menos disruptiva”, dijo.

Metamorfosis
A decir de Sánchez, atender este mercado sigue siendo por especialización, de acuerdo al tipo de servicio que ofrece cada canal, porque hay una variedad de los mismos que pueden ser vitales como correo empresarial o almacenamiento de información, los cuales requieren de un entendimiento mayor, conlleva a una clase de capacitación y entrenamiento sobre el uso de la herramienta y puede que no sea de la administración de la infraestructura.

Según Sara Wilson, directora de canal para Veeam en Latinoamérica, ellos observan socios tipo VAR (Value-Added Reseller) y SI (Systems Integrator) sumándose a esta tendencia, quienes al integrarse a este tipo de soluciones para Veeam se consideran como VCSPs. Adicionalmente a ello, se adhieren canales que se desempeñan como consultores, tienen la ventaja de agregar servicios de nube a su base de clientes, lo que les permite brindar beneficios como la disponibilidad 24 x7 los 365 días del año, de datos adicionales a sus usuarios.

“A los partners tradicionales que quieren incursionar en este segmento y comenzar a ofrecer estos servicios, lo primero que deben tomar en cuenta es revisar si desean contar con su propia infraestructura y brindar servicios desde ahí (eso requerirá inversión y experiencia técnica), o si desean evaluar la opción de ‘White labeling’ con otro proveedor de nube (pública o privada)”, explicó la entrevistada.

De igual forma deben preparase de manera operativa y financiera para facturar mensualmente a sus clientes con base en el consumo y eso cambia también su estructura interna de cobro. Deben hacer un plan de marketing y publicidad para sus clientes y para atraer nuevos. La experiencia y el conocimiento la irán marcando conforme entiendan el funcionamiento del mercado.

HPE determina otros niveles de proveedores de servicio alrededor del tema: los que tienen muchos años apostando a este negocio y son los más grandes con una infraestructura muy robusta y diversos servicios, pero no tan metidos en áreas de consumo, más bien empresariales. Los que sin estar tan dentro de este mundo, toman servidores de la nube para utilizarlos de manera individual.

“Otros que son empresas de buen tamaño que han querido apostar a este mercado como las televisoras. Finalmente, hay algunos canales que han evolucionado y hecho su nube, ya sea en un centro de datos propio o rentándolo a algunos de esos proveedores grandes y nuestro interés es proporcionarles las herramientas adecuadas para cada fin”, dijo Lomelín.

Para que a los distribuidores les ayuden a definir su estrategia de servicios hacia estos nuevos mercados, la firma realiza talleres de transformación con la idea de llevarlos por escenarios de reventa para generar una solución propia y ofrecer valores agregados alrededor de ella.

“Hoy cualquiera puede comercializar soluciones de nube. Hemos visto muchos de los canales que nacieron y crecieron con ella, pero los tradicionales han hecho una transformación interna, han aprendido a dar un valor agregado. Pero lo que es cierto es que tienen que estudiar y nosotros proveemos todo el material para capacitación en línea y presencial, además de cursos con nuestros aliados e incluso muchos comienzan a contratar gente especializada sobre estas cuestiones, aunado a que no dejan su core business, más bien lo complementan”, abundó el representante de Microsoft.

Adicional, dentro de esto existen beneficios que los usuarios finales deben experimentar al subirse al cloud, iniciando por no comprar más hardware y entrar en esquemas de renta, además de obtener los beneficios naturales de no hacer inversiones primarias onerosas, se despreocupan por el “back up”, porque un tercero lo puede respaldar, se deslindan de la administración de la infraestructura, gracias a máquinas virtuales, por ejemplo.

Oportunidades
A decir de Wilson, las empresas de todo tamaño del país son más conscientes de la necesidad de garantizar la disponibilidad de su información y que la tecnología, los servidores o incluso los soportes de almacenamiento estén en la nube, significa que las empresas podrán acceder a ellos desde cualquier lugar y en todo momento. Utilizando las referencias de acceso correspondientes y las soluciones de disponibilidad  que garanticen la continuidad de la operación, los profesionales podrán beneficiarse de una entrada rápida y dinámica en los sistemas. Esto acaba con la necesidad de tener que utilizar otros medios de transporte de información, aumenta la seguridad y garantiza que los documentos y archivos de los negocios estarán resguardados de forma confidencial, sin ningún tipo de margen de riesgo. Por otro lado, distintos empleados de una misma empresa podrán compartir recursos y trabajar en sintonía. Así que las empresas están incursionando principalmente a la nube para garantizar la disponibilidad de su información y aplicaciones de misión crítica en pro de avanzar en sus procesos de transformación digital.

Las soluciones de disponibilidad de la firma, están dirigidas a todas las empresas que cuentan con un centro de datos moderno (total o parcialmente virtualizado), así que cubren prácticamente cualquier sector de la industria, como el financiero, gobierno, retail y salud.

“Hemos visto crecimiento e interés en prácticamente todas las verticales; las que generalmente hacen cuestionamientos sobre el cómputo en la nube son los servicios financieros, sobre todo por temas de la comisión bancaria y de valores o por la comisión de seguros y fianzas en temas de seguridad de la información, pero cada vez más y con todas las opciones que da el cómputo en la nube, hemos podido cerrar proyectos en esas verticales por los beneficios que contrae. De los que vamos trabajando constantemente es retail y manufactura, por tópicos como la revolución industrial 4.0 con IoT, analítica avanzada, big data. Además de repunte en energía, automotriz, etcétera”, dijo Corona.

El mismo entrevistado compartió, que la PyME es uno de los sectores que más se está involucrando, porque muchas de ellas necesitan cambiar sus estructuras de CAPEX a OPEX y se mueven hacia proyectos de nube para poder pasar a esquemas de lo que verdaderamente van a utilizar, crecer como el negocio lo vaya requiriendo, lo que el cómputo en la nube les facilita.

“El reto es ayudarles a dar el primer paso, porque comúnmente es un negocio tradicional o familiar, debemos desmitificar alrededor de la nube, puntos como la seguridad y el manejo de los datos. Cuando comienzan a ver el comparativo de pagar sólo lo que utilizan les hace más sentido, pues cuando se sienten más seguros con estos esquemas muchos migran hacia propuestas de IoT”, abundó.

Por su parte, René Hernández, Sales Engineer Mexico and Central America en Arbor, señaló que el tema de la adopción de los servicios en la nube ha sido aceptado gradualmente por este segmento, por el aporte como el ahorro en temas de inversión y licenciamiento. También hay que considerar la reducción en el costo operativo, ya que el proveedor se encarga de tareas de monitoreo, respaldo, mantenimiento, almacenamiento, así como de mantener la infraestructura actualizada para poder ofrecer diferentes niveles de servicio, sin mencionar la posibilidad de acceder a los recursos desde cualquier punto de internet.

“Es ahí donde la disponibilidad tiene mayor importancia, tomemos en cuenta que al consolidar la información de diferentes clientes y verticales los hacen más atractivos para recibir un ataques DDoS. No olvidemos que el generar un ataque no había sido más sencillo históricamente y cada vez  los atacantes cuentan con mejores capacidades para poder lograrlo, incluyendo el uso del IoT que les permite generar grandes volúmenes de tráfico”, comentó Hernández.

Venidero
Para Corona, si bien las soluciones de nube y su adopción están evolucionando de manera eficaz, también lo es que es tan rápido el cambio que la falta de profesionales en algunos servicios en específico va a comenzar a repercutir en la industria. Por ejemplo, en analítica avanzada se habla de servicios y personas con un perfil de matemático para análisis de datos, los denominados “científicos de datos”, porque de toda la información que se genera, lo relevante es explotar esos datos de manera exponencial.

Finalmente, Veeam espera en el 2017 un crecimiento acelerado en la consciencia del impacto que la disponibilidad puede tener en el negocio si no se cuenta con las soluciones adecuadas. Con más aplicaciones migrando a la nube, mayor aceptación de la opción híbrida, surgimiento de mayor número de proveedores de servicios e Internet de las cosas. Otra de las tendencias que marcarán el tema es la protección contra el robo y mala utilización de la información por parte de terceros y se debe de contar con soluciones que ofrezcan ese respaldo.  Mediante encriptación, por ejemplo.

“Tendencias como ésta seguirán marcando el paso de las ofertas tecnológicas en el mercado, lo que sin duda seguirá beneficiando las operaciones para lograr los resultados esperados por todos y demandados por la transformación digital”, concluyó Wilson.

Compartir nota

Autor Víctor Chávez