sábado, agosto 24

Equipos para medir redes: vitales para centros de datos y smart cities

0
Compartir nota

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-LOS APARATOS DE MEDICIÓN DE REDES CERTIFICAN QUE VOZ, DATOS Y VIDEO CORREN ADECUADAMENTE: BICSI
-HAY MEDIDORES AVANZADOS PARA TODO TIPO DE REDES EN TODOS LOS SECTORES Y PARA TODO TIPO DE EMPRESAS E INSTITUCIONES

Los lugares en donde se almacena y administra la gran cantidad de información que guarda internet y compañías son los centros de datos, áreas esenciales para que los usuarios de todo el mundo tengan acceso a su información, puedan intercambiar datos y hagan caminar sus negocios.

A su vez, mucha de esta información circula por las smart cities o ciudades inteligentes, que son nuevos espacios que se están configurando para mejorar las condiciones de vida de las personas y el funcionamiento de los gobiernos. En México el BID ha catalogado cinco ciudades como inteligentes, sin embargo, los expertos afirman que hay otras que están en proceso de gestación, como la Ciudad de México.

Tanto en los centros de datos como en las ciudades inteligentes, el cableado estructurado juega un papel muy importante porque son las vías por donde circula toda la información. Su buen desempeño y funcionamiento es vital para que los datos de una empresa o institución sean competitivos.

Pero, ¿cómo saber que la red de cableado está trabajando de manera óptima? Para ello se utilizan equipos de medición de redes, que en los últimos años se ha incrementado su adopción porque las compañías y gobiernos tienen mayor conocimiento sobre los beneficios que pueden ofrecer para incrementar la competitividad y, por tanto, la rentabilidad de los productos o servicios que ofrecen.

Nidia Tenorio

¿Qué se mide en una red de cableado?

Nidia Tenorio Valdez, country chair de BICSI CALA México, explica que existen equipos de verificación y calificación; y también equipos de certificación de cableado de cobre y cableado de fibra óptica.

BICSI es una asociación global que apoya el avance de la comunidad de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs). Su sede está en Tampa, Florida, pero el organismo tiene presencia en casi 100 países, incluyendo México.

“En BICSI  nos esforzamos  por  crear conciencia de la importancia que tiene la medición del desempeño de la infraestructura física (cableado), ya que de ello depende que tengamos un buen desempeño en las aplicaciones que hoy en día utilizamos en computadoras y dispositivos móviles y de las cuales como sociedad nos volvemos dependientes. Debemos estar preparados para el futuro, para la convergencia tecnológica”, explica la directiva.

Tenorio Valdez explica que el nivel de pruebas se realiza de acuerdo con la necesidad del usuario de cualquier perfil: integrador, contratista, consultor, administrador de la red, etcétera. Para ello hay tres niveles de prueba:

-Verificación: nos ayudan a validar que el enlace instalado cumple con los requisitos básicos de continuidad. No implica ninguna medición de calidad de ancho de banda o transmisión.

-Calificación: realiza pruebas a los enlaces de cableado instalados y con ello podemos calificar y documentar que nuestra infraestructura física (cableado) transmite datos correctamente y que nuestras aplicaciones funcionarán de manera correcta. “Aquí validamos que nuestras aplicaciones, las que sean (voz, datos, video, seguridad, PoE, etcétera) tendrán el desempeño adecuado.

-Certificación: es el nivel más alto de pruebas que podemos realizar; aquí certificamos y garantizamos que el enlace de cableado instalado cumple los criterios de rendimiento de transmisión según se definen en el estándar de la industria aplicable; los resultados del test se comparan, documentan e informan de acuerdo con un estándar. La definición de rendimiento y el nivel (categoría) de rendimiento se define en los estándares de la industria para cableado de cobre y cableado de fibra óptica.

“Es muy importante entender el alcance de lo que queremos hacer y el resultado que deseamos obtener. La importancia de realizar pruebas de desempeño y certificación, en palabras muy simples, es para garantizar la inversión”, indicó la ejecutiva de BICSI.

Usualmente una certificación es una garantía que emite un fabricante de sistemas de cableado estructurado al usuario final y marca claramente los valores que se requieren para garantizar esa instalación.

“La experiencia nos dice que las redes certificadas tienden a tener menores errores en las transmisiones de datos, lo cual convierte a una red confiable y rentable para el usuario final”.

 

Hermán Espinoza

¿Por qué son importantes?

En la opinión de Herman Espinoza Rutter, territory sales manager de Siemon, al contar con un equipo de medición listado y aprobado por una entidad que lo avala y que cumple con los estándares, “el usuario va a tener la certeza de que la infraestructura que se le está implementando sí puede dar todo el desempeño esperado para sus aplicaciones presentes y futuras, porque el cableado estructurado de las redes es la infraestructura que va a durar en las cuatro capas de la tecnología: software, almacenamiento, switching y cableado estructurado; este último debe soportar mínimo 10 años”.

Siemon es una empresa de 116 años de existencia. Tiene más de 400 patentes de cableado, laboratorios propios para todo el ciclo de vida del cable y cuenta con especialistas que participan en comités de estandarización.

Espinoza Rutter explica cuáles son los requerimientos mínimos que los equipos de mediciones deben tener para poder certificar ciertas categorías de cableado, por ejemplo, las categorías 6, 6A, 7A u 8.

Los equipos deben medir lo siguiente:

-La clase o categoría que queremos certificar: 5, 6, 7 u 8.

-El rango de frecuencias en el que debe hacerse la prueba. Algunos instaladores quieren engañar al usuario final o no cuentan con el equipo de medición correcto. Por ejemplo, el rango de frecuencia en el que debe hacerse la prueba del cable categoría 6A, es de 1 a 500 Mega Gertz (MGz), pero el instalador sólo cuenta con un equipo de medición para categoría 6, y en las pruebas se corrió de 1 a 200 MGz.

-Los parámetros normativos, es decir, los parámetros que se verifican en esas pruebas.

-Los parámetros informativos; estos los entrega el equipo de medición para consulta.

-El nivel de precisión del equipo de prueba. Si quieres certificar un cableado categoría 6A, el nivel de precisión debería ser nivel 3 E; un 7A debería ser nivel 4; y para el 8 se llama nivel 2G (2 GHz).

“Hay muchas marcas de equipos de medición, pero nos dimos a la tarea como fabricantes de cableado, de pedirle a un laboratorio externo que nos avalara cuáles equipos de medición cumplen con los estándares de pruebas de medición, ya que no puedo arriesgarme a que uno de mis instaladores certificados compre un equipo de medición de una marca y modelo específico que no cumple con los parámetros para poder certificar esa categoría”, señala el directivo.

Y añade que la marca que fue avaladas por el laboratorio externo y que cumplen con los estándares para todas las categorías 7 y 8 es Fluke Networks; y las demás marcas que soportan las categorías anteriores, desde 6 hasta 7 son: Ideal Networks, Viavi, Soft Thing y AEM.

“Es importante aclarar que Siemon no está recomendando comprar estas marcas, sólo son las que el laboratorio externo avaló”, dice Herman Espinoza y comenta que la aplicación principal de los cableados 7 y 8 es para altas velocidades en centros de datos.

Recomienda a los canales que al adquirir un equipo de medición para poder instalarlo o probarlo con sus clientes, es necesario pedir las cartas al fabricante del equipo, que esté certificado.

“Los cables deben probarse en laboratorio. Si la norma nacional o global dice algo, nosotros lo fabricamos con más alto nivel. Están preparados para altas o bajas temperaturas, considerando dobleces y soportan el mejor desempeño en condiciones extremas”.

Herman Espinoza es auditor y participa en el comité de revisión de la norma ICREA que cada dos años se revisa. Siemon cuenta con cableados categoría 8 y hasta 8.2.

Octavio Munguía

Mayor campo de cobertura

Otras soluciones atractivas y con mayor margen de mercado que el canal puede encontrar las tiene Incom, las cuales permiten efectuar un correcto análisis, localización y medición de redes, ya sean eléctricas, telefónicas, coaxiales o de fibra óptica.

“Con nosotros podrán disponer de equipos de medición tales como multímetro, generador de tonos y pruebas, OTDR, entre otros”, comenta Octavio Munguía Gil, director comercial de Incom.

Para obtener y mantener los patrones establecidos en cualquier tipo de red, será necesaria la intervención de estos equipos no sólo para medir, sino también para detectar ciertas rupturas o fallas.

Los equipos, en su mayoría portátiles, funcionan a través de un software preestablecido de fábrica y pueden usar baterías o conectarse directamente a la corriente eléctrica. Están dirigidos principalmente a industrias que ofrecen los servicios de triple play, sector eléctrico, seguridad, integradores, usuario final o a cualquier empresa, ya sea mediana o grande, que tenga una red interna de cobre o de fibra óptica a la que se le tenga que dar monitoreo y mantenimiento.

Octavio Munguía indica que “tanto en gobierno como en empresas privadas deben brindar un óptimo servicio, toda su red debe de cumplir con los estándares requeridos para su correcto funcionamiento; para ello el equipo de medición es vital si se quiere lograr que este proceso sea el adecuado además de que una red bien monitoreada puede reducir costos en un futuro”.

Agrega que las empresas pueden ofrecer garantía en sus servicios de telefonía, televisión por cable e internet y ampliar su negocio. Lo mismo los integradores al ofrecer una instalación en correcto funcionamiento. De igual manera, los distribuidores pueden obtener una gama de soluciones a precios competitivos y de alta calidad.

“Además, tienen la oportunidad de introducir nuevas líneas de productos para brindar y complementar una solución integral al canal. Encontrar todo en un solo lugar es una de nuestras grandes prioridades”.

 

Las tendencias

 Nidia Tenorio Valdez, country chair de BICSI México, expone que los niveles de pruebas deberán en todo momento actualizarse, esto de acuerdo con las mismas actualizaciones de los estándares de cableado y estándares de aplicación.

“Por estas razones es muy importante estar un paso adelante, ya que las pruebas de desempeño deben poder entregarnos información completa y detallada que nos ayudan a garantizar la transmisión y correcto funcionamiento de las nuevas tecnologías”.

Por su parte, Herman Espinoza Rutter, territory sales manager de Siemon, señala que una tendencia actual es utilizar cableado categoría 8, que tiene propiedades muy robustas para centros de datos de altas velocidades, e incluso para una zona donde hay luminarias LED IP que consumen 90 watts.

“Aquí interesan las propiedades del cable, que es doblemente blindado y funciona para edificios inteligentes que demandan alta velocidad, o bien para dispositivos de alta potencia”.

El categoría 8 es capaz de soportar 40 GB en cobre, diseñado por Siemon desde hace 21 años, pero avalado y certificado desde hace dos años. De hecho, ya se comenzaron los trabajos para el diseño de un cableado que soporte 50 GB en cobre.

De las categorías previas de 7A hacia abajo soportan aplicaciones de alta velocidad como 10 GB por segundo hasta un canal de máximo 100 metros.

Categoría 8, por aumentar el ancho de banda, con tasas de transferencia considerablemente para aplicaciones de 25 y 40 GB en cobre, el canal máximo es de sólo 30 metros, ideal para centros de datos. En comparación con la fibra óptica, el cobre aún es más económico.

“El cableado categoría 8 y hasta 8.2 es la mejor opción para el futuro de los centros de datos y edificios inteligentes que demandan altas velocidades”, dice el directivo de Siemon.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.