IDC analiza el impacto Trump en la industria TI

Compartir nota

 

 

 

 

 

 

 


La consultora mostró el panorama nacional de la industria TI a 100 días de la administración de Donald Trump a cargo del gobierno de los Estados Unidos de América.

Jorge Gómez, director de soluciones empresariales en IDC, señaló que a pesar de la especulación que se tenía sobre los efectos negativos que se generarían a partir de la llegada de Trump al poder, “fue solo ruido que se generó. Sí es un hecho que el tipo de cambio afectó al sector, pero hemos visto que ha logrado estabilizarse”.

Reveló que según cifras arrojadas por un una encuesta aplicada a empresas de diferentes sectores y tamaños en el 2016, éstas temían que el desarrollo se viera frenado por la inestabilidad del panorama económico y político internacional. No obstante para el 2017, se teme más por problemas internos del país como: la inseguridad, por la situación en el sector petrolero, el ambiente político y por último el escenario internacional.

Gómez afirmó que sí esperan continué cierta inestabilidad durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio, del cual México ha acrecentado su Producto Interno Bruto (PIB) de $5,544 USD (antes del tratado) a $9,009 en el 2016, aunque la marca recalcó que durante los años activos quien más beneficio ha obtenido es Estados Unidos de Norte América.

Las cifras hablan por sí solas, durante los primeros días de Trump como presidente, software sigue creciendo sobre todo en servicios, ya que según lo especificó Claudia Medina, gerente de investigación de soluciones empresariales en IDC, “Las empresas buscan optimizar costos por lo que dejan de invertir en infraestructura propia”. Aplicaciones de desarrollo crece en un 3% alcanzando los $853 millones de dólares durante el año y esperan que se duplique la cifra para el 2020; aplicaciones generales crece en un 2%, logrando un volumen de $1,171 millones de dólares y también se espera se doble su desarrollo; software de sistemas de infraestructura es el que menos crece, ya que tan solo ha alcanzado 535 millones creciendo a un ritmo del 2%.

En cuanto a hardware, el mercado más fructífero continua siendo redes que llega hoy a los $594,29 millones de dólares a la alza en un 4% y se espera que para el 2020 aumente su participación tan solo el 3%. En números negativos se encuentran los servidores que han caído en un 12%, con un volumen de $233,79 millones de dólares, y para el 2020 podrá recuperar 9 puntos decreciendo tan solo el 3%. Almacenamiento crece para el 2020 tan sólo el 1% pero actualmente presenta una caída del 1%, con un monto de $194,61 millones de dólares. Oliver Aguilar, gerente de investigación y consumo y telecomunicaciones, detalló que estos números negativos se deben al impacto del tipo de cambio del peso frente al dólar.

Los dispositivos tampoco presentan números favorables ya que van a la baja: smartphones en un menos 7% al igual que laptops, tabletas con caídas del 18%; en un 12% negativos se encuentran las impresoras; PC -11% y menos 20% los feature phones.
Para los operadores el escenario no es mejor, de acuerdo con Alberto Arellano, analista de telecomunicaciones en IDC, sus ganancias por dispositivos caen en un 22.7% e infraestructura 2.2%. Sin embargo, no todo es negativo para ellos, ya que software crece en un 7.1%, servicios TI en un 11.2% y servicios telecom el 56.7%.

Los números son un reflejo de la tensión del consumidor y también de los cambios de las estrategias de los canales, quienes a decir de Aguilar, significaron un ajuste de los precios, y de sus inventarios ya que el canal apostó por adquirir más productos para evitar el impacto de los precios.
En conclusión, los analistas destacaron que si se han presentado cambios importantes en el mercado, pero no han tenido la fuerza que se esperaba, algunos de estos cambios son: el tipo de cambio, estrategias de protección a estacionalidades y tiempo de remplazo tecnológico más largo.
De acuerdo con los analistas, a partir de este escenario también se esperan acciones positivas, por ejemplo la expansión de centros de innovación tecnológica, esto se puede ver en proyectos que buscan establecer pequeños Silicon Valley en regiones como Canadá, Tijuana o Guadalajara.

 

 

 

Compartir nota

Autor Brenda Azcarategui