Big Data los albores de una nueva formación

Compartir nota

Se trata de un concepto que lleva por nombre una de las piezas clave del futuro de la industria TI, aquellos quienes desde hoy entiendan los alcances y las posibilidades de éste, serán quienes tomarán ventaja en la construcción del escenario prospectivo de los próximos años.

El término comenzó a usarse para determinar el flujo continuo y creciente de información que las empresas y organismos producen a partir de sus procesos de negocio. Hoy en día lo escuchamos en cada uno de los foros de la industria, así como en los discursos de los analistas y consultores, y se ilustra como una tierra fértil para los integradores, desarrolladores y proveedores que a ello se dediquen.

Wulfrano Moreno, CEO de Mexbalia, explicó: “El término se acuñó por las empresas de tecnología para poner en el mismo paraguas muchas disciplinas que involucran la minería de datos y la aplicación de modelos estadísticos de los datos históricos de una empresa, madurando éste concepto hasta hoy incluir nuevas tecnologías como la esperada inteligencia artificial machine learning”, a lo cual Jean Pierre Le Lorier, director de Optisoft, perteneciente al consorcio iTech, agregó que a lo anterior también se integran herramientas de análisis de texto y análisis semántico, otras herramientas que forman parte ya del concepto. En este tenor, Miguel Martínez, fundador de Camaleón Interactivo, destacó que son muchos los productos que se han desarrollado como parte del concepto. “Big data es el todo y es más un modelo que un producto. Aquello que genere un dato puede entrar como un diferente nicho del modelo, por ello analíticos, inteligencia de negocios, Machine Learning, inteligencia artificial, aplicaciones del IoT pueden incluirse en como nicho del modelo”, estimó que actualmente alrededor de 30 a 40 nichos diferentes, se consideran parte de big data.

“En sí lo que propone es que toda esa maraña de datos generada por las empresas regadas y desconectadas entre sí se recopile y estandarice para darles casos de uso y son muchas las aplicaciones para ellos, en nuestro caso, nos enfocamos a la oferta analíticos y herramientas de visualización”, explicó Martínez.

“Big data no es un solo producto, hablamos de un concepto que engloba software equipos y servicios. Por ejemplo: servidores para procesar grandes cantidades de información; software que procesan grandes volúmenes de datos estructurados y no estructuradas, herramientas analíticas avanzadas, para predecir, etcétera, más la cantidad de servicios que ello engloba.” Select.

Así mismo debemos recordar que hoy los productos convergen con otras tendencias y big data se consolida como uno de los vórtices que estarán conviviendo con otros productos y ofertas, por ejemplo de nube o Internet de las cosas, “Hoy vivimos en un mundo en el que la convergencia se da en todos los sentidos por lo que cada vez se vuelve más difícil definir fronteras”, puntualizó Cruz.

Época de oportunidades

Jean-Pierre-&-Wulfrano

Jean-Pierre & Wulfrano

Actualmente la información generada dentro de las organizaciones va en aumento lo que significa que para seguir desarrollándose de modo eficiente, requieren mayor capacidad de información y de nuevas soluciones para poder hacer de uso estos datos de modo óptimo, que lleve a las empresas al camino de decisiones tomadas a partir de la inteligencia de negocio.

De acuerdo con cifras de Select, en big data se ha presentado un crecimiento de entre el 15 y 20% en demanda, de hecho, se espera que pese al clima macroeconómico el incremento prevalezca, incluso aumente del 20 al 30%. IDC ubica a este concepto como un pilar fundamental de su llamada tercera plataforma que crecerá 40% más rápido que la propuesta tecnológica tradicional y específicamente en el caso de este portafolio de soluciones según sus Predicciones América Latina 2017, “Se duplicará el gasto en big data para el 2020”.

La cifras anteriores las perciben y confirman los integradores ya habilitados, en el caso de Jean Pierre Le Lorier y Wulfrano Moreno, big data representa entre el 20 y el 30% y es la solución que presenta el crecimiento más alto y de donde se esperan más proyectos a futuro.

En opinión de Saúl Cruz, director ejecutivo de Select: “la realidad es que la madurez del mercado en el país es incipiente, y en México (en general en el mundo entero) existe la escases de puestos calificados para el manejo correcto de datos y analíticos, ingenieros que puedan explotar la información tanto de datos estructurados como no estructurados, apenas vemos procesos de conformación de carreras a nivel universitario, sin embargo creemos que el alcance es infinito”, afirmó.

Otra razón entonces de esta alza, tal como lo indicó Cruz, se dará gracias a que estos desarrollos en su mayoría son de gran tamaño e involucran una gran inversión, “estamos hablando de que estos proyectos se dan principalmente en retail o gobierno y su inversión oscila en los billones de pesos”. Agregó, que un factor importante que impulsa big data con más fuerza es la claridad que los fabricantes hoy presentan en sus aplicaciones para los diferentes sectores. Por lo que los clientes pueden ser más proclives a su compra gracias al entendimiento de sus implicaciones y beneficios aplicados en sus propios procesos de negocio.

Verticales y sectores

Saúl-Cruz

Saúl Cruz

Saúl Cruz, así como el resto de participantes en este especial, coincidieron que actualmente son tres los sectores con mayor madurez en el tema: retail, que busca conocer el patrón de comportamiento del consumidor, así como definir el perfil de los mismos para el incremento de sus ventas. Gobierno, en diferentes dependencias y estados ya planea proyectos en este sentido, “El interés se encuentra desde dependencias como el SAT para realizar modelos de análisis de riesgos”, acentuó Cruz. “Gobierno ya cuenta con muchos proyectos dependiendo del sector y del tipo de identidad, también ya se percibe mayor interés ya que manejan un alto volumen de datos y al cambiar de administraciones llegan con otro tipo de tendencias e ideas. Los productos del big data tienen mucho sentido para ellos, ya que en sus transiciones se encuentran que tienen de 50 a 100 sistemas legados y mucha información que puede ser explotada”, ahondó Miguel Martínez, quien añadió que otro sector con grandes bríos es el financiero: “éste  siempre es punta de lanza ya que por reglamentación deben de cumplir con ciertas medidas que les obligan al uso y adopción tecnológica, por ejemplo, deben de retener la información de sus clientes por determinado tiempo”.

Referente a la pequeña y mediana empresa, Martínez aseguró que puede sacar provecho de forma más ágil en el uso de big data, “La PyME tiene una ventaja ya que su volumen de datos no es tan grande ni cuentan con tantos sistemas legados por lo que pueden tener una adopción más rápida, la desventaja es que mucha información está en Excel o a nivel local. Pero existen fabricantes que cuentan no solo con una oferta para grandes corporativos, sino también dedicadas específicamente a las características de este sector”. Añadió que lo más importante para que los proyectos de la PYME sean exitosos y sus inversiones obtengan frutos, es la claridad en los objetivos que buscan alcanzar, los indicadores que requieren, ya que si bien es cierto que el canal puede fungir como un asesor también se debe de conocer los alcances y limitaciones de las soluciones que se van a implementar. Jean Pierre Le Lorier, agregó que luego de la claridad también se debe tener cierto grado de madurez y conocimiento del software y sus herramientas. “El mercado mexicano es muy amplio y vemos que incluso las pequeñas y medianas empresas pueden tener más impacto que en las grandes, porque les daría la información para saber actuar y con la ventaja que les dan los modelos de nube llegar a competir con los grandes corporativos”.

Sobre limitantes generales y el rol del canal

Si bien es cierto que se esperan mucho avance en terreno de big data también existen limitantes que evitan un impulso mayor, sobre todo en el caso de México, Saúl Cruz detalló que una de esas dificultades se presentan a causa de la falta de canales capacitados: “nos ha costado mucho trabajo encontrar socios habilitados en big data. Creemos que en la medida en que se den cuenta del beneficio comenzarán a interesarse”, y a partir de ello poder cubrir más territorio.

Se cree que este bajo porcentaje de canales, más allá de la falta de conocimiento sobre la oferta se debe a que para ellos representa un cambio de perfil: “éste es un negocio que requiere de una estructura nueva y diferente, se tiene que invertir en entrenamientos para el área comercial, como para la técnica, para conocer el funcionamiento de la tecnología y el negocio de los clientes para que puedan lograr automatizar sus procesos”, indicó Cruz.

En segundo lugar se destaca el mal desempeño macroeconómico actual que evidentemente afecta a las empresas y su inversión planeada en proyectos tecnológicos.

En tercer lugar se habla de la falta de cultura en los negocios; el desconocimiento de las aplicaciones que ellos pueden poner en práctica y el beneficio que se alcanza. Le Lorier, resaltó que el mayor problema en la PyME está sobre todo en: “La dificultad de convencer a las empresas en hacer la inversión”, pero indicó que con un enfoque de retorno de inversión el cliente entienda, se puede superar este conflicto. “Lo difícil es encontrar el equilibrio entre lo que se quiere y lo que se debe de invertir”, continuó Wulfrano Moreno.

Saúl Cruz destacó que una limitante más se identifica en las prácticas desleales de fabricantes y canales: “Es muy común que los primeros no respeten las cuentas de los segundos y eso limita mucho el desarrollo de la industria. La solución es muy idealista porque a veces hay manejos no transparentes, pero tanto marcas como socios deben de adoptar prácticas honestas y no permitir esquemas de corrupción desde su estructura interna. Y eso va desde no aceptar por ejemplo que el gobierno pida de modo cínico un porcentaje del proyecto, pero tal vez muchos piensan que si no lo haces no vendes pero al hacerlo entonces se aceptan prácticas que también los afectan a ellos”.

Habilidades que debe adquirir el canal

Cómo ya se destacó una de las limitantes que los especialistas encuentran es la falta de talento en el tema, pero qué debe de hacer un canal y en qué sentido debe formarse, de acuerdo con Saúl Cruz, una de las primeras consideraciones debe ser la adopción de prácticas de negocio internacionales, con una estructura formal clara. “Muchos de ellos se manejan de modo informal, son más que organizaciones, autoempleados lo que les resta seriedad, y estos modelos no pueden prevalecer.”

Con formar una estructura internacional y formal se refiere a la adquisición de diversos factores tales como: el monitoreo de negocio, manejarse con transparencia y fortalecer la cultura empresarial, diferenciar perfiles y roles dentro de la empresa porque, “No se puede ser el consultor, vendedor y técnico un todólogo, además los canales ya no pueden depender del compadrazgo del mayorista o fabricante, sino de su conocimiento y habilidad para abordar los proyectos”, determinó Cruz.

“Recordemos que los nuevos esquemas de distribución han quitado negocio al distribuidor por lo que debemos decir que los que no se transformen van a desaparecer. Hoy dos terceras partes de los canales siguen asociados a la venta transaccional y solo una tercera parte busca la venta de servicios, esto tiene que cambiar y es una batalla perdida frente a los detallistas así que no tienen sentido competir por volumen”, sentenció el directivo de Select.

Referente a las capacitaciones que se requieren para big data,  Wulfrano Moreno enumeró distintas disciplinas que van desde matemáticas con algoritmos aplicados para mercadotecnia, publicidad para la entrega de servicio. De igual modo se requiere entrenamiento a nivel ejecutivo en el dominio de la información para tener la capacidad de tomar decisiones con base a la información resultante de las herramientas del big data.

En el caso de Camaleón Interactivo que aborda, analíticos y dashboard interactivos, su formación se enfocó a la habilidad de recopilar información y estandarizarla. “Por el lado técnico es importante tener conocimiento de explotación de base de datos y se requiere de recursos que conozcan bien la información”. Asimismo Martínez se mostró a favor de la especialización por solución: “No buscamos ser experto en todos los nichos a nivel técnico, podemos conocer todas las plataformas y la propuesta global para guiar a nuestros clientes y ofrecer consultoría, pero nos debemos de dedicar a capacitarnos por áreas”. Por ende también subrayó que la creación de redes especializadas de distribuidores favorece el alcance de los proyectos.

Con lo anterior coincidió Moreno, ya que conscientes de su especialidad ambos ejecutivos de esta compañía reconocieron el valor de la especialización y en el conocimiento por vertical y por tecnología, porque: “Quien piensa que maneja big data y ERP, logística CRM, etcétera se sobreestima”, abundó.

Al hablar de servicios en big data se destaca no solo la asesoría y consultoría previa a los usuarios, sino también, “En la operación día a día y las necesidades que surgen para resolver ciertos problemas. También podemos dar servicios de mantenimiento que es la parte más importante para que las soluciones sigan funcionando, así como la oferta del modelo de de big data y software como servicio para generar ofertas de nicho y me refiero no solo como consultores sino para generar propiedad intelectual”, acotó Wulfrano Moreno.

Los canales y las marcas

Optisoft que es una de los socios principales de SAP, destacó que para ellos fue importante ubicar a la compañía en las que puedes encontrar apoyos, así como una amplia oferta que posibilite la extensión de su portafolio en diversos sentidos desde un solo punto: “Trabajamos con la marca porque ofrece muchos componentes que van desde el análisis predictivo, de texto, semántico, replicación, limpieza de datos, tecnología de base de datos en memoria y componentes complejos que no es fácil que una sola compañía controle”, describió.

Para Miguel Martínez, la elección tecnológica se debe a una búsqueda de soluciones que cumplan con estándares de calidad y los criterios de desarrollo actuales, por ejemplo: “En analíticos nos fijamos en la capacidad de procesamiento y la velocidad de análisis que cada marca ofrece. Pero también nos importa trabajar con aquellos con los que se pueda trabajar de cerca, realizar demos, te ofrecen entrenamientos técnicos y ofrecen buen margen”.

Compartir nota

Autor Brenda Azcarategui