La nueva era de Systimax

La ahora ex división de cableado estructurado de Avaya, pertenece al fabricante CommScope. Dicha compra complementará su portafolio en el terreno de redes LAN y amplias. Matías Fagnilli habló sobre los pormenores de la nueva estrategia en México.

De acuerdo a un comunicado global publicado hace un mes, Avaya Communications anunció la venta de su unidad de soluciones de cableado estructurado, Avaya Conectivity Solutions a CommScope, en la que se encuentra la compañía Systimax.
Con la operación se abren nuevas posibilidades de negocio, ya que CommScope y Systimax complementarán sus respectivas ofertas. Cabe destacar que los canales de ambos fabricantes seguirán manejando la oferta como lo hacen en la actualidad.
En torno a los movimientos y la nueva estructura de la fusión, Matías Fagnilli, gerente técnico de Laboratorios Systimax para Caribe y América Latina, platicó con eSemanal.
Caminos entrelazados
El pasado 27 de octubre, CommScope anunció que firmó un acuerdo con Avaya para la adquisición de sus negocios de soluciones de conexión (ACS) por un total de $263 millones de dólares.
El área ACS se dedica al diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de soluciones de cableado estructurado empresarial, todo ello con base en redes de área local (LAN).
Cabe señalar que ACS es conocida como la rama más eminente de cableado estructurado para soluciones LAN, sobre todo por su tecnología y particularmente con las soluciones de conexión de última generación Systimax.
Por su parte, CommScope es una compañía que dedica 85% de su negocio a soluciones de conexión de cable coaxial de banda ancha para aplicaciones de fibra híbrida coaxial (HFC); además es proveedor de cable de fibra óptica para HFC.
Dicha compañía manufactura sus cables en siete fábricas del mundo, cinco de ellas en Estados Unidos, una en Brasil y otra más en Bélgica. La facturación del fabricante durante el año que terminó se sitúa alrededor de $555 millones de dólares.
Fagnilli comentó que es incierta la dinámica de trabajo entre ambas empresas porque aún se encuentran en el proceso unión: “Lo que se espera es que se maneje como Systimax by CommScope”, con el objetivo de aprovechar la marca y el mercado de Systimax.
Detalló que a la fecha Systimax pertenece a Avaya porque el proceso de compra dura alrededor de 90 días, los cuales terminan el 31 de enero de 2004: “Estamos en el periodo de legalización de la fusión, a partir del 1 de febrero será Systimax by CommScope”.
Fagnilli agregó que el objetivo es potenciar los dos negocios: “Bajo ningún punto de vista deben cambiar las políticas de los negocios, ya que ambas empresas contarán con herramientas para ser más competitivas”.
No cambia su canal
En el tema de la comercialización, el directivo comentó que no habrá ningún cambio con los distribuidores: “Tanto los de CommScope como de Systimax están focalizados en su negocio; sin embargo, a pesar de que existen casos en que algunos distribuidores de Systimax comercializan las soluciones de CommScope, la distribución se manejará como hasta el momento”.
Debido a que los negocio de Systimax y CommScope son considerados de valor agregado, la subsidiaria de Avaya sólo tiene dos distribuidores mayoristas en México: Anixter y Graybar, quienes a su vez forman un reducido grupo de integradores o socios -como les nombra el fabricante- que venden soluciones.
“Existe 98% de relación entre los dos portafolios de soluciones, CommScope tiene el liderazgo de la planta externa y Systimax en la planta interna”, agregó el directivo.
En cuanto a la forma en que repercutirá en México la alianza, Fagnilli detalló que empezarán a trabajar en América Latina para darte un punto de vista más abierto, ya que Systimax cuenta con divisiones en cada uno de los países de la región. No obstante, CommScope no tiene presencia en todo el territorio debido a su modelo de negocio.
“Está pensado para que crezcan las dos divisiones; lo que se busca es que ambas sean focalizadas sobre la infraestructura, pero no habrá cruces en lo que es el modelo comercial”, agregó el entrevistado.
Destacó que en México la unidad de negocio es representada por él mismo, por lo cual no cierra la posibilidad de que la unidad crezca en número de personas: “Aclaro: no vamos a manejar el nuevo negocio y lo que es planta interna sigue siendo planta interna”, finalizó Fagnilli.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap