El comercio electrónico ha registrado avances en el mercado mexicano en los últimos años. Basta con observar las tendencias de consumo de los usuarios mexicanos para identificar el cambio que han tenido tanto los hábitos de compra como las ofertas digitales de servicios y productos por medio plataformas digitales. Aunado a lo anterior, una mayor compatibilidad de servicios, principalmente de entretenimiento, entre diversos dispositivos posibilita nuevas alternativas de consumo para los usuarios mexicanos.