Protección de datos personales: de la obligación a la oportunidad

Los datos personales tienen un valor incuantificable, al tratarse de información que notifica el pensar y actuar de un individuo; sin embargo, pocas veces tenemos conciencia del valor de nuestra información personal, proporcionándola a terceros sin importar cómo y por quién será utilizada.

Lo anterior, aunado a las tendencias tecnológicas que permiten acceder o emitir información desde cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que gran parte de las personas desconocen y/o no tienen control de su información, vulnerando su propia seguridad.

Jesús Sánchez, director de Tecnología en Everis, subrayó que es un deber de las empresas contar con la asesoría legal, así como la infraestructura tecnológica para dar atención a los usuarios que realicen solicitudes en el ejercicio de los derechos que garantizan a las personas el poder de control sobre sus datos personales (ARCO).

No obstante, de acuerdo a los resultados del primer estudio de protección de datos personales en la industria de Internet en México realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI), tan sólo tres de cada 10 empresas encuestadas dijeron tener un proceso interno para la atención de dichas solicitudes.

El contexto
En México fue hasta 2002 que se tomaron medidas con la publicación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, en donde por primera vez se otorgaba al titular de los datos el derecho de decidir cómo y para qué utilizarlos.

También se estableció que los datos personales constituyen información confidencial y requieren del consentimiento de los individuos para su difusión, distribución o comercialización.

Al tiempo que se crearon los mecanismos de ejercicio sobre los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición).
Posteriormente, se realizaron dos reformas en alusión a la protección de los datos personales, pero fue hasta 2009 que se atribuyó al Congreso Federal el poder para legislar en la materia a nivel privado, publicándose un año después la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares (LFPDPPP), y en 2011 su reglamentación (RLFPDPPP).

Isabel Davara de Davara Abogados, explicó que dicho reglamento especifica su aplicación en el tratamiento de los datos personales contenidos en soportes físicos o electrónicos que hagan posible el acceso a la información, independientemente de la forma o modalidad de su creación, tipo de soporte, procesamiento, almacenamiento y organización.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap