sábado, julio 21

CFDI 3.3 es un negocio rentable, pero con múltiples desafíos

0
Compartir nota

•EL SAT REALIZÓ MÚLTIPLES MODIFICACIONES EN LOS ÚLTIMOS MESES
•LOS INTEGRADORES CAPITALIZAN ACTUALIZACIONES, SOPORTE Y CONSULTORÍA
•PARA MARZO ENTRARÁN EN VIGOR NUEVOS COMPROBANTES DE PAGO

Desde que se hizo obligatoria, la emisión de comprobantes fiscales digitales ha representado una gran oportunidad de negocio para desarrolladores, integradores y consultores que implementan los sistemas, además de brindar mantenimiento. Actualmente la nueva versión 3.3 del CFDI representó una nueva fuente de rentabilidad para el canal.

Ulises Mascote, director general de Integración Al Futuro, mencionó: “Nuestro proveedor es Contpaq i, en este proceso nos facilitó seguimiento a través de actividades de habilitación a nivel técnico y comercial. Así podemos brindar seguimiento a los clientes tanto en actualizaciones como asesorías, esto también nos permitió captar nuevos usuarios”.

Si bien los desarrolladores tuvieron seis meses para actualizar sus soluciones y cumplir con los requerimientos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dicha autoridad estuvo realizando diversas modificaciones durante el último semestre de 2017. Uno de los principales mercados para el canal es la micro, pequeña y mediana empresa (PyME).

Uno de los diferenciadores de las marcas locales es su capacidad de responder a las necesidades de la autoridad local, situación en la que tienen ventaja en relación con los grandes desarrolladores globales. Para los contribuyentes, el principal reto está en tener un conocimiento claro y puntual de los cambios, además cómo se puede cumplir con estos.

Ulises Mascote, Integración Al Futur

Dorian Martínez, director general SoleTI Consultores, agregó: “El proceso de actualización empezó en junio del año pasado y se extendió hasta enero de 2018, somos representantes Microsip. El principal reto es acercar información precisa a los contribuyentes, por ello realizamos seminarios en línea, cursos presenciales y campañas de correo electrónico”.

Modificaciones a la nueva versión
El cambio que mayor impacto tuvo en la operación de los contribuyentes fue la homologación de catálogos de artículos donde se deben reportar los productos y servicios que se comercializan. Pues la autoridad cuenta con una base de alrededor de 50 mil categorías que deben adecuarse al portafolio de cada empresa, así busca tener un mayor control al respecto.

“Debido a los constantes cambios el proceso de actualización se dio por etapas, esto nos retrasó un poco pero prácticamente la totalidad de nuestra base instalada ya emite versión 3.3. Esto también mejora las actividades de los contadores, así pueden mejorar los procesos de recopilación de información para realizar la contabilidad en línea”, afirmó, Mascote.

La idea es que la autoridad tenga un mayor nivel de visibilidad de las operaciones de los contribuyentes, además de automatizar procesos, esto también beneficia a los usuarios. A mediano plazo se tiene la perspectiva de que el pago y cálculo de impuestos sea de manera transparente e independiente, incluso automática sin la necesidad de contadores.

Otro reto para los desarrolladores es adecuar sus diferentes opciones de sistemas, ya sean tradicionales, en renta o cloud, en este proceso algunas marcas han perdido competitividad al no responder a los cambios por parte de la autoridad, así los usuarios tienen que buscar nuevas opciones, lo que representa una potencial oportunidad para los integradores.

“El complemento de pago también tuvo cambios estructurales, todas estas modificaciones impulsan el negocio de las marcas locales que responden más rápido a dichos requerimientos. Es importante alinearse con la autoridad y reconocer los beneficios de la digitalización de estos procesos con mejor seguimiento en ventas e inventarios”, aseveró, Martínez.

De este modo, el SAT cierra el círculo donde cada operación administrativa de las empresas está respaldada por un documento digital, así resulta más sencillo dimensionar los impuestos que se tienen que pagar. Todo esto representó un incremento en las cargas de trabajo para los integradores, pero también acceso a un mayor volumen de rentabilidad.

Alberto Candela

Propuesta de Microtel de Toluca

•Consultoría en soluciones de TI e implementación Contpaq i
•Categoría de Distribuidor Master del desarrollador
•Portafolio: Comercial Premium, Adminpaq, CDFI, PoS y Nómina
•Identifica una falta de información para los contribuyentes
•Brinda talleres de actualización desde el pasado septiembre
•Actualmente 99.9% de su base ya emite la nueva versión
•Su principal diferenciador es el enfoque en servicio especializado
•Para este año busca incrementar su base de colaboradores

Perspectiva a mediano plazo
Se estima que la curva de negocio se extienda durante los meses de febrero y marzo cuando entre en vigor el nuevo comprobante de pago, para ello los proveedores también agregan valor a su oferta destacando funcionalidades como gestión de inventario, control de egresos e ingresos. Incluso es la oportunidad para iniciar con el proceso de automatización operativa.

Teresa-Palacios,-Asae-Consultores

Teresa Palacios, responsable administrativa de Asae Consultores, apuntó: “Desde principios del año pasado hemos enfrentado un proceso complejo, pero el nivel de demanda se incrementó en 60%. Las principales dudas están relacionadas con los catálogos de productos. Ante esto, Aspel realizó múltiples actividades de capacitación y aclaración de dudas”.

Debido al proceso electoral no se esperan grandes cambios por parte de la autoridad, por ello es importante que los canales se enfoquen en aclarar las dudas de los contribuyentes. Otro reto es que la micro y pequeña empresa no cuenta con los recursos para invertir en la actualización de los sistemas, por ello optan por emitir comprobantes con plataformas gratuitas.

Así las modificaciones tienen impacto en las reglas de validación, campos de registro numérico, validaciones en cálculos, tipos de cambio y catálogos homologados, además de las reglas de cancelación e incluso los complementos de nómina. Todo esto representa un desafío tanto técnico como comercial para fabricantes, integradores y contribuyentes.

Carlos Alatorre, director general de PC Consultores, destacó: “Distribuimos todo el portafolio de Aspel, una de las mejores herramientas fue el portal que abrió la propia autoridad, pero algunas dudas se resolvieron durante las propias implementaciones. La integración de las bases de datos también representaron un dilema para cumplir con la nueva versión”.

De acuerdo con la experiencia de los integradores, hacen falta más iniciativas de capacitación por parte de la autoridad, en relación con la oferta, esta se ha diversificado con más proveedores de sistemas administrativos e incluso desarrolladores de soluciones que se limitan a emitir facturación, de hecho el SAT cuenta con una plataforma propia.

Aspel,-Brian-Nishizaky

Aspel una marca confiable para el canal

La compañía dispone de bastante material para informar al canal sobre el proceso de migración. Su departamento de Soporte Técnico produjo tutoriales que sirven de apoyo para que sus distribuidores asesoren a los usuarios sobre cómo realizar paso a paso cada uno de los aspectos fundamentales de la versión 3.3 con los Sistemas de Facturación de Aspel.
Aunado a lo anterior, han recibido y atendido miles de llamadas diarias para resolver dudas de usuarios que por alguna razón postergaron su proceso de migración y facturación con la versión 3.3.

“Nuestra misión es coadyuvar en la automatización de las PyMEs. Sin duda la nueva Factura Electrónica implica que las empresas tengan la necesidad de voltear a ver a un Sistema que le ofrezca cumplir con las nuevas disposiciones fiscales al tiempo que le permita hacer más eficientes sus procesos y con ello su productividad; es lo que ofrece Aspel; en este sentido considero que la oportunidad de negocio que ofrecemos es para nuestro canal de distribución, quienes atienden a los usuarios, les brindan asesoría y ofrecen soporte”; afirmó Brian Nishizaki Simón, Director de Ventas en Aspel.

Reconfiguración del mercado
El principal desafío para el canal, es la diversidad de las bases de datos, las cuales se tenían que integrar con las suites administrativas, esto se tradujo en mayor rentabilidad para los socios con perfiles de consultoría. Con ello se incrementó la demanda en servicios; sin embargo, algunas micro empresas decidieron emplear opciones gratuitas de facturación.

“A lo largo de este año nos concentraremos en incrementar nuestra oferta de valor agregado para recuperar base instalada, ya que muchas empresas pequeñas dejaron de emplear los sistemas Aspel al no ser rentable para emitir la nueva versión de los CFDI. La idea es que vean que se trata de soluciones con inversión a largo plazo”, complementó Palacios.

Los contribuyentes deben reconocer que los sistemas administrativos entregan múltiples funcionalidades más allá de las plataformas de facturación. Así pueden optimizar sus operaciones para ser más competitivos e incluso con opciones para entrar a ambientes de automatización, es decir, representan múltiples valores agregados.

A través de la consultoría, el canal puede integrar las plataformas de las empresas, así las suites administrativas, utilerías de oficina y bases de datos, pueden conjugarse para ser más productivas en colaboración. En este sentido, es importante conocer lo procesos operativos de cada empresa para entregar soluciones a la medida que respondan a sus necesidades.

“Algunas de las dudas se resolvieron durante el proceso de actualización con los propios contribuyentes, para el mes de marzo esperamos otra área de negocio con la liberación del módulo de pagos. También damos seguimiento a requerimiento especiales que son más complejos, los sistemas Aspel ofrecen mayor valor”, destacó, Alatorre.

El volumen de la demanda superó en muchas ocasiones la capacidad de la oferta representada por los desarrolladores y los integradores, es decir, el lapso de tiempo para cumplir con la autoridad fue reducido. De hecho, algunos canales tuvieron que dejar de lado prospectos debido a su complejidad y optaron por atender actualizaciones más sencillas.

El negocio por delante
Los cambios constantes, por parte de la autoridad, durante el segundo semestre de 2017, fue otro desafío para la cadena de valor, esto representó jornadas de trabajo con horarios ampliados. Algunas modificaciones estaban directamente relacionadas con temas técnicos, por ello los desarrolladores tuvieron que ajustar su portafolio de soluciones.

Hans Schmal, director general de Plataforma Consultores, afirmó: “Tenemos 15 años en el mercado con el corporativo en Guadalajara y oficinas en Aguascalientes, CDMX, León, Puebla y Querétaro, contamos con una base de alrededor de 12 mil usuarios Contpaq i por ello trabajamos con un ecosistema de distribución a nivel nacional”.

El problema que representó el catálogo de productos y servicios radica en el hecho de se retomó uno de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que contempla alrededor de 50 mil productos. Ante esto la regionalización fue el principal desafío, así compartir toda esta información con los contribuyentes se hizo a través de seminarios de capacitación.

En general, el SAT busca tener un mejor control de las operaciones de las empresas para ser más preciso con el cobro de impuesto, de hecho la idea es que todo este proceso sea más sencillo para los contribuyentes. Por su parte la cadena de valor debe ser el asesor de los usuarios para resolver todas sus dudas y ayudarlos a cumplir con la autoridad.

Por su parte, Alberto Candela, director general Microtel de Toluca, acotó: “Nuestro principal diferenciador es el enfoque en la consultoría de tecnologías de la información, sobre todo en la implementación de sistemas Contpaq i, tenemos la categoría de distribuidores Master. La actualización es sencilla, pero falta información por parte del SAT.

Los contribuyentes deben conocer los cambios por diferentes vías lo que genera mucha incertidumbre y desinformación, por ello es importante que los propios integradores sean los responsables de dar seguimiento a las modificaciones dentro de su propia base de usuarios. También es necesario colaborar con los contadores para crear mejores sinergias.

Aprovechando el panorama
Además de implementar y actualizar sistemas, la principal labor del canal ha sido aclarar las dudas de los contribuyentes tanto a nivel técnico como fiscal, ya sea realizando seminarios presenciales o en línea. Incluso se brinda soporte vía remota, la idea es aprovechar todos los medios posibles para que las empresas cumplan con las medidas marcadas por el SAT.

Hans-Schmal,-Plataforma-Consultores

“Sabemos que es un proceso complicado pero los resultados son positivos, todo radica en emplear a nuestro favor dichos cambios, incluso nos pueden llevar a mejorar la cultura empresarial optimizando procesos. En general, el SAT quiere menos complicaciones, por ello adecua sus requerimientos para que los contribuyentes cumplan con los procesos”, argumentó Schmal.

La prioridad del canal debe ser que sus clientes cumplan con la autoridad y mantengan su nivel de operación, como diferenciadores pueden capitalizar tanto especialización como servicio. Tradicionalmente este tipo de integradores se comprometen con alguna marca puntual, esto le permite brindar mejor seguimiento a nivel técnico y de soporte.

“A pesar de la campaña informativa que realizamos, muchos clientes tenían dudas sobre la nueva versión 3.3 y el nuevo comprobante de pagos; también realizamos talleres que tenían costo donde se abordaron temas fiscales e información de las soluciones. La idea es atender a toda nuestra base instalada para que estén preparados”: puntualizó, Candela.

El crecimiento del negocio requiere que los integradores incrementen su base de colaboradores a nivel técnico y comercial, algunos buscan capitalizar el ambiente de cambio para incrementar su participación en el mercado. En este sentido, es importante destacar los valores agregados de su oferta para ser más atractivos para los usuarios.

Esto también demanda que los integradores estén actualizados en temas fiscales y técnicos, incluso de negocio, de no ser así perderán competitividad. Para esto es importante integrarse a las actividades de habilitación de mayoristas, desarrolladores e incluso tener retroalimentación con asociaciones de contadores o el propio SAT.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.