El canal, figura indispensable para impulsar empresas más competitivas

Compartir nota

Desde hace tiempo, tanto fabricantes como mayoristas han vislumbrado que el modelo tradicional de vender cajas no satisface las necesidades de los clientes, ni las propias, por ello se han dado a la tarea de sumar servicios como valor agregado en su búsqueda por ser más rentables.

Es una labor que han hecho extensiva al canal de distribución con entrenamiento y profesionalización, a través de cursos presenciales y webinars; diferentes modelos de financiamiento; inventarios disponibles; entregas a domicilio y consultoría en proyectos especiales, por mencionar algunos, todo ello con la finalidad de aportar herramientas adicionales al canal y concretar ventas, no de cajas, sino de un bien que satisfaga las expectativas del cliente final, acompañado de atención, soporte y un dominio en el tema tecnológico, que corresponda, capaz de dejar con “cara de what” al más avispado de los millennials.

Radical es el aporte que la tecnología ha generado en todo tipo de negocios. Inclusive se dice que sin la tecnología, muchas empresas ya no serían capaces de funcionar. Un ejemplo de lo anterior se da en la Pequeña y Mediana Empresa (PyME), principalmente en los comercios que transitan entre el pago en efectivo y/o la implementación de un punto de venta capaz de hacer cobros con tarjetas de crédito y débito para no dejar ir oportunidades. Beneficios como el cobro de servicios públicos, teléfono, pagos bancarios, etcétera, se unen al poder de atracción que ejerce la tecnología sobre los clientes, al incentivar visitas a los establecimientos, y todo ello desde el punto de venta.
Ahora bien, la asesoría y la capacidad de integración tecnológica, no es un bien que se compra en el retail, sino proporcionado por el expertise del canal, al ofrecer soluciones completas y acorde a las necesidades de los clientes, que agilicen procesos, que reduzcan costos en la operación y le permitan a una empresa operar en todo momento y en cualquier lugar, como lo dictan los tiempos digitales.

Del canal dependerá aumentar su ticket de venta, en ejemplos como los comercios que aún no cuentan con un punto de venta, quizá con la implementación de cámaras de video vigilancia, con un portal de ventas en línea, herramientas en nube, entre otras soluciones.

La transformación tecnológica seguirá creando oportunidades para hacer negocios, por ello, el canal de distribución debe continuar en la acumulación de nuevas habilidades y ser creativos para acercarse a los prospectos con soluciones en lugar de cajas.

Compartir nota

Autor claudia.alba