Servicio la bandera para ganar en software libre

Compartir nota

El negocio actual de software (SW) es uno de los más explosivos y jugosos en dinero y el open source se ha sumado a ello.

A decir de Oscar López, Software BU Supervisor de Ingram Micro, las soluciones de SW y el cloud son el futuro, sobre todo que al comercializarlo el socio se lleva un amplio margen de ganancia que difícilmente se lo dará algún otro producto tecnológico, ya sea consumibles, hardware, impresión, etcétera.

Alrededor de ello, el SW libre u open source parece que también tiene una gran oportunidad en el mercado, poco a poco mitos en torno a su seguridad y soporte por parte de quien lo provee van quedando atrás y la demanda va en aumento.

El código abierto, independientemente de la solución específica, se refiere a una plataforma primordialmente colaborativa, en la que, los que tienen una necesidad desarrollan una propuesta con base en un código, al cual le van haciendo mejoras o adecuaciones más personas de la comunidad.

“La diferencia del comunitario y el empresarial está que el soporte lo otorga quien lo desarrolla. En cambio, en el empresarial sí existe un número telefónico, una página Web y tiempos de respuesta”, comentó Agustín Miranda, Red Hat Champion de Team.

El mismo vocero compartió que una de las ventajas es que estas soluciones no tienen las limitantes de algunos programadores que trabajan en las casas de software propietario o closed source, este se enriquece gracias a la comunidad y los que se van sumando día con día.

Para entender mejor esta fórmula, Alejandro Apan, director general de Neocenter, explicó que se puede clasificar en varios puntos: libre pero no abierto, es decir, alguien que desarrolló un programa o una aplicación, la regala y no cobra por su uso.

El que es abierto completamente con acceso al código, por lo que se puede conocer y modificar, aunque en muchos casos hay que seguir ciertas reglas internacionales sobre desarrollo dependiendo del tipo de licenciamiento en el cual esté basado este código. “Hay algunos que señalan que puedes modificarlo y no se puede cobrar nada por él y lo que tú desarrolles estás obligado a regresar las mejoras a la comunidad, por ejemplo”, dijo.

Hay otro que a pesar de ser software libre, sigue siendo de propiedad intelectual del creador y aunque se puede modificar, lo que se desarrolle es de su propiedad, entre otros.

Compartir nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *