La marca fue informada de una nueva variante del ransomware Petya, que afecta a las organizaciones de todo el mundo. “Se han recibido reportes de organizaciones del Reino Unido, Ucrania, Holanda, España, Estados Unidos y otros países. Hemos descubierto que el ransomware se está propagando lateralmente dentro de las organizaciones a través de una vulnerabilidad del protocolo SMBv1”, comentó Kris Lamb, vicepresidente y director general de Seguridad en la Nube de Forcepoint, en un comunicado.