lunes, octubre 22

Alarmas prevención que da oportunidad de ganar

0
Compartir nota

LA CULTURA DE PREVENCIÓN ES UNA DE LAS QUE MÁS SE DEBE IMPULSAR PARA EVITAR EVENTOS DESAFORTUNADOS RESULTADO DE LA INSEGURIDAD QUE SE VIVE EN EL PAÍS. PARA LOGRARLO, EL CANAL JUEGA UN PAPEL FUNDAMENTAL CON LA IMPLEMENTACIÓN DE SISTEMAS DE ALARMAS EN LAS INSTALACIONES DE CASAS HABITACIONES, ASÍ COMO DE PEQUEÑAS, MEDIANAS Y GRANDES EMPRESAS.

En México, tan sólo en el año 2017 se registró el aumento de robo a negocios en 52% y robos con violencia en 32%, en comparación del año anterior. En cuanto a intrusiones a casa habitación se registraron en este mismo año 5.85 puntos de variación promedio versus del 2016 que fue de 5.65, de acuerdo con el Reporte sobre delitos de alto impacto, del Observatorio Nacional Mexicano. Estas cifras nos muestran el incremento de los actos delictivos que permean en la realidad de la sociedad mexicana.

Para garantizar la seguridad de nuestros bienes y prevenir delitos, la tecnología se vuelve una herramienta útil que contribuye a inhibir o reducir el impacto en caso de sufrir una eventualidad no deseada. Por ejemplo, los sistemas de videovigilancia son un mercado que se ha vuelto muy popular y crece vertiginosamente gracias a que a través de ellos podemos monitorear los espacios que queremos proteger.

También los sistemas de control de acceso que nos ayudan a impedir la entrada a personas no deseadas a ciertos espacios, es otra de las posibilidades que nos ofrece la industria para la protección. Por su parte, las alarmas también tienen un alto nivel de demanda y se requieren para alertar a los usuarios de una violación de espacios, que de acuerdo con Fernando de la Vega, director comercial de Integradora de Alarmas y especialista en el tema, es hasta ahora el sistema más recurrido de seguridad perimetral. En su caso, un 50% de las integraciones son de alarmas, 35% de su portafolio de videovigilancia y 15% restante de control de acceso.

No obstante, a pesar de las posibilidades que la tecnología nos ofrece, se percibe que en México aún no se ha propagado la cultura de prevención, o al menos no al mismo ritmo del crecimiento de los actos delictivos. “El país con más consumo de alarmas en América Latina es Chile y es el que tiene los índices más bajos de delincuencia. En México, en los noventas, las ventas eran de manera preventiva y el 30% de los proyectos porque ya habían sufrido una intrusión. Hoy es al revés, 80% de los proyectos es de manera correctiva”, indicó el especialista.

Aseguró que hace falta crear una cultura que desaliente a los delincuentes. “En los 90s vendíamos 20 sistemas al mes, hoy hemos duplicado el número de ventas, pero no es proporcional al crecimiento de la delincuencia, actualmente se ha desatado una ola de robos, sobre todo en casa habitación. A pesar de ello, hay muchos que no tenemos la cultura de prevención para cubrir vulnerabilidades punto a punto”.

Integradora de Alarmas, es una empresa mexicana basada en la ciudad de Puebla, con presencia en distintos puntos de la República Mexicana; comenzó operaciones en 1993 integrando en un principio sistemas de alarmas para automóviles. Actualmente su propuesta se amplió al mercado de videovigilancia y control de acceso personal y vehicular, así como sistemas de alarmas para el hogar y PyME, incluso tienen capacidad de cubrir el corporativo, como ejemplo, las integraciones que han hecho a la industria automotriz en Audi o VW. Según el directivo, en su experiencia han detectado que la instalación de este tipo de sistemas ayuda a inhibir y reducir el impacto de un robo, en gran medida.

Fernando de la Vega destacó que un proyecto de seguridad debe de ser integral: “Comienza con la seguridad física de chapas, ventanas, candados, luego con sistemas más avanzados como videovigilancia y alarmas. Pero también debemos de considerar que en un alto porcentaje los robos están relacionados al personal interno de la casa o empresa, se estima que de cada 10 robos sólo tres son provenientes de externos que no tenían ninguna información relacionada”, por lo que lo mejor es contar con un plan integral que reduzca ataques potenciales.

El directivo reveló que a través de su central de monitoreo detectan al menos 10 eventualidades verídicas al mes y afirmó que han evaluado las cifras de la competencia y son equiparables a las suyas. “De esos 10 casos, con un sistema de sirenas se logra frustrar tres, y del resto se minimizan los daños, ya que el ladrón tiene menor tiempo de operación”.

GHIA una opción para PyME
Una marca mexicana que puede cubrir las necesidades de los integradores en algunos de sus proyectos con su línea Horus de alarmas, es Ghia, que ofrece seguridad para los hogares y PyME’s a un precio accesible. “El producto está diseñado para interiores y se requiere WI-FI o GPRS. Además se puede integrar con otros sistemas siempre y cuando sea a través de radio frecuencia de 433 MHz”, explicó Rafael Ascencio, gerente de producto de la marca.

Añadió que para los canales ofrecen inventario disponible en todos los estados de la República Mexicana y cuentan con centros de servicio para hacer válidas las garantías. Una de las ventajas es que ofrecen kits que incluyen el panel de control, las alarmas, sirenas, el control remoto, los sensores de movimiento y los sensores de puertas.
rascencio@ghia.com.mx

Tecnología de alarmas
En cuanto a alarmas se refiere, existen dos tipos, aquellas que son de robo y de asalto.
–Alarmas de robo. Son aquellas que se activan con movimientos inusuales, gracias a los sensores y detectores fotoeléctricos y alertan a las personas a través de sonido, o bien por alarmas vía remota, de la apertura de ventanas, puertas, violación de espacios no autorizados o de la ruptura de cristales y muros.

–Alarmas de asalto. Para cuando la gente está dentro de los sitios que están siendo vulnerados. En este tipo de proyectos se manejan accesorios como botones de asalto fijos que pueden colocar en las cajas registradoras, mostradores, baños, o bien se hace uso de botones inalámbricos. “Estos son como los que se usan para abrir coches o para el caso de las cajas registradoras tenemos trampas de billetes, que al tirar se activa una alarma; los llamamos money clip”, indicó de la Vega.

Este tipo de soluciones pueden costar desde los 3500 pesos en su modalidad más básica y una mensualidad de 400 pesos para el servicio de monitoreo. El cliente sólo necesita una línea telefónica. En los mayoristas se pueden encontrar por kits que incluyen el panel de alarma, los gabinetes, el teclado y el transformador.

El directivo comentó que una de las características más importantes al trabajar con una marca es que éstas no generen falsas alarmas, “Si la alarma se dispara por una falla del producto, los clientes no perdonan y por esto puedes perderlos. En el mercado hay muchas marcas que generan estas falsas alarmas, nosotros hemos probado muchas de ellas. Por ello decidimos trabajar con las de más calidad, por ejemplo, integramos Honeywell, es reconocida y tienen mucha tecnología desarrollada en Israel. Además, otra ventaja es que en su producción masiva han abaratado mucho los costos”.

“En cuanto a la innovación tecnológica de las alarmas, en los setentas eran sensores magnéticos, actualmente migran a la electrónica, en realidad no ha habido mucha innovación, pero donde sí hay mucho desarrollo es en la comunicación a la central; antes era telefónica y era fácil de sabotear y hoy hay vía radio TCP/IP y celular”. Otra evolución importante se puede ver en el software de administración que da más flexibilidad para monitorear más cuentas y que ofrece diferentes características.

Por otro lado, los sistemas, también pueden integrarse a la misma red de videovigilancia y control de accesos, no obstante, el especialista agregó que en su opinión esto no es muy recomendable, ya que cuando se vulnera un sistema pueden caer los tres, por lo que es mejor el control de modo independiente, destacó que sólo la gran industria y los grandes corporativos lo incluyen todo dentro del mismo proyecto.

Ahora bien, para poder ser un integrador de alarmas se debe ser también un asesor, ya que antes de la integración es importante realizar diagnósticos de vulnerabilidades, “Todas las casas y empresas varían, ya que sus accesos son distintos y se hace una revisión de los espacios para saber de las vulnerabilidades particulares de cada uno, con ello se planea qué áreas se deben de reforzar con la tecnología que ofrecemos. Para ello debemos de estar bien capacitados y entrenados, debemos de saber pensar como un ladrón”, explicó.

La importancia de los estándares
Algo muy importante que subrayó Fernando de la Vega es que para ser un integrador se debe de estar apegado a los estándares y normas de la industria. “Hay muchas empresas que no reúnen que los estándares únicos de instalación, así que nos encontramos con muchos que están improvisados y sin estándares vienen las fallas. Lo anterior afecta a toda la industria y decepciona al cliente”.

Los estándares garantizan que los integradores ofrezcan servicios de calidad y que no dejarán sin servicio a los clientes, “Por ejemplo, debemos de contar con líneas telefónicas redundantes, respaldo de servidores, tierras físicas, porque si se cae la central puede afectar a los clientes. Por ello como empresa renovamos nuestros estándares de modo anual con la Secretaría de Seguridad Pública”.

Como sabemos y hemos detallado en muchas ocasiones, los proyectos del canal pueden crecer con la oferta de servicios y en el caso del portafolio de alarmas no es la excepción, por ejemplo, empresas como Integradora de Alarmas han invertido en centrales de monitoreo para hacer de ésta su principal extensión de sus negocios, con el control de los espacios de sus clientes. “Esto funciona ya que el panel o control de alarma tiene una serie de dispositivos o periféricos que reciben una señal y al detectarla se marca un número IP y tenemos receptoras, contamos con un software que tiene los datos de los clientes que se filtran con el contacto a través de preguntas de seguridad para saber si no es una falsa alarma, si no es se sigue una serie de protocolos y si nos da la palabra cancelamos el aviso a la policía”. El especialista recalcó que a pesar de que también trabajan con CCTV, “No lo monitoreamos por que la privacidad del cliente se vulnera, por eso preferimos que el cliente sea quien lo monitoree. En algunos protocolos de actuación podríamos acceder al video, pero no creemos en el monitoreo constante del video”.

En cuanto a los mayoristas, a decir del directivo, los más importantes en el país con un buen portafolio de alarmas son: Syscom, Magocad e Inalarm. “Hemos trabajado con todos, pero en nuestro caso con el que más trabajamos es con Syscom, tenemos líneas de crédito con ellos, y nuestra elección de este mayorista es porque tienen un buen servicio en cuestión de entregas, cuentan con grandes almacenes y servicios de garantía, asimismo tienen laboratorios y soporte técnico muy específico, lo cual es de mucho valor cuando los equipos son nuevos”.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.