El camino hacia la vida digital


•Las redes inalámbricas son básicas para el desarrollo de este segmento
•Factores como precio y facilidad de instalación, las necesidades primarias

Gracias a tecnologías como la red inalámbrica, la conectividad pasó a ser de uso primordialmente empresarial para trasladarse a los hogares. Es por esto que en la actualidad, estudiantes, amas de casa o profesionistas trabajando por su cuenta acceden a recursos innumerables sin tantas complicaciones y de una manera cada vez más rápida y segura.

Evolución
Para Efrén Olguín, gerente de Cuentas y Ventas de D-Link América Latina, la conectividad residencial en estos últimos años ha tenido auge debido en gran medida al servicio relativamente económico que se oferta en este sector, pues al día de hoy 50% de la gente se conecta desde su casa.

Desde el uso del módem, el cual era lento y cortaba la comunicación constantemente con un ancho de banda muy limitado, hasta nuevos dispositivos, mayores velocidades y la banda ancha que hoy evoluciona día a día, las redes para el hogar se vuelven cada vez más significativas.

espdig1Por su parte, para Jaime Castro, director general de Trendnet, una red en el hogar consta de una serie de dispositivos para compartir información y una conexión a Internet y esta se da principalmente con tecnología inalámbrica.

“A diferencia de una empresa, difícilmente se quiere instalar cableado en casa, así que se opta por redes móviles, evitando cables, canaletas o cualquier cosa que distorsione la estética del lugar, además que son sencillas de instalar”, declaró Castro.

Además, otro detonante fue el consumo de equipos portátiles, pues al año y medio de haber nacido las netbooks, han logrado grandes ventas en el mercado, el cual tiene como objetivo usuarios caseros.

“Sobre todo porque van hacia un mercado de consumo en el que el estudiante o el ama de casa comienzan a tener acceso por medio de estos dispositivos y se desarrollan nuevas necesidades”, comentó Olguín.

Actualmente, y a decir de Martín Guerrero, director de Ingeniería Preventa de 3Com, incluso ya en otras latitudes del mundo existen soluciones de fibra óptica para la casa (fiber to the home), en donde se entrega hasta un giga a través de esta solución.

En México, el estándar más popular, entre otras cosas por el costo, es el “g”, el cual ya está muy extendido, estable y probado, permitiendo compartir información a velocidades de 54 Mbps, con lo que se puede, soportar correo electrónico, chat e incluso videoconferencia en aplicaciones como NetMeeting, Messenger o Skype.

Ahora estamos en una época de transición a tecnología “n”, según Olguín, donde de 54 se pasa a 300 Mbps, con mayor velocidad y ancho de banda. “Se podrán transmitir en la red de su hogar películas de alta definición, por ejemplo, sin cortes de comunicación”, señaló.

Las piedras en el zapato
También hay ciertos límites, sobre todo en ancho de banda, compartió Castro. Dentro de ellas están las aplicaciones de multimedia, pues éstas consumen muchos recursos y en determinado momento pueden saturar la red.

Incluso y siendo muy común, pueden presentarse interferencias con los equipos y señales de lugares vecinos, por ejemplo, al escanear las redes que se encuentran disponibles se puede identificar la del vecino, cafetería o la tiendita, teniendo una saturación del espectro de la banda de 2.4 GHz, que es la frecuencia en que trabaja la mayoría de esta tecnología.

O por ejemplo, el funcionamiento de un teléfono inalámbrico, que en su mayoría trabajan en dicha frecuencia y pueden ocasionar deterioro en la señal de la conexión del router, el cual se conecta a 2.4 GHz.

Para ello, el director general de Trendnet compartió que existe solución para evitar interferencias. “A la par de esa banda, existe otra que es de 5.0 GHz y se pueden adoptar equipos que trabajen en esta frecuencia, lo que impide la interferencia, pues es difícil que dispositivos como el teléfono casero inalámbrico acceden a ella”, dijo.

También hay equipos con tecnología Dual Band, que funcionan a velocidad de estándar “n” pero en 2.4 y 5.0 GHz, permitiendo navegar más rápido y optar por cualquier frecuencia.

“Incluso tenemos equipo ‘n’ a una velocidad de 150 Mbps, para la gente que no necesita los anchos de banda de una conexión a 300 Mbps pero a precio de producto de entrada”, abundó Castro.
Es importante resaltar que este segmento de mercado es sensible a los costos y los fabricantes orientan esfuerzos para satisfacer esta característica.

Red prevenida vale por dos
Otro punto a destacar es la seguridad, pues siendo soluciones para hogar es común que los usuarios no le den importancia a la información en general que manejan, como lo aseveró el representante de D-Link.

“Mucha gente no instala antivirus en sus portátiles o no pone rangos de protocolos a sus passwords para no detectar sus redes inalámbricas. Para fines prácticos, todo documento es de suma importancia y la seguridad es algo que se tiene que trabajar mucho con el cliente”, dijo.

Para lo anterior, existen opciones que minimizan el riesgo de intrusos, robos de identidad e información o utilización de la red sin permiso.

“Uno es la seguridad que tienes en tus datos inalámbricos, como el WEP, el cual es un estándar básico de seguridad. Y están el WPA y el WPA-PFK, algoritmos de seguridad más robustos para la tecnología inalámbrica”, abundó el directivo.
Otra opción es la que está en el firewall y es importante que lo tenga el ruteador lo suficientemente poderoso para que nadie se introduzca a través de la conexión de Internet.

El hogar digital
No todo gira alrededor de navegar por Internet, mandar correos o utilizar aplicaciones multimedia, este segmento está marcando una tendencia que si bien es naciente, cada vez es menos extraño escuchar sobre ello.

Gracias a esto, muchos jugadores han volteado a ver este segmento de mercado como oportunidad real de negocios.

A pesar de esto, y debido a la naturaleza de los equipos y los periféricos que se requieren, aún no penetra en todos los niveles socioeconómicos.

Según Olguín, principalmente se desarrolla en un nivel alto y esto determina el tipo de productos que se están consumiendo y el modelo de canales al cual acuden para satisfacer esas necesidades.

Basado en cifras de la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación de Mercados y Opinión Pública (AMAI), el vocero de D-Link compartió que 7.6% de los 105 millones de mexicanos representan la clase AB; la clase C+ tiene 13.7, mientras la C 17% y la clase D+ 36.4%.

Debajo de ésta se encuentra la clase D y la E prácticamente conformada por gente en pobreza y pobreza extrema.

“La clase D+ es la clase media y está muy abierta al consumo de la tecnología de acuerdo con su bolsillo, como routers ‘g’ o cámaras de bajo costo; mientras que en las dos primeras categorías sus necesidades de tecnología las satisface en una forma inmediata e incluso impulsiva, adquiriendo todos los dispositivos disponibles para un hogar digital, como televisiones con acceso a Internet, plataformas de videojuegos y computadoras en cada una de las habitaciones, las cuales están conectadas de manera inalámbrica”, señaló.

“El consumo es aspiracional, la clase media pretende esos gadgets y lucha por conseguirlos, mientras que la clase marca la pauta a seguir”.

Por otro lado, Guerrero de 3Com, mencionó otros productos que ya se relacionan con el hogar digital, como refrigeradores conectados a la red con la capacidad de monitorearlos desde cualquier punto para saber los alimentos que hay y los que faltan, o las lavadoras, o por ejemplo, para bajar nuevos programas de lavado e iniciar su funcionamiento de forma remota.

“Ya viene otro fenómeno que es la TV por IP, donde realmente los canales van a llegar a través de la red de datos en lugar de las formas tradicionales”, abundó.

SoHo
Para la gente que tiene su oficina en casa, las redes son de vital importancia, pues es ahí donde desarrollan y apoyan la mayoría de sus actividades, a lo que Olguín compartió:
“Al mercado de consumo muchas empresas lo clasificamos como Small office and Home office y está inmerso dentro de este nicho, cumpliendo sus necesidades con la tecnología que se oferta para este segmento”.

Otro factor importante es el precio y la disponibilidad del producto, pues mientras los fabricantes y mayoristas oferten estas características pueden pelear por este mercado.
“Creo que es una de las mejores formas para seguir siendo productivos sin necesidad de estar presentes en las compañías. Recordemos que fue clave en muchas empresas con el tema de la influenza el año pasado”, dijo Castro.

Mientras Guerrero aseguró que ellos comenzaron a pensar en hacerle la vida fácil a este usuario y como muestra mencionó el wizard, herramienta que va haciendo preguntas muy sencillas para hacer una configuración de acuerdo con las necesidades.

Canal
El objetivo para compañías comoD-Link es capacitar bien a los socios, dándole las herramientas para que abarquen nichos de negocio como small business hasta corporativos.

“Sabemos que hay bastante conocimiento en el manejo de redes por parte del canal y específicamente en redes inalámbricas y esto es bueno porque dan soporte en la instalación en el hogar creando un plus en la oferta”, mencionó Olguín.

Sin embargo, el retail es otro de los canales al cual diferentes usuarios finales acuden para adquirir este tipo de productos, pero la experiencia les ha señalado que el cliente necesita soporte técnico para hacer la instalación, pues a pesar de que la compra en estos sitios es grata, el servicio de post venta siempre es básico.

Por su parte, el representante de Trendnet opinó que la tendencia de venta de equipo de cómputo en el retail es inevitable, se suele comercializar el producto más sencillo.

“El usuario que tienen alguna cultura informática quizás puede configurar o conectarse a una red inalámbrica, pero los punto finos de consultoría o de valor agregado vienen en la parte de seguridad”, aseguró.

Refiriéndose a que la posibilidad de configurar estos puntos en un ruteador para obtener mayor seguridad, encriptar la señal de una manera óptima balanceando esas necesidades con la velocidad que se requiere, lo realiza un canal y eso tiene un valor importante.

Otras oportunidades
A la par, existen otras necesidades que gracias a las redes se pueden saciar como la videovigilancia. “Un sistema IP que otorga la flexibilidad de observar desde cualquier parte del mundo por medio de tu computadora y si además, esa cámara tiene el protocolo para ser visto por un celular tienes dos fuentes de consulta”, abundó Olguín.

Para Guerrero, esta opción es de suma importancia para el integrador en el mercado de Home office, pues la tecnología actualmente da la facilidad de tener aplicaciones que comúnmente no se tenía en estos sectores.

“Ellos tienen la posibilidad de explotar las ventajas que ofrecen los proveedores, proponiendo productos que soportan este tipo de aplicaciones”, compartió.

La visión
Finalmente, Castro señaló que en los próximos años consolidará la oferta y por lo tanto los equipos de entretenimiento digital.

“No está muy lejano el día en el cual, si quieres ver una película ya no vas a rentarla a una tienda de video; simplemente con la computadora o la misma televisión te conectas con tu proveedor y la descargas o reproduces”.

También los equipos integrarán datos, audio, video y almacenamiento, porque este último crecerá a la par, en una forma exponencial.

Por otro lado, los equipos Power Line (PL), los cuales son de nicho, también son una opción pues no en todas las instalaciones se puede poner una red inalámbrica y la comunicación a través de los cables de corriente puede ofrecer la comunicación que se requiere.

Y no se descarte la fibra para el hogar, como concluyó Guerrero: “Ojalá que los proveedores en México comiencen a explotar ese tipo de tecnologías pues hoy en día muy pocos la están ofertando y esto en otros países es una realidad”.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap