Segunda mano no es como lo pintan

2004 entró cauteloso en la industria pero con una que otra sorpresa. En lo que respecta al sonado caso del permiso para la importación de equipo usado, las sorpresas son para toda la cadena de suministro, ya que éste entró en vigor pero aún sin una norma oficial, lo que significa que los equipos con estas características que sean importaos país, no están gravados y con arancel cero.
Aunque autoridades mexicanas y algunas empresas del sector han trabajado para proponer una NOM, hasta el primero de enero de este mes aún no se había establecido. Sin embargo, se avaló mediante una norma emergente, establecida por la Secretaría de Economía (SE) en la que se establece la protección a quienes compren equipo usado por medio de un importador.
La NOM emergente tendría una vigencia de seis meses, tiempo que servirá para revisar y detallar la oficial, que buscará que la obsolescencia de un equipo esté basada en la tecnología rectora, además de considerar como obsoletos a los equipos que cuenten con un procesador de dos o más años de antiguedad. Según el diario oficial, la norma tendrá que estar lista y puesta en marcha para el mes de noviembre de 2004.
Los antecedentes
El tema del mercado de segunda mano en México a raíz de la apertura de fronteras, trae consigo controversia en la industria. Los jugadores temen que sea un fuerte competidor para la cadena que se ha dedicado por años a comercializar equipo original y, que el fabricante termine compitiendo con su propia marca.
Sin embargo, en México el tema es viejo (casi 10 años), pero controlado; es decir, son contadas las compañías que se dedican en forma al negocio pero, comercializando con equipo procedente del mismo país con empresas que tenían una base importante de computadoras, mismas que revendían al renovar su tecnología.
“Estas computadoras se renovaban o subastaban y se abrieron oportunidades para otros canales. Las empresas adquirían los lotes y los revendían lo que dio como resultado un mercado 100% mexicano de equipo usado”, explicó Edson Sánchez, analista de Select.
Otros de los involucrados en el tema son las arrendadoras, quienes se han dedicado por varios años a la renta de equipo de marca y cuando el usuario decide cambiar, dichas computadoras son aún un atractivo para otras menos exigentes en cuestión tecnológica.
Por otra parte, también el negocio existe en otros niveles, en este caso el del usuario de casa, que al adquirir un equipo más nuevo, revende el anterior.
En cuanto al tema de la importación tampoco es nuevo ya que, se estableció desde la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá en el que se otorgó el permiso.
Y gracias a él, el tema se hace más evidente porque el mercado se abre visiblemente a más distribuidores u otros interesados que cuenten con la capacidad financiera y de infraestructura para iniciar en el negocio.
Cazadores de lotes
A decir de Sánchez, en cuanto al tema de importación de equipo de segunda mano, aún no existe una cadena de suministro bien definida, pero reveló que comienzan a haber jugadores interesados en el tema.
“La diferencia será que estos revendedores acostumbran a comprar y vender equipos usados de fabricantes establecidos y ahora, quien se dedique al negocio podrá conseguir al usuario el equipo que quiere con las características que tiene en mente”, dijo.
La oportunidad por el momento la tienen quienes ya tienen más conocimiento del negocio, ya que el analista mencionó que en México todavía no termina de definirse el tema de los jugadores y consideró que el mercado aún se encuentra en una etapa de maduración.
“No obstante, sí es una amenaza para quienes ya están en la industria desde hace tiempo, sobre todo al existir una oferta de equipo usado a costos bajos y atractivos, que seguramente le quitará participación a la venta de equipo nuevo”, afirmó.
Con respecto al surgimiento de nuevos jugadores, el analista explicó que durante 2004 se observará fuertemente el surgimiento de un modelo de comercializadores: “los cazadores de lotes”. Sánchez explicó que este modelo será el primero en surgir ya que existirán muchos interesados en comprar el stock de bodega de los fabricantes, pero consideró que será desgastante por la logística y la inversión que implica.
Por otra parte, quienes se verán mejor favorecidos serán quienes se encuentren en la zona fronteriza del país, por ser una región de mayor impacto. En cuestión de logística también es una oportunidad al ser la distancia, un facilitador en tiempo y transportación.
¿Quiénes podrán aprovechar la oportunidad?
A pesar de que en México ya existe una cadena que se dedica a este negocio, las puertas se mantendrán abiertas a la expansión y, poco a poco, aparecerán más jugadores aunque, por el momento no serán muchos, según indicó Sánchez y consideró que 2004 será un año de ejercicio donde se contemplan los errores en este nuevo negocio. “Entrarán personas con un alto nivel de apalancamiento que pueda competir en el mercado con infraestructura”.
También destacó que será necesario considerar que los canales de distribución que decidan entrar al negocio, deberán contar con la capacidad de ofrecer servicios ya que, al ser un equipo usado el que se vende, éste cuenta con un menor periodo de vida y entre más pasa el tiempo, más desgaste sufrirá.
Con respecto al canal de distribución tradicional actual, Sánchez mencionó que los resellers se están enterando de las oportunidades y, cómo analista, expuso que habrá grandes oportunidades para los distribuidores dispuestos a ofrecer servicios como soporte, instalación, reparación y mantenimiento al usuario.
Son pocas las amenazas en 2004
A pesar de que el permiso para importar se habilitó el primer día de este mes, aún no se han visto reacciones significativas y, Sánchez mencionó que aún hay que pensar en el impacto que puede causar, “a corto plazo no se ve una amenaza ya que existe un abismo legal al no contar con una regulación”.
Pero el analista precisó que el verdadero impacto será en el usuario final, ya que será quien experimente e invierta de manera directa aunque, contrariamente, las familias tendrán un beneficio al tener más acceso a la tecnología por los bajos costos: “El distribuidor jugará un papel importante al ayudar al usuario a realizar la mejor compra de acuerdo a sus necesidades”.
Por otra parte, los riesgos pueden ser también para los fabricantes, al verse amenazado el prestigio de su marca en el momento en que los equipos fallen: “La reacción del usuario dependerá de los resultados de su primera experiencia, al comprar un equipo que no le sirvió, puede culpar en primera instancia a la marca”.
Para finalizar, el analista dio sus puntos de vista con respecto a las medidas que se deben tomar en la industria para enfrentar la maduración del mercado de importación de equipo de segunda mano:
— El fabricante debe entender las necesidades y analizar los presupuestos de las familias mexicanas para, con base en ello, realizar sus estrategias de venta
— Es necesario definir las capacidades de pago a microempresarios
— Hay que prever y pensar en que habrá una maduración del mercado de importación de equipo usado
— Realizar alianzas
— Cuidar en lo más posible la marca
— Ofrecer servicios y generar estrategias de comunicación
— Al usuario: hay que ser cuidadosos en las comprar y preguntarse siempre cuánto me va a durar lo que estoy comprando

Share via
Copy link
Powered by Social Snap