martes, junio 18

Motivación y Liderazgo

0
Compartir nota

La personalidad narcisista o egocéntrica va más allá del excesivo amor a uno mismo. Generalmente se trata de personas con enormes capacidades de liderazgo, solitarias aunque pueden resultar odiosas para sus allegados. Son grandes líderes y tiranos, todo depende del contexto y el propio grado de narcisismo.

Dentro de las empresas existen una gran gama de personalidades que definen a los diferentes tipos de trabajadores, quienes a su vez, facilitan o complican su adaptación en un determinado grupo laboral. Entre más conocimiento se tenga de las características y funcionamiento interno de los trabajadores, se puede lograr una mayor productividad en la empresa.
Es por ello que dentro de esta sección, realizamremos una serie de textos, en los que analizaremos las diversas personalidades: sus características, cualidades y defectos, así como el manejo que se les puede dar.
Cabe señalar que la personalidad se define como aquellas características que nos hacen ser nosotros mismos; es la identidad personal que no cambia fácilmente, y se mantiene durante toda la vida. En esta ocasión, partimos con aquellas personas que tienen una excesiva admiración de sí mismas: los narcisistas.
¿A quién se parece un narcisista?
El narcisista es extremadamente pulcro, viste impecable y utiliza demasiada loción fina. Se le reconoce por tener una plática en la que únicamente trata de sus logros, lo que hace y lo que hará; es decir, el juego del Yo-Yo. De manera constante devalúa a cualquier individuo que se atraviese en su camino, o que ponga en peligro su figura egocentrista.
Sin embargo, no todo es negativo: son buenos líderes, además no se dan cuenta de su egolatría; nadie existe aparte de ellos, pero en contraparte, son incapaces de amar a otra persona en sus casos más extremos.
Este tipo de personalidad se caracteriza por los siguientes lineamientos:
· Sentimientos llamativos de autoimportancia. Por lo general, los narcisistas exageran sus logros y cualidades emocionales, además buscan que sus compañeros, jefes, y todo el personal de la empresa los admire y alabe
· Incertidumbre e insatisfacción crónica que provoca explotación hacia los otros
· Presentan fantasías de éxito ilimitado, amor, belleza o poder
· En las relaciones interpersonales, matizan los vínculos con indiferencia, frialdad o falta de empatía. Así que convierten a sus compañeros en medios u objetos para lograr sus objetivos
· Las personas que son significativas en su vida, las llevan de la idealización a una constante minimización. En su ambiente laboral mantienen amistades de tipo “usar y tirar”
· Aparente adaptación social y, por ende, a su medio de trabajo; sin embargo, presentan serias alteraciones de fondo en las relaciones que mantiene dentro de su empresa
· Necesitan una gran dosis de admiración y alabanza externa. Así que no se sorprendan si se muestran agresivos cuando no se le ve; ya que “atacarán” hasta ser reconocido. Es importante mencionar que “pelearán” a morir, ya que no siente culpa por sus acciones
· Tienen deficiencias en la capacidad de amar y preocuparse por los otros, así que viven preocupados por ellos mismos. Hacen lo necesario para salirse con la suya. Según ellos, son los únicos son valiosos, inteligentes, brillantes, etcétera
· No toleran las confrontaciones, durante éstas, despiertan sentimientos de venganza, resentimiento y enojo
En resumen, sufren de una alteración importante en el área social y laboral, ya que les resulta difícil someterse y acatar órdenes; por el contrario, están en una constante lucha por burlar normas y reglas impuestas por sus jefes.
Cualidades positivas
Lo positivo de este tipo de personas es que son sumamente exitosas, se esfuerzan por no cometer errores, o por lo menos no reconocerlos. Asimismo, ponen mucho cuidado en sus actividades, ya que no se toleran fallar o fracasar en sus actividades. De inicio, son capaces de llevar buenas relaciones interpersonales, y saben fingir para conseguir sus objetivos.
¿Qué hacer con un empleado de personalidad narcisista?
—En la medida de lo posible tratarlo como una persona más de la empresa: valiosa, pero igual a las demás.
—Ayudarles a encontrar las características positivas de sus jefes, subalternos y compañeros de trabajo, y no evitar sus juegos y dinámicas para destruir a sus compañeros.
—De este modo podrán ser más reflexivos sobre sus actitudes de control omnipotente, devaluación, idealización.
—Cuando se sientan aislados y poco integrados a un grupo, es importante que se les pregunte cuáles fueron las actitudes que provocaron ese aislamiento.
—Mostrarles que las personas se componen de cualidades y defectos
Algunos ejemplos de narcisismo
Deportes:
· Hugo Sánchez
· Dion Sanders
Espectáculos
· María Félix
· Silvia Pinal
Tecnología
· Bill Gates
· Steve Jobs
Política
· George W. Bush
· Martha Saghún de Fox
· Carlos Salinas de Gortari
Cabe señalar que la personalidad narcisista puede conllevar a un liderazgo en toda su extensión, o bien, a una tiranía; en este rubro encontramos a Hitler, Fidel Castro, Saddam Husseim, al propio George W. Bush, Napoleón, etcétera.
. .

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply