lunes, agosto 19

Telecomunicaciones en México: valor del mercado en 2018 y pronósticos para 2019

0
Compartir nota

Según The Competitive Intelligence Unit (The CIU), durante 2018 las telecomunicaciones mexicanas se caracterizaron por un dinamismo medido en crecimiento de ingresos, superior al mostrado por más de un lustro. Al cierre del año, se prevé alcance un crecimiento anual de 5.0%, guiado por la recuperación del segmento móvil, después de la baja de precios en los diversos servicios.

Agregó que la entrada y consolidación de nuevos operadores, alianzas entre competidores, el establecimiento y la modificación de reglas para el operador preponderante, entre otros factores, han generado una aún incompleta dinámica competitiva con impactos positivos en los niveles de precios, calidad de servicio y cobertura.

Conjuntamente, estas circunstancias han generado efectos sobre las condiciones de oferta, hábitos de consumo, reconfiguración de los mercados y la generación de nuevas oportunidades de negocio. En materia de competencia, los resultados han sido contrarios al objetivo de desconcentración de la regulación asimétrica de preponderancia, al incrementar la participación de mercado del agente económico preponderante, América Móvil, explicó la consultora.

Valor del mercado en 2018

De acuerdo con estimaciones de la firma, al finalizar 2018, el sector de telecomunicaciones en su conjunto generará $491,198 millones de pesos, lo equivalente a un crecimiento anual de 5.0%, superior al 3.0% alcanzado en 2017.

Asimismo, para 2019 pronosticó un resultado aún más favorable, con un coeficiente de crecimiento superior a 5.6%, atribuible a la reactivación del mercado de TV de paga, el crecimiento en el ARPU móvil derivado del mayor consumo de datos móviles, la reducción de la caída de los ingresos fijos y el creciente consumo de servicios de banda ancha, tanto fija como móvil.

Crecimiento del mercado por segmentos

Al respecto, The CIU indicó que las telecomunicaciones fijas registrarán una reducción promedio de 6.3% para 2017 y 2018, explicado principalmente por la migración fija a móvil y por la preferencia por el empaquetamiento de la telefonía fija con los servicios de internet y de TV de paga que favorece la contratación de las ofertas de los operadores convergentes.

En lo que respecta al mercado de TV de paga, auguró una trayectoria positiva, a pesar de la desaceleración registrada durante 2017 y 2018. Para el año recién concluido, el crecimiento se ubicará en la vecindad de 8%, explicado por la masificación de servicios de video y por el consumo de servicios empaquetados. En 2019 se espera que el segmento registre una estabilización e incluso una ligera aceleración, atribuible a la oferta y contratación de paquetes con servicios de valor agregado, como son las plataformas de video bajo demanda por internet o servicios móviles.

Por su parte, el segmento móvil, con una participación cercana a 60% en ingresos, registra un notable dinamismo en términos de valor del mercado, con un crecimiento de anual cercano a 10% durante 2018. Ello producto del mayor número de usuarios, tanto de prepago como de postpago, una reducción de la vigencia del saldo en las recargas, la intensificación en el consumo de datos móviles y el marcado aumento en los ingresos de equipos móviles, señaló la consultora.

Para 2019, pronosticó que el segmento siga impulsando la dinámica sectorial, aunque a una menor tasa. La reducción de precios de los servicios móviles seguirá detonando el consumo de datos móviles, circunstancia que se espera continúe en el mediano plazo.

Previsiones para 2019

Tras este recuento cuantitativo del sector, se prevé un panorama positivo para 2018 consecuencia de los beneficios generados por la inyección de mayores recursos de infraestructura, así como el aumento en la oferta y consumo de servicios ofrecidos. Es previsible también que continúe la rampa ascendente de crecimiento del sector, derivada de la mayor cobertura de servicios, el despliegue de redes de nueva generación, la profundización en la demanda y consumo de servicios, entre otros factores.

Para 2019, es previsible que resulte en un año de creciente dinamismo para las telecomunicaciones, resultante de los despliegues de infraestructura tanto privados como públicos que se harán en el país, a partir de las licitaciones de espectro radioeléctrico y la materialización efectiva de proyectos de inversión del gobierno entrante, que moldearán la dinámica del sector para los próximos años.

A pesar de esta buena prospectiva, no debe perderse de vista la persistente concentración en ingresos en el sector, tal que alrededor del 60% de los ingresos son atribuibles a un solo operador, el preponderante (América Móvil, Telmex-Telcel) y durante el último año registra mayores niveles de concentración, concluyó The CIU.

contactame@esemanal.mx

También te puede interesar:

Hábitos de consumo en postpago móvil: The CIU

Sexenio del consumidor de Telecomunicaciones

Dotar al país de las telecomunicaciones del futuro es invertir en desarrollo económico y social

Telecomunicaciones en 3T-2018: Ingresos en ascenso

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.