lunes, octubre 22

Hábitos de consumo en postpago móvil: The CIU

0
Compartir nota

Por Radamés Camargo, analista en The Competitive Intelligence Unit.

El gasto promedio de los usuarios móviles se redujo 5.7% en términos anuales durante el 1T18, al registrar un nivel de $342.1 pesos al mes. Ello explicado por la reducción de tarifas de los servicios como consecuencia de la Reforma de Telecomunicaciones.

En términos absolutos, suman 21.0 millones de usuarios de postpago, cifra equivalente a un crecimiento anual de 7.4%. Esta dinámica es atribuible a la creciente oferta de datos en los planes, la eliminación de plazos forzosos (por ejemplo, en el caso de AT&T), la inclusión de servicios de valor agregado (Claro Video, Blim, Spotify, entre otros), así como derivado de la disponibilidad de opciones de financiamiento y subsidio de equipos móviles.

En periodos recientes, uno de los segmentos que ha registrado una trayectoria al alza es aquel de telecomunicaciones móviles en la modalidad de postpago o contrato. De esta manera, entre una contabilidad de 116.5 millones de líneas al primer trimestre de 2018 (1T18), 18.1% son líneas que corresponden a este esquema de pago, 0.7 puntos porcentuales superior a la de un año antes, es decir, durante el primer trimestre de 2017.

En promedio, los usuarios en la modalidad de postpago adquieren un plan de servicios con o sin equipo incluido en un promedio de duración de 17.6 meses, tal que 2 de 3 usuarios contratan uno de 18 meses o menor, y tan sólo 1 de cada 10 cuenta con un equipo propio y no se encuentran atados a un plazo forzoso. A su vez, esta tendencia de contratación de planes en postpago ha dado pie al crecimiento del periodo de sustitución de equipos.

Es así como los operadores han impulsado ofertas de planes con mayor duración y menor requerimiento de inversión inicial para la obtención de un equipo, que permitan asegurar la retención de clientes por un periodo de tiempo más largo. De esta manera, el cliente obtiene equipos de gama alta o de reciente lanzamiento sin tener que realizar algún pago, o con un bajo precio de entrada, pero comprometiéndose a cambio, a la firma de contratos de pagos con una duración de hasta 30 meses.

Ante este panorama competitivo en el mercado de las telecomunicaciones móviles, los operadores han implementado en sus estrategias de mercado mecanismos para la atracción y retención de sus clientes. Adicionalmente a las disminuciones de precios y aumentos en la cantidad de servicios ofrecidos, se han enfocado en la diversificación de servicios y en la oferta de dispositivos como un incentivo adicional para captar usuarios.

Así, ha aumentado el número de meses que las personas permanecen con sus teléfonos móviles, ya que tienden a renovar los dispositivos al término de sus planes o contratos. En promedio, durante el 1T18, los usuarios mantuvieron sus dispositivos móviles 22.7 meses antes de ser reemplazados por uno nuevo.

En un entorno competitivo en crecimiento y con el surgimiento de una mayor diversidad de servicios y alternativas de consumo, los usuarios ahora se benefician de una multiplicidad de planes que les permite acceder a mejores dispositivos a menores costos, compensando la balanza con planes de mayor duración.

Esto compromete a los usuarios a continuar con una misma compañía durante un cierto periodo de tiempo, bajo un esquema en que tanto el operador como el cliente pueden llegar a obtener un beneficio. Resta por el momento para los operadores continuar ajustando sus estrategias comerciales y realizar acuerdos con los proveedores de equipos, para generar planes innovadores y atractivos para retener y obtener mayor posicionamiento en el mercado.

 

contactame@esemanal.mx

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.