viernes, julio 19

Un nuevo gobierno, el mismo propósito para la industria

0
Compartir nota

Un sexenio más está por concluir y algunos fueron los aciertos y desaciertos del gobierno. Hoy toca trabajar con un nuevo proyecto para continuar con el impulso de la industria.

Hoy una nueva dirección ha dejado el resultado electoral; con tendencia de izquierdas y con sentido nacionalista, el gobierno que viene está generando nuevas expectativas, así como también plantea retos importantes.

Contrario a lo que muchos detractores de Andrés Manuel López Obrador, todavía virtual presidente electo, esbozaban como escenario catastrófico si éste alcanzaba la mayoría de votos ante sus competidores, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) confirmara el resultado del conteo de salida el PREP, los mercados se han comportado de modo favorable, incluso el peso ganó terreno frente al dólar, 1.14% a favor, registrando así su mejor comportamiento en 7 años, tal como lo anunció la agencia de noticias Reuters, el pasado 6 de julio.

Aunado a lo anterior, en cuanto a la transición política y social, todo ha andado por un camino estable y envuelto en gestos de cordialidad y respeto democrático.

El mensaje enviado por AMLO y su equipo invita a creer en la disposición del nuevo gobierno, para trabajar por el bien común y de modo abierto a integrar nuevas ideas. Tal como lo confirma Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit, se aprecia disposición y una actitud positiva, además resaltó que entre los empresarios del sector nunca se percibió la fatalidad, ni el miedo con el que algunas posturas sociales adoptaban el discurso del entonces candidato.

En este sentido, Ricardo Zermeño, director general de Select, ahondó que aunque entre los empresarios de la industria cada quien tenía una inclinación política distinta, hoy los ánimos comienzan a ser positivos con el resultado electoral, lo cierto es que en su caso sí percibió nerviosismo en algunos empresarios, “por los antecedentes de campaña y por los resultados, pero hoy que hay una tersa transición, todo vuelve a la calma”, indicó. No obstante, recomendó a todos los integrantes del sector, tomar una posición y actitud moderada, para no caer en radicalismos. “Debemos de considerar que del 62% de la población que votó la mayoría decidió por AMLO, hay que reconocer y trabajar en conjunto con él y el proyecto que propone.

Debemos de ser moderados tanto en el júbilo por los resultados o por la adversidad, lo que no podemos dejar es que gane el extremismo. Hay que apostarle al país, invertir y entender que se plantea un cambio, necesitamos hacer que el cambio sea para bien. No podemos echar las campanas al vuelo, debemos ir viendo las acciones que se van planteando y esperar que el poder y legitimidad que le dieron los resultados a Obrador nos lleven por un mejor curso, pero no podemos esperar que esto va a ser algo automático”.
Recordó que hasta ahora todo lo que se pueda mencionar de la nueva administración será meramente especulativo, no obstante, consideró que los planteamientos y planes, especialmente el del impulso de la ciencia y tecnología en el sector traerán beneficios. “De acuerdo con las declaraciones, el nuevo gobierno tiene una política industrial y de impulso al mercado interno, lo que es una postura muy positiva y ayudaría a muchos negocios, así como a toda la cadena de bienes de consumo, donde las PyMEs generan más que la industria automotriz, pero con un margen de productividad más bajo, por lo que es importante impulsar este segmento”.

Para Ernesto Piedras, ya se ve en el discurso la intención de tomar una participación más activa en los proyectos y en cuestiones económicas, añadió que hasta ahora el gobierno se ha dedicado a gobernar, pero “con lo que escuchamos en su discurso del domingo (1 de julio) apunta a emplear más la inversión pública para la invertir internamente, y recupera la filosofía económica de los años 70”.

Lo que nos deja el gobierno saliente
“El crecimiento de este gobierno es insuficiente, pero estable, lo más importante es que no hubo un descalabro”. Según cifras de Select, del 2013 al 2018 se registró una tasa de crecimiento de tan sólo el 2%, con una caída del 5% comparado con el sexenio anterior. No obstante, las cifras negativas que deja el sexenio de Enrique Peña Nieto, se vivieron en 2013, “momento en el que se desaceleró el PIB y eso terminó impactando a la industria”. El mercado TI y telecomunicaciones, se vio impactado por la desaceleración general que se presentó durante este periodo, “esta situación no sólo se debe al gobierno, sino a varios factores. Primero es que el mercado ya se ha penetrado bastante, en segundo lugar hay una desaceleración del resultado de la transformación digital y la emergencia de Internet que ha canibalizado lo segmentos más grandes, Telecom en voz fija, voz móvil; incluso en caso de la fija con crecimientos negativos, porque Internet crece, pero no le da a los operadores ingresos en la misma proporción”. “Estamos rezagados en ambos tanto en penetración fija como en móvil. Aunque la penetración es positiva, en términos competitivos hay mucho trecho por andar”, comentó Zermeño.

Los analistas confirman que pese al sin sabor y el mal desempeño con el que se ha evaluado la aún presente administración de Enrique Peña Nieto, para la industria su legado no se traduce en un impacto negativo. De acuerdo con Ricardo Zermeño, en este sexenio se hicieron en grandes cambios: “Como el apagón analógico, para liberar la banda de 700mhz y crear la red mayorista”, lo que se tradujo en mayor competitividad y mejores precios para los consumidores.

El analista recordó que el gobierno durante este sexenio cumplió tres roles principales asociados a la industria: de comprador para lo cual exigieron Contratos Marco, lo que repercutió en la industria; como regulador, que dio pasos importantes como la autonomía al IFT, lo cual se consideró un paso muy positivo de esta administración. Promovieron la Reforma de Telecomunicaciones que trajo beneficios para el consumidor, además se destacó el modelo de la red compartida mayorista; y en tercer lugar fungió como un promotor que se ve asociado a Secretaría de Economía, otorgando, por ejemplo, fondos Prosofot, (proyecto que ha tenido continuidad desde la administración de Vicente Fox ). Por lo anterior, el analista evaluó los resultados como: “Un balance positivo”.

Propuestas concretas para la industria de tecnología y telecomunicaciones de López Obrador
Para despejar un poco la especulación de las acciones y el rumbo por el que encausará el desarrollo tecnológico, científico y en materia de telecomunicación, aquí adelante se encuentran las propuestas detalladas en el Proyecto de Nación 2018-2024.

En el apartado de Política Industrial del documento propone impulsar la inversión en actividades de investigación y desarrollo tecnológico: “gracias al establecimiento de centros de investigación, desarrollo, diseño y tecnología incorporando al talento nacional y extranjero”, dice textualmente el documento. Asimismo busca integrar a la comunidad científica con la industria para la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías.

Además apunta al desarrollo de tecnologías en empresas medianas mexicanas con el objetivo de ganar competitividad a nivel global e incentivar la producción hecha en México. Para ello, propone la entrega de apoyos para la inversión en actualización de maquinaria y equipo tecnológico. Además busca integrar a la comunidad científica a la industria, lo anterior gracias a la creación de centros de investigación y desarrollo tecnológico de modo regional.

En el apartado de Economía Social, aborda la importancia de la formación de empresas, la incubación y la vinculación del CONACYT para fortalecer la investigación técnico-científica. De igual forma busca la vinculación con programas de emprendimiento y juventud y realizar adecuaciones fiscales.

En telecomunicaciones
La propuesta “es ampliar la cobertura de banda ancha para zonas marginadas en México a precios asequibles, para incorporar a estas regiones a las tecnologías de la información y elevar su nivel de vida”, dice de modo textual el proyecto en un capítulo especialmente dedicado al tema.

Lo que busca el nuevo ejecutivo es llevar acceso principalmente al sur de la República, con un Fondo de Cobertura Social de Banda Ancha e incentivar a los operadores para llegar hasta estas regiones, “haciendo uso eficiente del espectro radioeléctrico en diferentes bandas de frecuencia (700, 1900, 2500, 1700 MHz) que están concesionadas y no son utilizadas por los concesionarios para prestar servicios”, detalla.

Para ello, propone otorgar “concesiones sociales utilizando el espectro en diferentes bandas de frecuencia (700, 1900, 2500, 1700 MHz) que están concesionadas para prestar servicios de telecomunicaciones móviles de voz y datos”. En segundo lugar, buscará identificar el espectro en bandas móviles que no están concesionadas, así como también se propone en tercer lugar subarrendar “al costo que tienen que pagar el derecho de aprovechamiento por MHz en dicha región y/o otorgar concesiones sobre el espectro radioeléctrico para uso público o social en base a la sección III y los artículos 83 a 85 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión”.

De acuerdo al cuarto paso busca otorgar concesiones sociales para que las comunidades y ONG’s lleven servicios tanto de voz como de alta velocidad a zonas del país con baja cobertura. El quinto paso, explica la importancia del apoyo técnico, de asesoría financiera y regulatorio para el despliegue de la red y el otorgamiento de los aparatos telefónicos. Un sexto punto propone que “una vez desplegada, se planea inventariar y aprovechar los recursos de la Red Compartida, de la que el Gobierno es socio a través de una APP, para impulsar la conectividad de banda ancha en zonas no favorecidas a través de proyectos sustentables”.

El séptimo paso considera crear un Fondo de Cobertura Social de Banda Ancha. Este fondo de cobertura se utilizaría para complementar las inversiones que va a realizar el sector privado en regiones donde los operadores actuales no están actualmente proporcionando el servicio. Lo que se propone con esta inversión pública adicional es apoyar la formación de empresas sociales que reciban una concesión social para dar servicios de telecomunicaciones, principalmente en Internet de banda ancha. “Lo que se busca es que sean las mismas comunidades a través de las concesiones sociales y con el apoyo técnico y regulatorio del Estado y/o concesionarios puedan levantar la infraestructura para llevar servicios a estas comunidades”, señala el documento como principal objetivo.

Para más detalles, sobre estas acciones se puede consultar la página www.Proyecto18.mx.

Opiniones sobre el proyecto de AMLO
Aunque no podemos tener la certeza de que este proyecto es una realidad, estas son las acciones que buscará impulsar el equipo de Obrador.

Referente a este proyecto, Zermeño concluyó que el discurso no es muy distinto. “Estas propuestas no son algo nuevo, hay pocas diferencias, hay un consenso de mantener la participación en el Tratado de Libre Comercio, con Estados Unidos y Canadá, en mantener la estabilidad macroeconómica; las discrepancias son cosas como echar para atrás la reforma educativa y revisar los contratos en la energética, así como en el tema del aeropuerto, pero tenemos que ver qué medidas se van tomando”, explicó que por ejemplo la vinculación que buscan hacer del CONACYT a la industria TI, se ha buscado consolidar desde los años 70. Añadió que tendremos más indicios en cuanto se comience a aplicar el presupuesto del 2019 y con ello podremos ver cuánto se destina a la industria, para tener una visión más clara.

De modo puntual sobre la propuesta del subarrendamiento de la red, Ernesto Piedras explicó que “es un modelo muy interesante que se discute a nivel mundial que creo que sí amerita explorar su conveniencia”. Otra acción importante que podría gestarse en esta administración, es la creación de una nueva secretaría de estado, tal como lo señaló el especialista Ernesto Piedras: “Parece que parte de la discusión es si se ameritaría contar con una secretaría de estado para el tema de innovación, en Colombia se le llamó el Ministerio de las TIC, aquí podría ser algo como la Secretaría de Innovación, el que incluiría temas de telecomunicación, radiodifusión, investigación y desarrollo de TIC´s, donde tiene mucho sentido que se vincule el CONACYT a esta secretaría”.

¿Quién estará a cargo de la aplicación y detalles propuestos?
El personaje propuesto para dirigir la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, no es alguien desconocido para la industria, los analistas coinciden en que esto es un elemento muy positivo que se le debe de reconocer a AMLO, quien ha formado un equipo de trabajo robusto, con experiencia: “Javier Jiménez Espriú es alguien con mucha experiencia, no es alguien improvisado, porque a este sector le han faltado mucho al respeto en otros sexenios poniendo a gente improvisada, aunque no es el caso del actual”, explicó Ernesto Piedras.

Recordemos que Espriú, es ingeniero mecánico electricista, por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue Subsecretario de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico de la SCT de 1982 a 1988 y luego de ello ocupó la dirección general de Mexicana de Aviación, así como de Aeroméxico y grupo IDESA; fundó el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) y el Instituto Mexicano de Comunicaciones, del Servicio Postal Mexicano y de Telégrafos Nacionales. Asimismo ha participado en los consejos de administración de Telmex y Citibanamex.

Ernesto Piedras, agregó que otro rostro clave de su equipo, es Abel Hilbert, quien fuese comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) en el gobierno de Vicente Fox, y hoy asesor económico de AMLO. Hilbert, en repetidas ocasiones ha declarado que se respetará y dará continuidad a la Reforma de Telecomunicaciones, así como se seguirá impulsando la penetración de banda ancha en el país. “Ellos mismos han dicho que sería una tontería cancelar los proyectos, por lo que habrá continuidad este no es un sector que te dé margen a tirar todo. Incluso han hecho pronunciamientos expresos de que no van a echar por la borda lo que se ha hecho. Abel Hilbert, ha sido el arquitecto de estos proyectos, por lo que creo que habrá continuidad”, acotó Piedras.

Por último, Ernesto Piedras, afirmó que existe mucha disposición del equipo de trabajo y del dirigente del gobierno entrante, asimismo valoró como un punto muy positivo el sentido de urgencia con el que buscan aplicar los proyectos, y recalcó que este nuevo enfoque social también puede traer un impacto positivo a los canales. “Este es un sector muy emocionante porque todos buscamos lo mismo y vamos en la misma dirección y el gobierno está en la misma sintonía, está muy abierto, así como todo el equipo lo está a aceptar nuevas ideas para el desarrollo del programa”, indicó.

El analista también resaltó que a las cámaras les toca participar mucho, Amiti, Canieti, IDET, para generar y colaborar en la agenda, “Al respecto hemos tenido mucha comunicación con todos ellos y la agenda digital que nos ha tocado integrar ha sido del brazo de la Aposición de Internet de México, de Amiti, Canieti. De hecho, junco con IDET tendremos una reunión con Abel Hilbert”, agregó el director de The CIU.

También los canales opinan
A través de las redes sociales, nuestros lectores también se han manifestado para expresar lo que esperan de esta nueva administración, como en caso de Ramiro E. Chávez Torres, quien opinó: “Lo que se necesita y se quiere es bajar costos y aumentar productividad, sin duda se ampliará la oportunidad para el desarrollo del sector, pero también se requiere de una industria ética”.

En consideración de Alejandro Arellano, lo que se debe de hacer es “Lograr tener un país tecnológicamente más competitivo, incrementando la demanda y adquisición de infraestructura a todos niveles y lugares, dar juego a la Pymes de la industria, incentivando su participación en los proyectos macro, dar prioridad a desarrollos nacionales y ser vigilantes de asignaciones que representen transparencia”

Por su parte, Luis Enrique, coincidió con los anteriores y agregó: “También es bueno decir que mientras no entre el nuevo gobierno habrá muchas especulaciones, pero no se han dado cuenta que el país se lo están dejando muy dañado y por eso las empresas debemos poner de nuestra parte para que todo lo bueno suceda, hay mucha necesidad de tener más tecnología, adoptar normas de seguridad en las empresas, certificarnos como empresa socialmente responsable. Es una oportunidad que tendrá este nuevo gobierno de ponerle muchas ganas para dejar buen sabor de boca a todo el país”, además dio “El que se va qué bueno que se va, qué padre que no es de 10 años el mandato si no este hubiera vendido hasta el aire que respiramos”.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.