El riesgo en el perímetro es no aprovechar el negocio


Con la utilización de dispositivos móviles como herramientas de trabajo en las empresas, la explosión de datos y sobre todo, los ataques dirigidos cada vez más especializados, el tema de la seguridad se ha vuelto crítico.

Sin embargo, cuando se habla de este tema es fácil relacionarlo solamente con soluciones como antivirus o antispam, dejando a un lado todo el riesgo que corre una compañía, en el caso del usuario final, así como las oportunidades de ganar más, si se habla del asociado.

La seguridad perimetral lleva años en el mercado, pero al día de hoy, la oferta se ha extendido a soluciones que son el resultado de una evolución tecnológica que busca contrarrestar los ataques que también son más sofisticados.

A decir de Alberto Rodríguez, ingeniero senior de seguridad FireEye México, ahora hay que luchar con el paradigma que surge al cuestionar sobre con qué se relaciona el malware, lo primero que comúnmente se dice es: antivirus.

“Hay que darle un giro de 360º, esos productos seguirán, pero hablamos de una solución que está arriba del antivirus y que nos ayudará en otro grado de seguridad”, mencionó.

Según Jorge Ballesteros, gerente de ventas para México en Watchguard, del 2007 al 2016 ese mercado se estima que sea de 2.6 billones de dólares en el continente latinoamericano.

Por eso, algunos socios están volteando porque consideran que están dejando dinero en la mesa, sobre todo porque venden cómputo, servidores y demás, pero la seguridad se queda a un lado.

“Las regulaciones como el Código de Barras Bidimensional (CBB) o la Ley Federal de Protección de Datos están haciendo concientes a los usuarios y desgraciadamente si no te obligan no tomas en cuenta los peligros hasta que suceden”, resaltó Roberto González, desarrollador de negocios SafeNet México.

De conciencia
Es conocido que en AL se ha vuelto muy frecuente escuchar que los “cibercriminales” están golpeando cada vez más y no sólo a grandes corporativos, sino hasta la PyME y el gobierno.

En México, por ejemplo, se habló mucho sobre el ataque que sufrió la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), a la cual, le “hackearon” la página y extrajeron información.

“Es la muestra que cualquier empresa puede estar amenazada de que le roben su información, activo más valioso en las organizaciones”, aseguró Ballesteros.

Y el tema también pasa por la educación al respecto, pues la seguridad perimetral está de la red LAN hacia fuera pero  no se puede pasar por alto la seguridad interna, donde un ejecutivo está extrayendo la información de la empresa y lo comparte para diferentes
fines.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap