Directo a las necesidades del usuario

Una y otra vez se ha señalado el rol que deben desempeñar gobierno, sociedad y empresarios para lograr una mejor adopción tecnológica.

Con el surgimiento de nuevas herramientas y formas de entregar soluciones es más cercana la realidad de tener ofertas de TIC bajo demanda y con precios asequibles a las necesidades de cada empresa, gobierno, instancia educativa o de salud.

Ejemplos de lo anterior hay muchos, uno de ellos es la factura electrónica, que a pesar de ser un instrumento de vigilancia y control recaudatorio, hará más competitivas a las organizaciones y en la implementación dará más ganancias a los integradores preparados para ello.

En dicho furor, la tapatía Compaq i no se duerme en sus laureles y aprovecha la tendencia de la factura electrónica, para lo cual está aplicando los 26 años de experiencia que tiene en el mercado nacional e ir por más presencia de mercado.

Otro ejemplo es la iniciativa que nuevamente busca profesionalizar y dar valor a la caja blanca, si bien es sabido que los ensambles locales, sin marca, son de calidad, muchos siguen dudando de la entereza de los mismos.

AMD, junto con otros fabricantes de componentes, tiene la iniciativa ―en primera instancia― con un mayorista enfocado al ensamble y con vacíos acerca de la calidad de otros proveedores de elementos como memoria, discos duros, tarjetas madre, fuentes de poder, gabinetes, etcétera, que en conjunto den el desempeño que avalaría la marca de procesadores.

Se trata, sin duda, de un buen intento de certificación de los sistemas ensamblados en el país y que está constatando su éxito entre las marcas transnacionales, donde a diferencia del mercado nacional, se compran componentes por volumen y con ciertas especificaciones que avalan su desempeño y bajan su costo, contrario a las cajas blancas, donde los pocos volúmenes y el tema de precio son elementos que hacen dudar de la estandarización de dispositivos internos, así como la homologación del importe de los sistemas.

A final de cuentas, quien avala la calidad es el usuario con su preferencia, pero en el caso que se expone, se trata de ayudar al consumidor a decidir acerca de la mejor opción de compra, de acuerdo con sus necesidades.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap