martes, diciembre 11

La cancelación afecta inversión y empleo

0
Compartir nota

La cancelación del proyecto Enciclomedia en secundarias afecta a empresarios mexicanos en todo el país, de igual manera se podrían perder cuantiosas inversiones que han realizado mayoristas y fabricantes.

La negativa de los legisladores de la Cámara de Diputados de no aprobar el presupuesto para la Secretaría de Educación Pública (SEP) trajo consigo que el proyecto de Enciclomedia no se pueda replicar en los primeros dos años de secundaria.

 

Ante una serie de especulaciones, se consultó al canal para saber sus reacciones ante la situación. En este sentido, Francisco Wilson, presidente nacional de la Anadic, dejó en claro que se trató sólo del proyecto de secundaria, ya que Enciclomedia ya es un programa y el presupuesto está aprobado.

 

Synnex, que participó activamente en el proyecto para escuelas primarias, señala que la cancelación del mismo para secundarias no lo afectó directamente pero no por eso deja de señalar las posibles consecuencias de tal acción.

 

Pérdida de inversiones

Héctor Lara, director general de Synnex, aclaró que la afectación para la industria es relativa, “no tan grave como pudiera ser”; sin embargo, manifestó su esperanza de que esa decisión se modifique o se ejecuten acciones futuras “para que los afectados no salgan tan mal con el decreto de austeridad del gobierno”.

 

Para Lara es contradictoria e ilógica la cancelación del proyecto en secundaria, porque genera incertidumbre entre los inversionistas extranjeros en México. “Habría que recordar que para la Enciclomedia en las escuelas primarias ningún banco mexicano le quiso entrar. La inversión fue de los fabricantes, compañías transnacionales”, expuso el directivo a eSemanal.

 

“En nuestro caso hay una inversión de más de mil millones de pesos, se invierte con los riesgos probables y de alguna manera dejas de usar mil millones de pesos durante cinco años”.

 

Es de esta forma que el decreto de austeridad afecta a las empresas transnacionales que generan empleos, a propósito de lo cual Lara hace énfasis en otro aspecto importante: la licitación del proyecto para primarias fue muy rápida y se pudieron obtener mínimos márgenes de ganancia.

 

Como consecuencia, la cancelación del proyecto a nivel secundaria hará caer la credibilidad del país y pone en riesgo la inversión extranjera en México.

 

Por el lado de las empresas de cómputo agrupadas en la Anadic, el presidente del gremio comentó que muchas personas se capacitaron y varias empresas invirtieron dinero en ello.

 

“Es una inversión para empresas de mediano tamaño las que se verían afectadas, esto no lo toman en cuenta los legisladores, quienes aprueban y desaprueban desde un escritorio y no conocen los esfuerzos que se hacen en campo”, agregó Wilson.

 

Le pega al canal

Principalmente, el daño de esta decisión se centra en que no se generarán los empleos que creó el proyecto anterior para toda la industria de cómputo, sobre todo para distribuidores, instaladores, vendedores e integradores.

 

“La cancelación afectará de diversas maneras: un proyecto que se solicitó instalar en diciembre-enero y se canceló en febrero implica que debe haber una existencia de 40 mil proyectores o pizarrones interactivos puestos en México”, calculó Lara.

 

Agregó que “las empresas tienen miles de equipos en su almacén y para instalar Enciclomedia contrataron cuadrillas de técnicos que previamente revisaron cada una de las escuelas. La sola instalación ya implica un gasto de personal, sueldos, viáticos”, adujo.

 

En este aspecto, Wilson mencionó que puede existir sobreoferta de equipos en el mercado y se abaratarán. “Ha sucedido con otras licitaciones que no se concretan, como el caso del IMSS, en que había miles de PC en el mercado y muy baratas, ahora corremos el riesgo que se inunde la oferta de proyectores a bajo precio”.

 

Pero puede ser peor

Lara no terminaba de dimensionar las consecuencias: “Podría ser el mayor quiebre en la historia de cómputo para cientos de empresas, es una cantidad millonaria”.

 

El director de Synnex no cree que exista un proyecto igual a éste en el mundo. Al mismo tiempo reconoció que es complicado para quien lo ejecuta, porque los licitantes podrían ser merecedores de penalizaciones que tirarían por la borda el fruto de años de trabajo de un distribuidor.

 

No obstante, precisó que el contrato debe proteger a los inversionistas, “por lo cual no debe ser tan simple cancelarlo”, comentó.

 

De igual manera, el presidente de Anadic finalizó: “En el último de los casos, si la SEP pagara indemnizaciones a los licitantes, mejor que invierta ese dinero en poner algo para la educación y se aprovechen los recursos económicos en beneficio de la educación de la niñez mexicana”.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply