Se solicitan innovadores

Es de nuevo la época del año en la que con sombrerazos y gritos -metidos en un escenario que parece más una olla de grillos- parece que el objetivo es no salir, sino hundirse más. Si acaso es posible, no se llega a los consensos que el país requiere para lograr un crecimiento.

Al cierre de esta edición aún no se logra definir lo referente a la “Deducción por costo de venta” que implica que las compañías deduzcan en razón de las ventas finales y no a partir de las compras, con el fin de que el pago de impuestos sea sobre ventas reales y no sobre productos que aún no producen ganancia alguna.
Esta propuesta, en conjunto con el denominado “Régimen de transición”, con el que se busca que los impuestos sean relacionados con el giro y la rotación de productos, tendría un serio impacto en la forma de trabajar de cualquier canal, y el de tecnologías de información y comunicaciones no es la excepción.
En este esquema se prevén tres procedimientos para la valuación de inventarios, que dependerá del tipo de mercancía y del tipo de movimiento. Para quienes vendan productos que cuenten con un número de serie y su costo exceda los $50,000 pesos, valuarán sus inventarios por el método de costos identificado para esas mercancías. Muchos de los productos de TI podrían caer en esta clasificación y complicar el pago de impuestos, esto sin mencionar los cambios a los esquemas de pago de impuestos sobre nómina y la aplicación de un impuesto a las ventas y servicios al público.
Es necesario que el Gobierno encuentre un adecuado balance para una justa distribución de la riqueza y pago de obligaciones necesarios para que el país funcione. Pero esto debe realizarse con inteligencia y pensando siempre en el bienestar de toda la sociedad, por lo que es necesario que estas propuestas sean comprendidas y analizadas, especialmente por quienes deberán realizar los pagos para evitar confusiones y tener claro en qué se usarán los recursos, así como un mecanismo equitativo, transparente y fácil de comprender por todos los contribuyentes.
Los recursos deben aplicarse también en la promoción y creación de nuevas ideas y conceptos, evitando cuestionables frases como “estará difícil otorgar 1% a ciencia y tecnología”. Porque el desarrollo de nuevos conocimientos permitiría crear nuevas empresas y así generar los empleos además de los ingresos en impuestos que tanto necesitamos.
Se deben obtener los recursos; pero también es necesario exigir que se apliquen en el desarrollo y promoción de nuevas ideas nacionales que lleven a las empresas y distribuidores nacionales más allá de nuestras fronteras con nuevos servicios y productos de las TIC, recordemos el caso de Opentec. Por lo que debemos decir que requerimos con urgencia innovadores nacionales, no sólo en TI, sino en todos los ámbitos, Es necesario reaccionar para entender si las decisiones nos beneficiarán como jugadores de esta industria.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap