Inteligencia de datos como transformadora en la producción de alimentos

Compartir nota

Reducir desperdicios en planta hasta un 73% y alcanzar un 80% de eficiencia productiva, fueron los logros de Kellogg’s a través de la incorporación de inteligencia de datos, de acuerdo con OSIsoft.

Agregó que tanto empresas como a gobiernos están creando estrategias y modelos transformadores y optimizadores de la producción de alimentos a una escala global, donde tienen cabida  herramientas como la inteligencia de datos, la cual ofrece mejorar la eficiencia en la cadena de producción, además de ayuda a reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos.

Como ejemplo de lo anterior, el desarrollador describió cómo The Kellogg Company, productora de alimentos, debido a requerimientos de nuevos modelos regulatorios (locales y globales), normas de seguridad estrictas y un mayor control de sus productos, encontró el impulso para transformar sus procesos productivos a través de la inteligencia de datos:

1.- Datos de la línea de producción. En la planta de alimentos de Valls (Tarragona), España, los trabajadores de Kellogg’s recolectaban, hasta hace poco tiempo, muestras de datos de la línea de producción dos veces por turno de forma manual. Los equipos no tenían conectividad y carecían de contexto. La respuesta de Kellogg’s fue integrar el control de todas las líneas de producción y empaque a través del PI System de OSIsoft, el cual permitió digitalizar y conectar los sistemas para obtener cálculos como peso medio, número de cajas rechazadas, irregularidades en el peso y otras métricas. En consecuencia, la tecnología de datos del PI System ayudó a obtener muestras en tiempo real cada 20 segundos. El error humano fue prácticamente eliminado durante este proceso, a decir del desarrollador.

2.- Reducción de desperdicios y errores en productos. Desde 2015 la planta de Valls comenzó a recopilar datos provenientes de sensores de temperatura para saber las condiciones de los alimentos en su proceso de elaboración. A través de PI System, los trabajadores de la planta pudieron recibir alertas en tiempo real sobre cambios en la condiciones de los hornos y dar seguimiento. Como resultado, los incidentes disminuyeron un 64% y el porcentaje de productos rechazados cayó un 73%, lo cual redujo, en su conjunto, el desperdicio de alimentos.

3.- Creación de un “gemelo digital” para mejorar la eficiencia productiva. Uno de los principales objetivos de Kellogg’s es reducir los costos de producción. Por este motivo, la planta de Valls utilizó “gemelos digitales” (réplicas virtuales de los procesos) en todos los equipos de la línea de empaque incorporando métricas específicas, lo cual permitió a los operadores controlar la eficiencia de la línea en tiempo real. Como consecuencia, se pudieron obtener alertas de mantenimiento de activos antes de que surgieran problemas, lo que llevó a la planta a pasar del 68% (2014) a un 80% del índice de referencia OEE (Overall Equipment Effectiveness o Eficiencia General de los Equipos) y extender su MTFB (Mean Time Between Failures o Tiempo Medio Entre Fallas) en el año 2018.

Todas estas incorporaciones fueron impulsadas por la inteligencia de datos, la cual, al ser implementada en la industria de bienes de consumo y alimentos, puede ser el cambio de paradigma que ayude a mejorar las condiciones sociales y de salud de la población, resaltó OSIsoft.

contactame@esemanal.mx

También te puede interesar:

Nueve tendencias de IoT para 2019, según Osisoft

Claves y retos de la industria manufacturera en México

Westcon distribuirá la plataforma Splunk para inteligencia operacional

El gran negocio de los datos y la relación con los canales

 

Compartir nota