domingo, julio 21

El estado del código abierto en 2019: Linux

0
Compartir nota

Por Stefanie Chiras, vicepresidente y gerente general Enterprise Linux, Red Hat:

El año 2019 marca otro giro en la TI empresarial a medida que la complejidad en los centros de datos aumenta, la definición del responsable de la toma de decisiones de TI se amplía y la transformación digital sigue siendo protagonista. Entonces, ¿qué preveo para Linux?

Ya no se trata sólo del sistema operativo. Se trata de una base a partir de la cual elegir la tecnología

Linux apuntala las aplicaciones y servicios que ayudan a las empresas a diferenciarse en un mercado cada vez más poblado. No es de extrañar entonces que los responsables de las decisiones de TI busquen un sistema Linux que soporte una amplia variedad de tecnologías tanto heredadas como modernas. Los directores de informática no desean adivinar si una aplicación ISV determinada funcionará o no en su distribución de Linux; ellos necesitan saber que funcionará acorde al fin pretendido y que seguirá funcionando en múltiples plataformas de hardware.

Esto significa que no basta con que una plataforma de Linux sirva para atender las necesidades de una empresa hoy. Necesita ser capaz de cubrir las necesidades del equipo de TI ahora y en el futuro. Esto requiere contar con un sólido ecosistema de proveedores de hardware, aplicaciones y nubes que ofrezcan un espectro amplio de opciones tecnológicas. Si el compromiso carece de lo anterior, los responsables de las decisiones informáticas pueden quedarse en la oscuridad… que no es el lugar más aconsejable para 2019.

El “responsable de las decisiones” pasó a ser “los responsables de las decisiones”

La toma de decisiones tecnológicas solía ser un proceso muy aislado. Linux impacta sobre los equipos de operaciones de TI, desarrolladores, ingenieros de red, líneas de negocio y a la función del director de informática. En lugar de tener que satisfacer una serie de necesidades planteadas por el responsable de una única área, ahora los proveedores de Linux tendrán que atender necesidades contrapuestas. ¿Es estable? ¿Es compatible con mis aplicaciones críticas? ¿Con cuánta frecuencia se actualiza? ¿Quién le presta soporte? ¿Cuán fácil es de obtener/instalar/usar? ¿Cuán seguro es? ¿Sobre cuáles nubes públicas funciona?

No bastará con responder algunas de estas preguntas. En 2019 las distribuciones de Linux necesitarán realmente ser todo para todos, especialmente durante el proceso de selección de tecnología.

La importancia de la automatización a nivel del SO

Las maravillas que vienen asociadas a un mayor conjunto de opciones de modelos de implementación traen aparejado un costo que frecuentemente se traduce en una mayor complejidad. Sumado a un entorno de TI ya creado y complejo, las organizaciones de TI pueden enfrentarse a una telaraña de sistemas dependientes, servidores huérfanos y paquetes de procesos aislados.

Las tecnologías de automatización, como Red Hat Ansible Automation, pueden utilizarse para ayudar a aliviar esta carga al eliminar de la agenda de los administradores de sistemas e ingenieros de red las tareas complejas que insumen mucho tiempo. En 2019 veremos cómo estas tecnologías continúan creciendo pero pasarán a estar más íntimamente integradas en las distribuciones de Linux a medida que los tomadores de decisiones informáticas busquen contar con una plataforma común “segura” en sus complejas operaciones.

Esta tendencia se ve reflejada en los roles del sistema dentro de Red Hat Enterprise Linux. Los atributos introducidos en Enterprise Linux 7.6  utilizan Ansible para abstrayer las complejidades y facilitar que los equipos de TI puedan configurar tareas comunes del servidor de Linux, tales como la conexión de redes, el correo electrónico y la seguridad.

La TI empresarial continúa siendo un trayecto y Linux la ruta

A pesar de todo el progreso que hemos visto en 2018 en torno a las tecnologías nativas de la nube —desde Kubernetes hasta las tecnología “sin servidor”— una de las cosas que seguirán siendo constantes en 2019 es que la TI empresarial es un trayecto. No existe un momento en el cual los directores de informática aplaudan y exclamen “¡listo!”. No sucede así. Siempre hay trabajo por hacer al migrar esa última aplicación heredada o diseñar el nuevo sistema de planificación de recursos empresariales (ERP), y siempre se podrá sacar un mayor provecho y obtener más flexibilidad de las actuales inversiones a través de tecnologías novedosas para el desarrollador como son los contenedores.

Desde los recursos físicos y las máquinas virtuales hasta las nubes públicas, privadas e híbridas, el pronóstico es que Linux seguirá siendo una constante en 2019. Cualquiera sea la ruta que elija una empresa para alcanzar sus objetivos de TI, cualquier desafío que pueda enfrentar, Linux será su compañero constante.

En 2019 considere que Red Hat, al igual que Linux, constituya el soporte de sus operaciones y, en definitiva, el trayecto que recorra la TI de su organización, sin importar adónde pueda llevarlo.

contactame@esemanal.mx

También te puede interesar:

Red Hat, Google, SAP e IBM comprometidos en proveer cargas de trabajo híbridas sin servidor
Conozca Red Hat Enterprise Linux 8 Beta
Enterprise Linux 7.6, base de confianza de las implementaciones de nube híbrida: Red Hat
Los contenedores son una prioridad para Red Hat

 

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.