La búsqueda de una nueva economía digital

Compartir nota

Las criptomonedas han generado gran revuelo y se posicionan como una de las propuestas más revolucionarias de la nueva era digital.

Muchas persona están a favor de la conformación de este nuevo modelo económico, varios están en contra y otros son escépticos. Pero lo mejor para formarnos una opinión sobre el tema es entender bien de qué se trata y cómo funciona.

La idea de criptomoneda nació con el afamado Bitcoin en 2009, se le atribuyó su desarrollo a Satoshi Nakamoto, quien mantuvo el anonimato por mucho tiempo; cuando se logró ubicar a una persona registrada bajo ese nombre, éste negó cualquier vínculo con dicho desarrollo, a partir de este momento se han realizado diversas investigaciones periodísticas, que tienen como objetivo encontrar al creador de esta idea, pero hasta la fecha no se ha podido comprobar la verdadera identidad de Nakamoto, incluso se sospecha que podría ser un grupo de personas a las que podría pertenecer también el Real Satoshi.

La idea principal de Bitcoin y el resto de las criptomonedas, es ofrecer una forma de intercambio económico descentralizado, es decir, sin el control de una institución reguladora o financiera, como podría ser (en el caso mexicano) el Banco de México. Con ello puede ser transferible por cualquier persona en cualquier parte del mundo, sin necesidad de cumplir con requisitos o cobros por ningún tipo de operación, incluso rompe la barrera de la diferencia de valor monetario entre países.

Lo que posibilita el desarrollo de la economía digital transparente y funcional, es el blockchain, que permite registrar el historial de todas las transferencias realizadas en una unidad de criptomoneda, enviando la información a diversos servidores, bajo un protocolo abierto, lo que le concede su característica descentralizada, “blockchain es un protocolo que nació junto con Bitcoin, para obtener un registro de las transacciones para que no pueda gastarse dos veces, funciona de modo distribuido no central para evitar que los bancos lo controlen. Nakamoto (aunque no se sabe si es uno o varios) diseñó una serie de mecanismos para hacer el registro de transacciones en bloques, de tal manera que se protejan los registros para que nadie pueda alterarlos bajo encriptación y el lugar en el tiempo dónde cae esa estructura de datos”, explicó Baltazar Rodríguez, arquitecto de industria en IBM. Registrar el historial implica que no se puede gastar dos veces la misma moneda, ni se puede hacer fraude ya que la información está a la vista de todos, así alguien puede saber de dónde proviene un Bitcoin, en qué ha sido usado y a qué hora se realizaron las transacciones; en cuanto a quien lo realizó es la única información que a pesar de ser registrada se encuentra encriptada, por lo que es confidencial, además no pueden borrarse o modificarse estas transacciones. En este sentido, Daniel Figueroa, director general de Obiqo (empresa de servicios de análisis, capacitación e implementación tecnológica) y ex administrador de riesgos y asesor de inteligencia fiscal del SAT, explicó: “Bitcoin es una opción muy atractiva, porque se basa en una plataforma abierta, en un sistema de encriptación ingenioso, rastreable e inmediato. Para mi es algo genial, que puede ser usado en crisis humanitarias, ya que es una moneda no amarrada a ningún gobierno, ni a entes regulativos, sin caer en un paraíso fiscal”.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, como la mayoría de las cosas en la vida, las criptomonedas tienen ciertas desventajas, “Una de ellas es que se puede hacer mal uso, debido a que es muy libre, se debe a que es muy objetiva, se puede usar para lo que quieras, pero así pasa con todo; cualquiera puede usar un cuchillo para untar mantequilla, pero también para matar a alguien”, indicó Figueroa. Por su parte, el especialista de IBM opinó que la sociedad aún no tiene la madurez suficiente para este esquema no regulado.

“Tiene que haber una consolidación de la cantidad de monedas que hay .En algún punto habrá una menor necesidad de mineros, Pero continuarán existiendo, lo que creo es que pueden caer en usos limitados como el desarrollo de monedas resistentes al concepto de autoridad central”: Baltazar Rodríguez

¿Qué son y de dónde provienen?
El nacimiento de las criptomonedas es a través de cálculos matemáticos que se generan para resolver un acertijo tipo criptográfico y se libera en tiempos establecidos, lo que es conocido como minería, “Este es un proceso criptográfico que se hace para validar las transacciones y es tal el costo de lo que hicieron ellos que alguien les paga por la creación de criptomoneda”, explicó Rodríguez. Muchos mineros compiten a la vez para obtener la única respuesta existente. Éstos pueden ser una sola persona o de un grupo de ellas, “Actualmente la minería ya se hace por procesos automatizados, porque es poco redituable, y es como los matemáticos que pasan su vida tratando de identificar el número que saldrá en la lotería”, comentó Figueroa, sobre el proceso actual de producción de criptomoneda.

La forma de minar se da por diversos sistemas, por ejemplo el de Pruebas de Trabajo, que se enfoca a resolver problemas utilizando un software especial y la capacidad de procesamiento de cómputo, así como el poder de diferentes componentes como tarjeras y chips.

Otro método puede ser el llamado Prueba de Participación, ésta consiste en generar nuevas unidades al incrementarse el valor de una de moneda a la que se ha establecido un costo previo, la condición es que permanezca inactiva.

Actualmente, en el caso específico del Bitcoin, éste se puede comprar por partes, ya que el valor total de uno al día de hoy es de $3987,73 dólares. Es importante destacar que a lo largo de su existencia el precio ha sido fluctuante, cinco años atrás tan sólo costaban alrededor de 1000 dólares y en los últimos años este intercambio económico cobró mucha popularidad y atracción del público general debido al súbito incremento de valor que ha presentado, gracias a la oferta y demanda de los usuarios. En este tenor Figueroa indicó: “Es muy importante destacar que el valor se lo damos todos. De hecho, este tipo de moneda es finito y que lo sea te da la certeza de hasta dónde puede crecer; es decir, tiene un total de transacciones que corren a cierta capacidad por minuto, que tienen un tope, esto porque todas nuestras transacciones están contenidas en código”. Al igual que las monedas físicas las criptomonedas tienen una emisión digital limitada; este es uno de los principios fundamentales que estableció Nakamoto desde su concepción: no se puede exceder la cantidad 21 millones de unidades en Bitcoins.

De igual modo, el valor y el papel de las criptomenedas se han visto marcadas por algunos sucesos desde la historia de su existencia, tales como la detención de Ross Ulbricht, uno de los administradores de Silk Road, el primer sitio en el Deep Web donde se comercializaban productos en intercambio de Bitcoins, al que se le imputaron cargos de venta de drogas, servicios de sicarios, entre otros. Aunque en realidad se cree que éste fue uno de los primeros intentos de combatir el uso de un modelo económico que no estaba regulado. Luego de esto Bitcoin cobró gran popularidad y atención fuera del mundo de los geeks, gracias a una de las inversiones más famosas de los Winklevoss, unos gemelos que apostaron por una plataforma de intercambio, BitInstant, fundada por Charlie Shrem, quien actualmente cumple una condena impuesta por el gobierno de los Estados Unidos por los cargos de trasmisión ilegal de capital. Ambos casos cobran gran importancia en la historia de esta nueva propuesta, al ser los primeros intentos de combatirlas para evitar su propagación, de aquí se inició también el debate en el que las criptomonedas deben ser reguladas y el nacimiento de propuestas como el BitLicence así como para regular a las Fintech en su forma de operar. Las cuales han dividido la opinión pública, ya que por un lado algunos opinan que esto protegería a los consumidores y lo volvería una forma más segura de operar. Pero por el otro, los detractores argumentan que le roba la esencia del más puro estilo ciberpunk.

Me interesa la economía digital
Para tener una cuenta primero se debe de saber que existen diferentes tipos de criptomonedas, como ya se mencionó la primera y más famosa es el Bitcoin, pero también podemos encontrar otras en su haber otras que ya se vuelven populares como Ethereum, que se ubica como la segunda moneda más usadas, de ella siguen los Litecoin, Ripple, Qubits, Peercoin, Novacoin, entre otras, se calcula que existe un aproximado de 700 en su tipo. “Yo recomendaría evaluar qué se quiere hacer, porque el que se amarra bien al tema de contratos inteligentes clausulados son los Etheres, por la facilidad que tiene de generar blockchains, si sólo quieres hacer un intercambio de punto a punto conviene Bitcoins o Bitcash”, dijo al respecto Figueroa. Del mismo modo existen diversas plataformas a las que se les llama carteras, que funcionan como brokers de criptomoneda, entre las más famosas: Etoro, Trade.com, Plus500, AvaTrade, entre otros. La recomendación es muy similar: entender el tipo de transacciones que se requieren, con ello buscar la que mejor se ajusta, incluso para empezar se puede evaluar la facilidad de uso de las plataformas para tomar una decisión.

Es importante destacar que una de las desventajas de ser monedas no reguladas es que se corre el riesgo de que desaparezcan o en el caso de las plataformas de comercialización y transacción también pueden incurrir en el robo de los fondos, como en el caso de AlphaBay una de los portales muy similares al perseguido por la FBI Silk Road, que operaba en la Deep Web. Por ello, la recomendación es nunca invertir el 100% de los activos con los que se cuenta, sino tan solo aquellos que no representan un riesgo sustancial para la economía personal u organizacional. “Todas las monedas criptográficas hasta el momento se basan en la especulación, por lo que es arriesgado, yo recomendaría invertir una cantidad que no afecte al bolsillo y darle seguimiento al comportamiento de la moneda. También invitaría a las nuevas empresas a empezar a cobrar servicios pequeños, por ejemplo de diseño para comenzar a dimensionar el valor de su trabajo”.

“Una entidad financiera es corruptible, o bien puede caer en malos manejos, esto es más factible a que alguien pueda robar o hackear tu cuenta de criptomoneda, porque la capacidad de encriptación es inhackeable, si alguien logra intervenir un servidor el resto de ellos distribuidos están para revertir el efecto”: Daniel Figueroa

 Su fama en México
Si pensamos que está tendencia está lejos de nuestra cultura estamos muy equivocados, en México ya existen muchos usuarios de las criptomonedas, incluso a nivel profesional. Tal es el caso de empresas como Obiqo, quienes no sólo realizan operaciones con Bitcoin, en un modelo económico dual, sino que es incluso una de las pioneras mexicanas que ya lo adoptaron como una opción para capitalizarlo. “Yo empecé a comprar porque creo que es algo muy revolucionario a nivel mundial, que puede transcender y ser muy positivo, incluso lo he incluido en mi cartera de servicios para el desarrollo de contratos inteligentes”.

De acuerdo con cifras publicadas por la revista Forbes, en México, para mayo del 2017 ya se habían alcanzado los dos millones de dólares en volumen de transacciones, mostrando un considerable aumento, ya que en 2016 el estimado fue de 120 mil dólares diarios. Estas cifras no son cualquier cosa y el gobierno como en otros países han detectado que esta nueva revolución monetaria se les puede ‘salir de control’, lo que no les convienen bajo ningún concepto, por ello bajo la Ley Fintech buscan incluir un marco normativo que aborde el tema para obtener control.
Otro modo en el que está siendo abordada esta tendencia por el gobierno mexicano es desde el Servicio de Administración Tributaria: “El gobierno ya lo hizo posible (la inclusión de las criptomonedas), el SAT acaba de abrir el sistema de Sociedades de Acciones Simplificadas (S.A.S), el que permite generar personas morales y no requieren actas constitutivas, con dos personas basta para crear una sociedad y permite recibir dinero en cualquier cuenta, no necesariamente bancaria, por ende una cuenta en línea de criptomoneda”.

Gosocket, que usa la tecnología de blockchain para controlar el flujo de la factura electrónica , planteó un escenario importante de la evolución digital de las mismas en territorio financiero indicó: “a través de nuestro blockchain, resulta interesante pensar que puedo tener la factura como medio de pago, al ir registrando los cambios de propiedad; este título de valor que se va registrando por concepto seguro y descentralizado puede hacer que la factura se llegue a convertir en un medio de pago electrónico y por qué no a una criptomoneda”, destacó Sergio Chaverri, cofundador y CMO de la marca. Explicó que para que esto pase se requiere: “el modelo para que se llegue a ello y se cierre el ciclo es el mérito ejecutivo de la factura que pueda convertirse en un título de valor y la regulación de tipo de registro único de sesión de créditos, con lo que se pueden perfilar soluciones financieras y una de esas porque no es criptomoneda. Éstas son conversaciones que ya se tienen en las instituciones de gobierno mexicano y hemos sido participantes de ello”, agregó.

Al respecto, Baltazar Rodríguez opinó que es mejor que el gobierno aborde el tema, y no que lo ignore. A pesar de que el ejecutivo no posicionó a la criptomoneda como una panacea, aceptó que es factible combinar economías, aunque explicó que hace falta mucha madurez para alcanzar la operación total a través de este modelo.

“La economía digital sí podría desplazar a las reservas federales, ve a Suiza, ya acepta este tipo de moneda y es totalmente legal. Yo no creo que lleguemos al 2030 sin que se propague de modo generalizado”: Obiqo.

Blockchain más allá de Bitcoin
Más allá de la criptomoneda, una de las principales contribuciones tecnológicas de Satoshi Nakamoto es la forma en la que se hizo posible su desarrollo; el blockchain el cual hoy trasciende su origen y da paso a nuevas utilizaciones. Una de las empresas que ha comenzado a materializarlo es IBM.

Figueroa, explicó que uno de los principales usos actuales de Blockchain es para la generación de contratos inteligentes, en un modelo parecido al de criptomoneda, “El primer beneficio y ahorro inmediato es que no tienes que pagar por el seguro que te exige el banco, ni aceptar las cláusulas implícitas . En contratos inteligentes todo se lleva a cabo mediante sentencias tipo código de ‘si-entonces’, además en todo contrato redactado siempre hay errores humanos, son corruptibles. Con un contrato inteligente sólo necesitas tener una cuenta y ahí se liberan los recursos , son incorruptibles, así que van a ser muy funcionales para gestionar recursos en los gobiernos, por lo que veo que éste será el futuro”.
Otro uso que destacó el directivo es su aplicación como un sistema efectivo de obtención de regalías por derecho de autor, “el manejo de recursos es muy claro y sencillo, antes vendías una canción y era muy difícil rastrear las veces que se reproducía, con este método al momento de la reproducción de libera un recurso”.

Por su parte, Rodríguez dijo: “IBM ha identificado un gran potencial en este registro indeleble de transacciones, le hemos encontrado otros casos de uso para el registro de transacciones distribuida, para activos digitales como facturas, notas de crédito, canciones, entre otros. Que pueden ser transferibles en una red de negocio”. Explicó referente al proyecto de la compañía que toma este elemento y se aleja de su binomio de nacimiento, ya que a pesar de reconocer cierta utilidad en las criptomenedas, han decidido hacerlas a un lado y labrar otro camino.

El especialista explicó que la creación de redes de negocio es como se cimienta nuestra sociedad, en la que intervienen desde el que manipula la materia prima, la comercializa, “Cada participante tiene su propio registro y forma su balanza donde se registran las entradas y salidas. Pero como no confiamos los unos de los otros, por ello utilizamos mecanismos donde basamos ese ejercicio de consenso, por ejemplo: las facturas, los cheques, los papeles que llevamos de un lado para otro, que son ejercicios de confianza institucionalizada. Y nos pasamos los tokens de confianza de manera física, lo que cuesta tiempo y dinero. A mí me tocó desarrollar la factura electrónica y antes de eso tenía que ser un proceso físico y complejo, ahora es más sencillo, lo mismo pasa con blockchain que ofrece una balanza compartida y reduce la cantidad de tiempo y esfuerzo, desde un proceso digital”, ejemplificó: “Si compras una casa primero necesitas las escrituras y tienes que ir al Registro Público de Propiedad, hacer todo el trámite por un notario y eso dura de tres meses a un año, además tienes que pagar del 5 al 7% del costo total del inmueble, lo que representa un alto impacto tan solo para que te dé certeza de que la transacción es correcta”, la idea de la marca es reducir toda la complejidad y los gastos innecesarios con la utilización de blockchain ya no se necesitan intermediarios.

Otro ejemplo, que el especialista de la marca indicó es el rastreo e identificación de productos: “con Walmart tenemos un proyecto para llevar la pista de insumos alimenticios. Se puede identificar de dónde vienen, dónde fueron procesados. Si por ejemplo se detecta un lote de alimentos infectados, ahora se puede saber cuáles son, porque antes si existían situaciones como esta, se tiraban todos los productos del tipo, lo que tiene un gran efecto económico, eso ha pasado con la carne de cerdo, papayas, incluso cuando se retiraron todos los dispositivos Samsung Galaxy Note 7. Con un blockchain hubieran podido saber cómo y hasta quién los compró”, ésta tecnología ayudaría a identificar tan solo la parte afectada y con ello lograr grandes ahorros.

“Creo que muchas empresas están dejando pasar de largo la verdadera aplicación de negocio al enfocarse a criptomoneda. Blockchain es una tecnología sumamente innovadora que va transformar muchas cosas. Por ello extraemos lo que realmente tiene valor, más allá del ejercicio de la criptomoneda, Porque ahora es muy popular , pero nosotros estamos viendo al futuro”: IBM.

Actualmente IBM ha capitalizado el blockchain bajo un modelo as a service, en una red de cobertura mundial, y en la combinación con el resto de tecnologías como lo son los aplicativos móviles, el análisis de datos, big data, inteligencia artificial IoT, así mismo se emplea para aumentar la inteligencia de Watson, de acuerdo con lo que expresó, Rodríguez, “Nosotros por ello, además de desarrollar blockchain en el entorno de negocios, también desarrollamos toda la tecnología que interconecta esos blockchain a todo lo demás”.

Rodríguez, detalló que hoy existen cerca de cuatro mil nuevas versiones de blockchain y tres familias, la del Bitcoin, Ethereum y Hyperlayer, ésta última es con la que trabaja la marca.

Compartir nota