Incertidumbre para invertir en Telecom

Según The Competitive Intelligence Unit (CIU), la lentitud en retornos y maduración de las inversiones en telecomunicaciones puede derivar en desincentivos a la inversión si no se cuenta con un marco regulatorio eficiente o un mercado en sana competencia. En este sentido, agregó, la alta concentración que presentan las telecomunicaciones mexicanas en sus diferentes segmentos, contribuye a que en nuestro país exista un déficit de capital de infraestructura.

Asimismo la consultora aseguró que en países en desarrollo como el nuestro, los recursos financieros son escasos, derivando en un rezago tecnológico que contribuye a la falta de cobertura de servicios de telecomunicaciones, baja calidad, elevados precios y por consiguiente, un aumento en la brecha digital, impidiendo la democratización de su acceso entre la población.

Como resultado, mencionó CIU, la capitalización del sector se vuelve indispensable para el desarrollo, y cuando los recursos públicos no pueden cubrir las necesidades del sector, la tendencia a nivel mundial ha sido recurrir al capital privado, tanto nacional como extranjero, para alcanzar el despliegue de infraestructura que los servicios de telecomunicaciones de nueva generación requieren.

De acuerdo con la firma, con base en las estrategias del Pacto por México y el Plan Nacional de Desarrollo, la asignación de recursos para el despliegue de infraestructura con cobertura nacional se prevé en el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transportes y Comunicaciones 2013-2018, documento que contempla una inversión tanto pública como privada de 700 millones de pesos al término del sexenio enfocados al sector de telecomunicaciones, sentando un precedente en la destinación de recursos públicos en este rubro

Sin embargo, señaló la consultora, no se ha generado la suficiente certeza jurídica para que estas inversiones comiencen, ya que a pesar de que la reciente Reforma en Telecomunicaciones incluye estrategias para el despliegue de infraestructura, el detalle sigue  pendiente en la legislación secundaria. Esta situación ha derivado en una parálisis estructural al interior de la industria, con una caída estimada de 27.4% en las inversiones en telecomunicaciones, con lo que el capital invertido en 2013 apenas alcanza $4,939 millones de dólares, afirmó.

Por el lado de los operadores, también hizo notar que a la fecha, casi dos terceras partes del capital inyectado al sector provienen de empresas distintas a las dominantes. Así, los principales operadores de telecomunicaciones que generan más de dos terceras partes de los ingresos de la industria, aportan menos de una tercera parte de las inversiones totales, mientras que son los competidores los que están luchando por ocupar un lugar en el mercado, pero no podrán hacerlo hasta que se resuelva la incertidumbre jurídica antes mencionada, reiteró CIU.

[email protected]

Share via
Copy link
Powered by Social Snap