viernes, octubre 19

Limbergy, un modelo híbrido ganador

0
Compartir nota

A casi cuatro años de haber sido fundada, hoy Limbergy es una compañía que ha logrado consolidarse en consultoría de comunicaciones unificadas y ofrece un esquema de submayoreo con beneficios para su partners.

Jesús Sánchez

Justo en la recesión económica de 2009, su director Jesús Sánchez dio vida a Limbergy, con la intención de enfocarse en la PyME, en un momento en el que ese tipo de empresas no invertían como debían; se le ocurrió presentar un modelo híbrido que no existía en el mercado de comunicaciones unificadas (UC), venta directa corporativa desde un punto de vista consultivo y abrir una red de distribución enfocada para atender a ese sector.

Ese modelo fue una novedad para los mayoristas y fabricantes, “sobre todo porque es complicado que puedas atender al canal y vender de manera directa, porque puedes crear un conflicto si no lo haces de manera adecuada, con el canal debes tener reglas claras y con el fabricante un esquema transparente”, afirmó Jesús Sánchez, director de la compañía.

Modelo para PyME
El directivo identificó que existe una gran oportunidad para atender a la pequeña y mediana empresa, hay fabricantes con el portafolio y la intención de acercarles tecnología, pero no tienen la capacidad de llegar realmente a esos resellers que también son PyME y son el primer frente para atender a ese sector.

Según el directivo, el distribuidor es el ente que debería atender a la PyME, pero tiene barreras naturales como son: la falta de certificaciones, créditos, disponibilidad, cobertura, etcétera, “Ahí entramos nosotros con un modelo de sub distribución en el que contamos con las certificaciones, la experiencia para atender a empresas pequeñas y con capacidad de soporte”, afirmó.

Limbergy se define como una empresa consultiva de integración orientada a proyectos, con otra área de sub distribución para PyME, pero 100% enfocados a comunicaciones unificadas

Sánchez añadió que el reseller que quiera ingresar al mercado de comunicaciones unificadas no debe tener miedo, porque muchas veces se les dificulta entrar a comercializar plataformas que requieren conocimiento nuevo, otras habilidades, un proceso de ventas diferente y hasta una inversión distinta, sobre todo cuando una PyME no tiene garantizado el retorno de la inversión.

Entendiendo lo anterior, Limbergy a través de un esquema de sub distribución evita que el canal haga esa inversión y los apoya con equipo demo, capacitación preventa y postventa, además de hacer la implementación si ellos así lo requieren o incluso enseñarles a implementar para que vean las ventajas de la tecnología, sin la necesidad de invertir y probar si les conviene o no entrarle a ese negocio, en caso de querer continuar los impulsan para que se certifiquen con el fabricante.

Compartir nota
1 2 3
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply