Energía para todo tipo de necesidades


¿Qué buscan los usuarios?

Para Rabía, las necesidades en energía se enfocan en asegurar que toda la infraestructura de misión crítica tenga un soporte adecuado, contar con un respaldo para dispositivos de máxima seguridad y proveer con energía de calidad para duplicar la vida útil de dichos equipos.

Uno de los aspectos con mayor énfasis es la administración de energía de riesgo; es decir, estática, que deber ser regulada al momento de dar mantenimiento a cualquier equipo activo.

LEED y las empresas verdes

El fenómeno del calentamiento global está obligando a las compañías para que tomen medidas ecológicas; tanto el ahorro como el suministro adecuado de la energía son las alternativas viables para convertirse en empresas verdes.

Actualmente, los diseños de centros de datos parten de las premisas que marca el organismo Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED, por sus siglas en ingles), que regula y certifica las instalaciones ecológicas.

LEED maneja cuatro niveles de certificación, calificando aspectos como localizaciones sostenibles, eficiencia en el manejo del agua, buena administración de la energía, manejo de materiales y recursos, calidad ambiental interior y proceso de innovación y diseño.

Si bien las tendencias marcan una orientación hacia las energías verdes, Couttolenc agregó: “A corto y mediano plazo, las alternativas de energía ambiental sólo serán complementarias de la energía eléctrica. Tanto la solar como la elóica están muy lejos ser una opción real para las empresas”.

Especialización del canal

El panorama de buen uso, ahorro y administración de la energía abre una brecha de negocio para el canal, el cual necesita especializarse en el uso de tierras físicas en cuanto a los requerimientos para aterrizar todos los equipos y que estén protegidos contra cargas electroestáticas.

El control térmico dentro de los centros de datos es otro aspecto para que el canal ofrezca estos servicios de administración, ahorro y calidad de energía. Los equipos que se emplean son aire acondicionado de precisión y tecnología de administración de temperatura.

Rabía concluyó que “la importancia de conocer sobre tecnologías como PoE y los diferentes estándares y certificaciones que manejan organismos como LEED son necesidades que tiene que cubrir el canal”.


El valor de los centros de datos

Uno de los aspectos más importantes para la administración de la energía son los centros de datos, ya que son parte crítica de la organización donde se consolida toda la información y se distribuye a todos los extremos de la misma. “El 20% de la energía que se genera e

n Estados Unidos se consume en centros de datos. Tal cantidad serviría para alimentar 315 mil edificios como el Empire State”, ilustró Rabía.

Una de las estrategias para conseguir un buen manejo de la energía consiste en la implantación de pasillos fríos y calientes para dirigir el aire hacia diferentes corredores y enfriar los dispositivos.

Actualmente también se están empleando protectores solares en las ventanas para evitar un calentamiento en las instalaciones y desperdiciar energía en los equipos de enfriamiento.

Por último, el manejo y administración de los circuitos eléctricos a través de paneles y sensores inteligentes que pueden controlar sistemas de iluminación de algún edificio con tecnología inalámbrica, vía Web o por el comportamiento de la iluminación solar.

Los requerimientos técnicos que necesitan los centros de datos son sistemas que manejen cargas monofásicas a 120 volts, según las necesidades, resultante de la sumatoria de cargas de todo el centro de datos. Los UPS deben ser monofásicos de hasta 3kVA, difásicos hasta 15 kVA y trifásicos.

PoE desde corporativo hasta SoHo

A pesar de ser específica para centros de datos, la tecnología Power over Ethernet (PoE) ha demostrado ser escalable para PyME y SoHo, ya que se reducen los costos en el suministro de energía y se obtiene un mayor tiempo de vida en el UPS.

Con PoE se pueden alimentar teléfonos, cámaras y lámparas IP, que reducen costos en infraestructura y comunicaciones, pero sobre todo aumentan los parámetros de seguridad en las organizaciones.

La capacidad para regular y suprimir los cambios radicales de energía, así como un respaldo de tiempo suficiente que se mide en minutos o cuartos de hora hacen de PoE una opción para respaldar operaciones críticas como bases de datos y servidores.

Para los equipos alimentados por corriente directa (DC), PoE permite conectarlos en paralelo para cargarlos de manera transparente y suministrar la energía suficiente, pero eliminando los tiempos de soporte.

Con esto se incrementa la seguridad de los sistemas de red para que continúen energizados hasta que se den de baja de manera manual.

La oferta actual de PoE se puede adaptar a la mayoría de los segmentos, pues existen opciones desde ocho hasta 48 puertos.

Una de las ofertas de PoE dirigidas a la administración de la energía son los dispositivos Midspam DPoE, tipo switch que se encargan de brindar rangos de energía adecuados a las necesidades de cada dispositivo.

Con esto es posible tener una gestión de toda la energía en los centros de datos para dar prioridad a sistemas de alta seguridad y tiene la posibilidad de programar el encendido o apagado de los mismos de acuerdo con horarios.

Rabía compartió: “Están dirigidos a los corporativos, funcionan con equipos heredados, ya que cumplen con el estándar de IEEE 802.3AF, que indica la máxima interoperabilidad para mantener la infraestructura con alimentación de corriente directa hacia cualquier dispositivo IP”.

De esta manera se obtiene una disipación de calor menor, comparada con soluciones tradicionales; de este modo, la energía que se necesita para enfriar los aparatos es menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap