¿Dónde está el negocio de las redes inalámbricas?

Cuando los primeros equipos Wi-Fi llegaron a México muchos distribuidores e integradores aprovecharon para hacer nuevos negocios, sin embargo la tecnología 11b era notablemente lenta en tanto que la 11a era rápida tenía problemas de compatibilidad.
Ahora que las redes wireless han cobrado fuerza y se perfilan como el próximo paso en conectividad para equipos domésticos, quien ha inundado el mercado de equipos no es un distribuidor, ni un integrador sino una compañía telefónica quien regala los ruteadores al contratar el servicio de DSL; esto no sólo disminuye las oportunidades para el canal, también entrega equipos que no son aprovechados en su totalidad por usuarios con poca experiencia que en muchos casos requerirán de asesoría, soporte o simplemente orientación para activar funciones clave como el reenvío de puertos o configuración de DMZ, indispensables para que las cámaras IP puedan ser monitoreadas.

 

Es aquí donde se abre una nueva puerta, sin contar que el estándar IEEE 802.11n viene empujando y aún cuando se encuentra en fase de borrador, con velocidades que rondan los 108Mbps, es importante planear las nuevas oportunidades que traerá consigo ya que promete tasas máximas de 600Mbps, lo cual implicaría que muchas empresas podrían considerar no instalar redes cableadas así como un abanico nuevo de equipos multimedia compatibles con N.

 

Entonces, se podría decir que en tecnología inalámbrica no estamos en el comienzo del fin, si no en el fin del comienzo.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap