¿Quiénes son los ganones?

Sí, eSemanal lo vio venir, lo anunció de varias maneras: la añeja rivalidad entre Microsoft y Novell parece que llega a su fin o será que la compañía de las ventanas está comenzando a perder negocio y que, mejor, decidió realizar una alianza con el otrora gigante rojo en materia de colaboración para que los productos de ambas compañías se reconozcan entre sí.

La operación, de la cual las casas de software no dieron detalles financieros, considera que Microsoft recomiende los productos de Novell basados en código abierto y que el inestable Windows se comunique con SUSE Linux.

 

Esto es un paso muy importante en el avance del software de código abierto, el cual siempre ha enfrentado las caras feas, de fuchi, de muchas marcas OEM para integrarlo en sus sistemas, el acuerdo también considera que en el terreno de la virtualización haya comunicación.

 

El foco también estará en otras dos áreas técnicas: servicios Web para administración de servidores y la compatibilidad de Microsoft Office con OpenOffice.

 

¿Dónde quedaron todos los aquelarres y campañas de desprestigio que emprendió el aparato mercadológico de la firma de Redmond en contra del software libre? Algunas de las oraciones rezaban que a la larga Linux era más caro, esto se intensificó cuando compañías como IBM y HP comenzaron a integrar los desarrollos basados en el código del pingüino en su oferta de herramientas de negocios.

 

El movimiento más fuerte fue cuando Novell anunció la adquisición de la distribución SUSE. Ahora que ha mejorado el sistema y lo ha colocado en un lugar exitoso en las empresas y comienza a posicionarlo en el nicho del escritorio se da este anuncio, cuando además los analistas −y eSemanal− consideraban a la oferta de Novell como el más serio rival para Windows en toda la historia.

 

Al final del día, negocios son negocios, y se podría pensar que la compañía de Gates quiere evitar un estado álgido con la penetración de Linux en diversos estratos y más aun cuando está por lanzar Vista, la polémica versión de su sistema operativo que, previo a su salida al mercado, ha tenido muchos altibajos por la cantidad de recursos que consumirá al ser instalado y por el incremento del costo de los sistemas que lo incluyan, esto a grado tal que Acer, uno de los pocos fabricantes en el mundo que pueden comprar licencias de Windows a un dólar, dijera que Windows Vista era sólo el pretexto de Microsoft para aumentar los precios.

 

Es cierto que Microsoft ha creado un ecosistema alrededor de sus productos, pero, ¿dónde queda eso de que Linux no ofrece negocio? El ejemplo está dado y por uno de sus principales detractores: Microsoft mismo.

 

Si bien es cierto que al cierre de esta edición aún no se conocen los términos en metálico de la transacción, éstos se tendrán que revelar, ya que las compañías son públicas y deben justificar sus inversiones e ingresos.

 

¿Quién será el mayor ganador? ¿La compañía de las ventanas o el ex gigante rojo de las redes?, pues ninguno de ellos, amable lector. Sin duda, los ganones serán el usuario y el canal, y este último, con el conocimiento, tendrá mejores oportunidades de respaldar ambas plataformas o comenzar a cambiar a sus clientes, de Windows a Linux.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap