Abierta competencia en tecnología y comunicaciones

Mientras los jugadores dominantes en una industria mantienen su hegemonía, tal y como si fuera coto de caza reservado para su depredación privada, los únicos afectados son los consumidores.

En nuestra industria hay algunos casos; pero quizá el más importante sea el que entablan las empresas de comunicaciones y las de medios digitales.
Los avances de la tecnología son mucho más veloces que esos egoístas intentos por impedir nuevos jugadores; así, las condiciones tecnológicas para que las cableras proporcionen servicios de comunicación de voz mediante IP están dadas, mientras que las tradicionales empresas de comunicaciones pueden hacer lo propio con contenidos multimedia. Se puede percibir.
Ambas establecen estrategias para mantener su ventaja de mercado a toda costa, una de esas incluye impedir que otro entre a su espacio reservado. Sus tácticas son simples, realizan las llamadas negociaciones entre pasillos (lobbying) para convencer a legisladores o instituciones reguladoras de dejar las cosas como están, en detrimento, reitero, de quienes son consumidores.
La buena noticia es que la Comisión Federal de Competencia dio un paso importante para acabar con esos cotos exclusivos y determinó que las empresas de telefonía pueden ofrecer servicios de televisión a través de sus propias conexiones y que, a su vez, las cableras pueden ofrecer servicios de telefonía y transmisión de datos. La determinación anterior no es mandatoria para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (la que no se ha pronunciado al respecto), pero abre un inmenso abanico de oportunidades para las comunicaciones en México, con la participación de nuevos jugadores, quienes de entrada tendrían las mismas oportunidades de competir y ganar una posición de mercado acorde con su oferta y capacidad de servicio. El principal beneficiado, reitero, sería el consumidor.
El canal, siendo mercado, no escapa a la tentación de esa hegemonía pretendida de un dominante único, y a cada caso presenta una alternativa de valor; en otras palabras se ha regulado de tal manera que ahora hay interesantes ofertas en el mayoreo especializado y en el regional, aunque también en la llegada de nuevos jugadores a la industria. De tal manera que los distribuidores casi siempre tienen una opción adecuada.
Es el caso de TechData, que inicia sus pasos en México, respaldado por la fortaleza de su empresa en Estados Unidos y el mundo. La compañía mayorista buscará ser una alternativa real de negocio para los distribuidores mexicanos. No hay de otra: debe continuar la competencia abierta en materia de tecnologías de información y comunicaciones para seguir consolidando al canal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap