Comunicaciones satelitales de la promesa al mito

Son la base de las comunicaciones televisivas; no obstante, la promesa en telecomunicaciones no fue cumplida en servicios como telefonía y videoconferencia vía satélite. Hoy cumplen con su propósito básico, en corporativos, gobierno e instituciones educativas públicas.

Hace tan sólo cinco años, la transmisión de voz, video y datos vía satélite representaba un plan de negocio sólido para los proveedores de servicio. La idea básica era comunicar a personas y empresas en cualquier punto de la tierra; en corporativos, carreteras, aviones e incluso en regiones geográficas complicadas como montañas, desiertos o islas.
Muy pronto la euforia llegó a México. Operadores de la talla de Satmex, GlobalStar o Iridium arribaron a América Latina. En estas fiesta sus fabricantes tallaban la tecnología en muestras como Expocomm México: «Tecnología satelital para todos» y los atónitos usuarios e incluso un incipiente pero canal experto en telecomunicaciones veía el futuro cercano.
La realidad llegó. Las comunicaciones satelitales para usuarios resultaron ser incosteables. Hubo casos tristemente célebres: Iridium que deja ir su flotilla satelital más allá del espectro radioeléctrico al declararse incompetente en todos los sentidos económicos.
Y las razones ahora son sencillas de explicar: las comunicaciones basadas en el concepto James Bond (videoconferencia en un maletín con todo lo que ejecutivo puede soñar; cámara, micrófono, PC e Internet en un pequeño maletín) quedaron en las películas, por un solo hecho: las llamadas telefónicas vía satélite a finales de la década de los 90, superaban la escala de $10 dólares por minuto; por lo tanto, llegó la época de las realidades para todo el mundo satelital.
Hoy, la euforia con todos sus míticas posibilidades de negocio quedaron en recintos como las salas de exposiciones del WTC capitalino con sus stands llenos de creatividad y cuantificables metros cuadrados. La era romántica satelital fue superada por las aplicaciones prácticas de los entonces menospreciados estándares de las comunicaciones celulares. Hoy los alcances reales son lógicos y sin mitos.
Un hoy distinto
Actualmente y con el avance que se ha visto en diferentes ámbitos del mundo de la tecnología, las comunicaciones satelitales poco a poco han ocupado lugares importantes que garantizan ciertos niveles de vida, negocios y educación. Gracias al avance que se ha visto en este tema, se ha abierto el acceso a lugares a los que resulta complicado llegar por medio de otras tecnologías.
Pero, pese a que hay avances en lo referente a los satélites de comunicación y qué estos se han encargado en cierta forma de ofrecer una mejor calidad de vida al usuario, también es cierto que el acceso aún es restringido y el control de la tecnología no es difundido en su totalidad como se desearía para poder aprovechar de mejor manera los beneficios que ofrece.
Un poco de historia en regulación
Es innegable, las comunicaciones satelitales forman parte integral de la red de comunicaciones del mundo, ya que la mayoría de los países se interconectan por medio de sistemas satelitales y los países del tercer mundo, ven en estos sistemas la oportunidad de dar el salto y ponerse a la par de estas tecnologías.
Con respecto a lo anterior, en México han surgido redes privadas y de servicios de valor agregado que usan estos sistemas. El 19 de febrero de 1996 el Gobierno mexicano, con el propósito de cumplir con las reglas establecidas en la Ley federal de Telecomunicaciones dio inicio a los procesos necesarios para privatizar los tres satélites propiedad de Telecomunicaciones de México (Telecomm) y se creó el comité de Reestructuración del Sistema Satelital Mexicano.
Este dcomité estuvo encargado de definir la estrategia sobre los aspectos generales y específicos en las diferentes fases del proceso de reestructuración, además de supervisar la separación de Telecom En dos áreas: una dedicada a las comunicaciones vía satélite y otra encargada del servicio telegráfico.
Para poder llevar a cabo la privatización, se creó la empresa de participación estatal mayoritaria: Satélites mexicanos (Satmex), compañía a la que se le asignaron las concesiones sobre tres posiciones orbitales para México así como la propiedad de los satélites Solidaridad 1, Solidaridad 2 y Morelos III
Para el 1° de agosto de 1997, el ejecutivo federal emitió el reglamento de Comunicación Vía Satélite en el que se integraron los comentarios de la industria, del Comité de Satélites así como de otras dependencias de Gobierno, con el propósito de establecer un marco regulatorio específico en materia satelital.
1996: Estados Unidos y México firman tratado
Regresando un poco, en 1996 también el Senado de la República ratificó el tratado entre el gobierno de Estados Unidos y el de México con relación a la transmisión y recepción de señales de satélite y así poder iniciar la competencia en servicios satelitales mediante el uso de satélites extranjeros.
Este instrumento jurídico ha permitido la prestación recíproca de servicios en ambos países sin hacer distinción en la pertenencia de cada satélite y así tener la oportunidad de incrementar el valor de las posiciones orbíteles asignadas a cada país.
Para noviembre de ese año, se firmó el primer protocolo con relación a la transmisión y recepción de señales de satélites para la prestación de servicios de difusión directa al hogar utilizando satélites norteamericanos y viceversa.
Para diciembre de 1996 dio inicio la operación del servicio DTH en competencia y dos operadores: Corporación de Radio Y Televisión del Norte de México y Grupo Galaxy Mexicana se encargaron de prestar este servicio, reportando en los primeros siete meses de existencia más de 55,000 suscriptores.
Elementos para producir comunicaciones satelitales
Para entender un poco más de cómo trabajan, las funciones y beneficios de las comunicaciones satelitales, es necesario comprender y distinguir los tres elementos fundamentales para que estas se produzcan:
— Una estación transmisora
— El satélite propiamente dicho
— Una estación receptora
De esta manera es necesario explicar que un satélite es el elemento más importante de esta comunicación debido a que se encuentra en una órbita geoestacionaria sobre la tierra , es decir, se encuentra en casi absoluto reposo sobre las capas superiores de la tierra a una altura aproximada de hasta 36,000 kilómetros sobre el Ecuador.
Se define como un “repetidor radioeléctrico ubicado en el espacio, se encarga de recibir señales generadas en la tierra para amplificarlas y volverlas a enviar. Los satélites permiten el enlace entre una estación transmisora y una estación receptora.
— Estaciones transmisoras: También son denominadas como TT&C y su objetivo es servir como punto de subida de información al satélite, mantenerlo en su órbita desde tierra mediante la realización de las operaciones pertinentes para este fin.
Generalmente este tipo de estaciones se encuentran en la zona de servicio del satélite. Existen varios métodos de acceso al satélite por parte de la estación transmisora y uno de ellos es TDMA, a cada estación terrestre se le asigna un intervalo de tiempo en un mismo canal para transmitir sus comunicaciones. TDMA garantiza el mejor uso del suministro de energía a bordo del satélite.
— Estaciones receptoras: Se denominan así a todas las locaciones donde se reciben las señales provenientes de la repetición de la señal proveniente de las estaciones transmisoras recibida por el satélite y retransmitida a estas estaciones. Estas estaciones generalmente no cuentan con sofisticados equipos de comunicaciones sino con receptores de menor complicación tecnológica.
Estaciones receptoras/ transmisoras:
Existen también el tipo de estaciones que cumplen el doble propósito de transmitir y recibir información y, generalmente, son las que más se encuentran en la actualidad.
Intelsat,: en pro de mejorar la comunicación pública
La organización internacional de telecomunicaciones Satelitales (Intelsat) es una cooperativa global, comercial e intergubernamental de satélites de comunicación que se creó en 1964 con 19 países como miembros originales. Para 1990 el número de países integrantes aumentó a 119 y representa el más importante organismo internacional que utiliza los satélites para la comunicación pública.
Intelsat es un sistema de comunicación que ha demostrado proporcionar grandes rendimientos financieros a sus países miembros además de cubrir las necesidades de comunicación internacional.
La estrategia de Intelsat pretende por medio de satélites geosincrónicos unir entre sí a sus 119 socios, además de otros 65 países e islas afiliados, que, entre ellos conducen dos tercios de todas las llamadas internacionales, el 98% de toda la televisión internacional y toda la información de alta velocidad y facsimilar.
Algunos proveedores:
Globalstar de México: Es resultado de la coinversión entre ella y dos organizaciones más: vodafone-Air Touch Communications y Loral space & Communications. Estas firmas son reconocidas en la concepción, instalación y operación de redes celulares y localización de personas además del diseño y fabricación de satélites destinados a comunicaciones comerciales.
Globalstar de México contempla la inversión en México de más de 60 millones de dólares de acuerdo a los avances del mercado, la tecnología, decisiones de los coinversionistas y efectos de las reglamentaciones, a demás de crear 7,700 empleos directos e indirectos.
Algunos de los requisitos para formar parte de la red de distribuidores de Globalstar son:
— Vivir o trabajar en lugares donde la infraestructura de telecomunicaciones es deficiente
— Relación con personas que trabajen en industrias con requerimientos de comunicación en lugares remotos
— Conocer acerca de la distribución de productos de telecomunicaciones
Satmex: Es un proveedor de comunicaciones satelitales que opera los satélites mexicanos Solidaridad II, Satmex 5 y Morelos II. Ofrece cobertura regional y continental y abarca dede Canadá hasta Argentina.
Los servicios de Satmex ofrecen:
— Servicios permanentes y ocasionales de radiodifusión, telefonía y telecomunicaciones disponibles a 39 países en la región
— Apoyo en el desarrollo de las áreas rurales mediante aplicaciones satelitales para educación a distancia y telefonía rural en localidades remotas
— Proveer a sus usuarios con capacidades para nuevas aplicaciones como Internet directo al hogar y conectividad de alta velocidad de proveedores de servicios de Internet (ISP)
¿Qué es un satélite geoestacionario?
Todos los satélites geoestacionarios se encuentran sobre el ecuador, en otras palabras, su latitud es de cero grados. Funcionan a partir de celdas solares que alimentan sus centros de energía al convertir los rayos solares en energía eléctrica. Esta tecnología se ha ido sustituyendo por turbogeneradores que producen energía a partir del calor solar y de las reacciones nucleares que son más pequeños y livianos que las celdas
Proveedores de servicio de comunicaciones satelitales:
Astrum Comunicaciones
Controladora satelital de México
Enlaces Integra
Globalstar
Iridium
New Skies
Satmex
Sistemas Satelitales de México
Telmex
Telefónica Data México
Vitacom de México
Internet directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap