martes, junio 18

Mujeres insumisas para un canal machista

0
Compartir nota

Es una industria acaparada por hombres; sin embargo, existe un cúmulo de mujeres que han desempeñado de manera exitosa su trabajo gerencial. Bárbara Mair (HP) Alhelí Cortés (Ingram) y Claudia Flores (Anadic) representan un ejemplo. Ellas nos hablaron de los obstáculos, retos y oportunidades que presenta el canal de TIC para los mujeres que aspiran a alcanzar un alto puesto directivo.

“El mundo, que una vez fue hecho a imagen del hombre, se adaptará
ahora a la imagen de la mujer. Cuanto más técnico y mecanizado, cuanto más
metálico y frío sea, más necesitará ese calor que sólo la mujer puede darle”
Milan Kundera
En un país como México, llegar a la dirección de una empresa requiere de algo más que preparación, este esfuerzo será mayor si se trata de una mujer. En este sentido, eSemanal entrevistó a tres mujeres dedicadas —ya sea de manera directa o indirecta— al canal de distribución y que ostentan altos puestos gerenciales dentro de sus compañías.
Bárbara Mair, directora de la División de Sistemas Personales de Hewlett Packard; Alhelí Cortés, senior Manager de Mercadotecnia de Ingram Micro y Claudia Flores, directora Comercial de la Asociación Nacional de Distribución de Tecnología Informática y Comunicaciones (Anadic) hablaron de los roles, retos y cualidades que se necesitan para llegar a la cima, así como de las barreras típicas que han enfrentado en una sociedad donde todavía se presenta el machismo en casi todas las esferas sociales y económicas.
Cabe destacar que este cúmulo de directivas exitosas levanta la mano al demostrar que las capacidades están más allá del sexo. Precisamente, los hombres de la industria también hablaron sobre los importantes roles que desempeñan las mujeres ejecutivas de nuestra industria, aunque como muchos lo mencionaron, su participación sigue siendo muy limitada.

Bárbara Mair, un modelo a seguir
Mujer, madre, esposa y directiva exitosa en una persona: Bárbara Mair.
Ex directora de Compaq y actual directora de la División de Sistemas Personales de Hewlett Packard, es una de las mujeres más importantes de la industria mexicana de TI.
Para Mair, ingresar a este campo de trabajo ha sido toda una aventura con retos y cosas nuevas que aprender donde la participación de la mujer es vital y definitiva.
“Históricamente manejamos mejor la multitarea. En esta industria las cosas se mueven muy rápido y tenemos que estar en dos o tres situaciones a la vez, esa es una de las virtudes que tiene la mujer”, dijo.
Y es que para la directiva las cualidades y la fuerza que tiene este género se deben de aprovechar para subir a mejores lugares: “Una virtud es la habilidad de comunicar. Ahora, uno de los problemas que tienen muchas empresas es la comunicación por la cantidad de información que se maneja en el ámbito mundial y con ello las relaciones se vuelven más complejas entre los diferentes actores de la industria, por tanto, esta habilidad es de suma importancia”.
Sin embargo, aunque cada vez hay más presencia femenina en ciertas áreas, son pocos los casos donde ocupan cargos directivos, la causa, según Mair, es que las mujeres se autolimitan: “Cuando se abrió un hueco en mi equipo directivo, 99% de los candidatos que vi eran hombres. Algunas mujeres siente que un determinado puesto le exigirá más, restándole tiempo para atender a su familia, lo cual es un mito”, apuntó.
Mencionó que llevar un balance entre el trabajo y la casa es complicado y se tienen que sacrificar algunas partes. En su caso, el tiempo que más ha castigado ha sido el de socializar y salir a convivir son sus amigas.
“Recomiendo que piensen bien lo que quieren hacer, es importante sentirse contentas con lo que decidan porque eso se transmite a la familia”.

A romper esquemas machistas
A lo largo de sus 20 años en la industria, Claudia Flores, directora Comercial de Redes de Micros y secretaria general de la Asociación Nacional de Distribución de Tecnología Informática y Comunicaciones (Anadic), se ha topado con actitudes machistas.
“Cuando empecé a ascender en mi carrera no me veían como jefa. Incluso ahora, todavía sucede que cuando acudo a una cita y me acompaña el chico de soporte técnico, ciertos clientes no me pelan y se dirigen a él… creen que una no sabe”.
¿Cómo romper con esta constante? La estrategia de Flores ha sido muy maternal, preocuparse por la familia y el estado emocional de la gente le genera confianza, pero sobre todo, el trabajar y hacer más cosas para demostrar su capacidad.
Una actitud que aún predomina en algunas empresas es el diferenciador económico, el cual es provocado —según la secretaria general de la Anadic— por mujeres que no valoran su capacidad y tienen miedo de cotizar debidamente su trabajo.
No obstante, lo anterior no influye en la participación de la mujer en la industria. Flores habló también del fuerte compromiso moral que tienen con la familia, el cual frena el desarrollo profesional: “No se ven las posibilidades y cualidades que puede aportar a este ámbito laboral. La mujer representa la parte conciliadora, y por ello quisiera que
participaran más mujeres en la Anadic ya que podemos identificar más fácil los problemas”.
Y agregó: “En los distribuidores existe mucho el poder y no hay confianza, creen que otro les va a robar su idea, una mujer genera la confianza fácilmente, somos la parte mediadora”.
Mismas capacidades en Ingram Micro
Alhelí Cortés, senior Manager de Mercadotecnia de este distribuidor define como tenaz y maravillosa a la participación de la mujer dentro del canal.
Para la directiva, antes sí existía un conflicto en trabajar con hombres y más, si estos eran subalternos de una mujer: “Ahora, la capacidad se mide en que una pueda proporcionar a su gente herramientas y experiencias necesarias para desarrollarse en conjunto y vean a la jefa como una guía y líder”.
Para ello, el diferenciador lo determina la persona, la mujer visualiza sus retos, metas, obstáculos y tabúes. Para Marcela Gómez, gerente Senior de Compras, lo anterior proviene desde el seno familiar donde la educación, la seguridad, el no tener miedo y aclarar metas, son puntos importantes que los padres de familia deben inculcar.
Las ejecutivas del mayorista mencionaron que el éxito llega sólo cuando se hacen las cosas bien, pero sin duda la clave para sobresalir en una empresa consiste en equilibrar la parte profesional, familiar, personal, espiritual y física.
“La mujer profesionista exitosa no sólo depende de estar clavada 20 horas en un trabajo, depende de tener un equilibrio completo”, mencionó.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply