Noticias

Cinco claves para recuperar el negocio tras el paso de «Otis»

Logística de México (LDM), consultora especializada en cadena de suministro y logística, compartió puntos clave para recuperar, lo antes posible, los negocios, que fueron afectados recientemente, por el huracán Otis en el Estado de Guerrero.

“Como empresarios tenemos una responsabilidad no solamente mercantil sino social y moral. Todos estamos en este barco y todos tendremos que salir adelante juntos”, indicó José Ambe, CEO de LDM.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco – Servytur), estimó que actualmente hay más de 80 mil negocios que presentan diferentes tipos de daño e impacto económico.

Ante esta situación, Ambe invitó a las organizaciones a elaborar, en principio, un análisis basado en la demanda de los productos por parte de los clientes, para trabajar en estrategias de contención, supervivencia, innovación y proyectos, que les permitan reconocer la magnitud del problema y entender cómo pueden resolverlo.

En esta etapa, los mensajes hacia los colaboradores, clientes y proveedores tendrán que ser claros para que fluya la comunicación. Además de que la creación de un war room (cuarto de guerra), conformado por un equipo de trabajo que tenga la suficiente visión, jerarquía e información, ayudará a planear las necesidades que requiere cada uno de los posibles escenarios, indicó la empresa.

Anunciante

Cinco claves para recuperar los negocios tras el paso de Otis

Los especialistas de LDM recomiendan revisar los siguientes puntos para que los empresarios tengan claro el camino que deben seguir para recuperar el negocio:

  1. Conservar la calma: para tomar mejores decisiones que ayuden a superar la crisis.
  2. Asumir el impacto: ser resiliente, monitorear diariamente los impactos de clientes, finanzas, proveedores, mercados, categorías, entre otros.
  3. Trabajar en el Baseline estratégico: ¿Cómo salgo de esto?, ¿Cuáles son las oportunidades de crecimiento? Analizar las oportunidades con los clientes, mercados, productos y servicios.
  4. Cambiar el chip: Poner en blanco y negro el pipeline de oportunidades y riesgos, priorizarlas, y accionar sobre ellas.
  5. Decidir actuar: pasar a la acción lo antes posible, la única manera de saber si la estrategia que definimos es adecuada, es ejecutándola para aprender de los errores.

Una empresa puede recuperarse en un periodo de entre 6 meses y hasta 3 años, dependiendo del avance y actualización del plan de contingencia que la organización tenga.

“Hemos observado que aquellas empresas que invierten en innovación y tienen la capacidad de reinventarse, son las que presentan mayor crecimiento”, mencionó José Ambe.

La tendencia para los negocios que desean salir de una recesión siempre estará alineada a alcanzar las utilidades, pero en esta nueva oportunidad, deberá velar por el bienestar de las personas y el cuidado del planeta.

El directivo reconoció que el 90% de las pequeñas y medianas empresas, hoy en día, carecen de protocolos que los impulsen a levantarse ante cualquier imprevisto “Disaster Recovery Plan” (DRP) y tampoco cuentan con un Business Continuity Plan (BCP), que los auxilie a mantenerse en el mercado.

La recomendación es que ambos deben prepararse de inmediato para conocer los probables impactos y anticiparse en la actuación para cada uno de ellos, lo que les permitirá encontrar una posición más fortalecida para sus clientes y ante los competidores, de acuerdo con la consultora.

[email protected]

WhatsApp eSemanal 55 7360 5651

También te puede interesar:

El poder del liderazgo adaptativo: Maximizando la eficiencia en una fuerza de trabajo híbrida

Para mantener la competitividad en el sector logístico Infor sugiere atender 8 principales tendencias

Nearshoring apuntala el retail

Analiza Minsait madurez de la IA en las organizaciones

 

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba


Share via
Copy link
Powered by Social Snap