Versión 3.3 en facturación electrónica cambia las reglas del juego para todos: Gosocket

Compartir nota

La nueva disposición del Sistema de Administración Tributaria (SAT) traerá consigo diversas implicaciones para todos los involucrados en la emisión de facturas electrónicas; desde clientes, desarrolladores, contadores, distribuidores y PAC’s.

Sergio Chaverri y Edgardo Martínez.

Respecto a la versión 3.3 del CFDI, Edgardo Martínez, director comercial de Gosocket, detalló que lo que busca el SAT es estandarizar la información que recauda y tener mayor control de ella, para así, mejorar la recaudación de impuestos y los tiempos de emisión de facturas, evitar el cálculo de impuestos incompletos, errores en sumas, incongruencia en importes, la captura de RFC no válidos, entre otros.

Por su parte, Sergio Chaverri, cofundador y CMO de la marca añadió que el proyecto del SAT es uno de los más ambiciosos en el rubro de recaudación de impuestos a nivel mundial y cambia las reglas del juego para todos de modo positivo. De hecho, “México está considerado líder a nivel mundial en facturación electrónica muy por encima de Estados Unidos o Europa, ya que define a nivel profundo y logra la estandarización de los lenguajes”, apoyando su declaración por un estudio de Billentis 2017, donde en efecto nuestro país se posiciona como líder.

Algunas de las modificaciones principales de la nueva versión:
-Validación de los RFC, los cuales deberán de estar registrados en las bases de datos del SAT, por lo que tendrán que ser verificados para ser timbrados.

-Se busca emitir el CFDI tan solo a través del RFC, eliminando así el resto de la información.
-Se prohíbe la emisión de facturas con valor cero o menor a cero.
-Se establecen límites en algunos valores como totales y tipos de cambio.
-Se integran catálogos detallados, con lo que se estandarizará toda la información, para tener un informe estadístico preciso. Algunas categorías que se integran son: tipo de relación, tipo de comprobante, régimen fiscal, país, clave de unidad, moneda, forma de pago, código postal, clave de unidad, clave del impuesto, clave de producto o servicio, tipo de factor de impuestos, tasa o cuota de impuesto, método de pago.
-El cálculo de impuestos se harán por partida y el PAC está obligado a hacerlo.
-El SAT busca prohibir cancelar facturas salvo a algunas excepciones. Las cancelaciones serán permitidas solo con permiso del emisor y se hará a través del buzón tributario.

Estos cambios se debieron incorporar desde el primero de julio del presente año, no obstante de modo obligatorio entrará en vigor el 30 de noviembre del mismo, según lo dictó la institución tributaria. Durante el periodo preliminar ambas versiones pueden convivir.

En opinión de Martínez, “los contribuyentes no están preparados por lo que tendrán que invertir en sistemas que los ayuden a cumplir con las nuevas demandas del SAT. Para ello tendrán que mover sus procesos, lo que más allá de ser un tema tecnológico es educativo, por ejemplo deberán de modificar prácticas comerciales o delimitar muy bien quién tiene acceso al buzón tributario”.

Agregó que la dificultad se presentará no solo en los usuarios, sino también en los desarrolladores de software de sistemas administrativos, que ya trabajan para integrar las nuevas características que se requieren, como la inclusión de los catálogos, uso de diferentes claves en productos, servicios, CP, etcétera. Martínez explicó que se espera que los que mayores problemas para adaptarse se presenten en las grandes empresas proveedoras de sistemas de ERP como SAP y Oracle y por ende en sus clientes.

Para los PAC’s también es un desafío ya que se espera una mayor demanda en timbrado. Tendrán que hacer validaciones aritméticas y de rango, así como validaciones adicionales por montos máximos de documentos y en opinión del directivo comercial, no muchos de ellos estarán preparados en término de infraestructura para soportar la demanda que se espera. No obstante, destacó que para ellos que cuentan con una infraestructura flexible, escalable y respaldada en las nubes de Microsoft Azure, no será ningún inconveniente.

 

Compartir nota

Autor Brenda Azcarategui