Intel Security, en pro de un cambio en la seguridad empresarial

Compartir nota

intelSecurityDurante la presentación de denominada “La Ciberseguridad entorno de la transformación digital”, la firma resaltó las directrices que señalan su  camino actual.

El encargado de la exposición fue Brett Kelsey, vicepresidente y CTO para Américas de Intel Security, quien resaltó que gracias a la gran adopción de dispositivos móviles, el crecimiento de los usuarios remotos y corporativos, la aparición de tendencias como el Internet de las cosas, el BYOD y la acumulación de información en la nube, el reto de salvaguardar los datos de las organizaciones ha mutado.

Aunado a esto, gracias al creciente volumen y complejidad de los ataques, los profesionales de la seguridad han tenido que evolucionar para proteger los servicios vitales y la información, por ello, se están buscando herramientas y conocimientos necesarios para identificar, cazar, evaluar y priorizar los riesgos. Sobre todo porque algunos ataques se desarrollan lentamente y una vez que un sistema está comprometido la organización tiene muy poco tiempo para detectar y contener el incidente.

Ante ello, es medular cambiar la protección por un esquema que permita atacar tres etapas de mitigación de amenazas: protección, detección y corrección, haciendo frente a una eventual protección ineficiente de los ataques, una detección a destiempo de amenazas y una lenta corrección de acciones.

Frente a frente

“Lo que se requiere es proteger haciendo lo posible por evitar incidentes; detectar a través de la identificación de eventos importantes e incidentes verdaderos tan rápido como sea posible y corregir respondiendo a la brevedad y de forma completa a limitar el daño”, comentó Kelsey.

Esta es la razón por  la cual la firma ofrece una estrategia global a través de Threat Defense Lifecycle, herramienta enfocada a unificar capacidades para proteger, detectar y corregir en tiempo real, mediante una gestión centralizada en un marco de actuación adaptable para una mejora continuamente. Esto permite resolver más amenazas, de forma más rápida y con mucho menos recursos. Así, se detienen ataques persuasivos al mismo tiempo que analiza agresiones desconocidas, soportado por el uso de inteligencia avanzada y análisis sofisticados, mejora la clasificación de forma continua y aplica los conocimientos de forma inmediata a través de un sistema de seguridad integrada.

Mercado

Para llevar esta propuesta, la firma se basa en el trabajo cercano con canales de distribución, algunos con perfiles de centro de datos o de infraestructura, aunque también, existen partners de telecom y proveedores de servicio; de nube, tradicionales, etcétera.

“El modelo varía mucho de licenciamiento tradicional hacia la evolución de sistemas más flexibles en entrega de producto y de pago. Hoy contamos con cerca de 100 canales estratégicos en AL, quienes hacen mucha labor en capacitación tanto de pre como de postventa, porque queremos que los socios vendan una estrategia de seguridad y no sólo un producto”, mencionó Fernando Quintero, vicepresidente América Latina para Intel Security Group

Para clasificarlos, la firma cuenta con el programa Intel Security Partner Program, con tres niveles: Silver, Gold y Platinum, diferenciados por el grado de compromiso, de entrenamiento y capacitación e inversión. En México, deben residir alrededor de mil canales registrados pero los estratégicos son 15 aproximadamente.

“Y hacemos un trabajo muy de la mano con la otra parte de Intel, por si hay socios interesados en trabajar con nuestra oferta y fortalecer su portafolio”, concluyó Quintero.

https://esemanal.mx/revista/wp-content/uploads/2016/04/intelSecurity.jpg

Compartir nota

Autor Víctor Chávez