La devaluación, un desafío para la industria - eSemanal - Noticias del Canal
1er carruselPortada

La devaluación, un desafío para la industria

portada_gde

• La situación del peso frente al dólar afecta a la economía del país y específicamente a la industria de TI; hoy muchas de las empresas del sector comienzan a sentir los efectos del debilitamiento del peso, sin embargo, las compañías nacionales podrían sacar  provecho.

portadaPara entender el momento por el que la economía nacional vive actualmente, eSemanal entrevistó a distintos especialistas en el tema y analistas de la industria para tener un panorama y los distintos escenarios que se esperan a consecuencia de la actual devaluación.

Éste debilitamiento de la moneda, como sabemos, es multifactorial y puede afectar en distintas dimensiones. Ya desde la primera caída que se presenta a mediados del 2014, los especialistas preveían una pérdida sostenida para el 2015. Entre algunos de los indicadores en los que se reflejaba esta situación y que se establece como antecedente, podemos mencionar el precio del petróleo y el fortalecimiento constante del dólar en la economía global, lo anterior relacionado al conflicto que enfrenta la Unión Europea a partir de la crisis de Grecia y el rezago  que ya años atrás resintió la Península Ibérica que no ha logrado salir del bache tras una mala política económica.

Otro factor importante que compete a la economía nacional es el aumento de las tasas de interés en la Reserva Federal y la pérdida en el valor del crudo.

“El fortalecimiento del dólar ante todos los mercados es una de las principales causas de que nuestra moneda se vea afectada. Se espera que en los próximos días el cambio llegue a los 17 pesos y se estima que esta volatilidad continúe hasta un escenario negativo de 19 pesos en los próximos tres meses”, indicó Eric Mucharraz, especialista en economía y dirección de empresas del IPADE.

También explicó que esta situación cambiaría dependiendo de las decisiones que tome el Banco de México. Sin embargo, las proyecciones de los analistas no son optimistas y apuntan al crecimiento de la deuda pública y la agudización de la crisis, “el problema se da en el momento en el que las tasas de interés comienzan a encarecerse, esto puede impactar de manera negativa a todas las industrias, al contrario de mantenerse la estabilidad”.

Los expertos creen que una de las posibles formas para estabilizar la economía nacional y que la crisis no se acentué como en el caso Argentina, es comenzar a producir en el país e impulsar a las empresas locales que no tienen que realizar sus transacciones en dólares: “una de las soluciones es la producción interna, pero tiene que ser un proyecto a largo plazo; el problema es que hoy importamos desde productos hasta materia prima lo que debilita con gran fuerza el crecimiento y desarrollo económico interno”, acotó Mucharraz.

Y señaló que a pesar de que en los números macroeconómicos no se nota de forma drástica, la afectación se percibe con mayor fuerza en la economía y gasto corriente de los ciudadanos.

“A pesar de que se pueda esperar un repunte al cierre del año, existe una afectación por la desestabilidad del país, por la falta de inversión de gobierno y eso causa que la industria no crezca los números esperados”: Select.

portada1El Impacto de la crisis en la industria TI
La situación puede agravar el débil desarrollo de la economía interna; “uno de los principales afectados y quienes resentirán más esta situación son las familias mexicanas, quienes verán encarecidos los productos de consumo”, detalló Mucharraz.

Ello representaría una caída para la industria, principalmente para los productos de consumo, ya que los usuarios dejarán de adquirir dispositivos, comprar marcas baratas o alargar sus tiempos de remplazo, explicó Oscar Guzmán, gerente de consultoría y gasto de IDC Latinoamérica.

Por su parte, los analistas de la industria destacaron que frente a la situación el riesgo que corre el canal y la industria en general es muy alto, debido a que la inestabilidad del dólar les haría perder cantidades considerables en sus transacciones, así como acrecentar su deuda (si la tienen), al mantener una línea de crédito desajustada a su producción, del mismo modo se estima que las tasas de los financiamientos se incrementen.

Esto se refleja más en los productos que en los servicios, tal como lo afirmó Saúl Cruz, director ejecutivo de Select, quien destacó que éstos serán los menos afectados. Según cifras que compartió el directivo, muestran que en el primer trimestre los mayoristas de soluciones y los Vars crecieron 14%, en contraste del retail y distribuidores que sólo presentaron un 7% de desarrollo.

En general, la empresa analista estima que en el año, el área de componentes cierre con un crecimiento del 5%, servicios con el 11%, la nube 54%, software 12%, mientras consumibles estará entre los más afectados con el 5.6%.

“Como vemos el tema de desarrollo es lo menos perjudicado y también lo que mayor demanda presenta, existe oportunidad en virtualización, seguridad y en cloud. También observamos que la inversión en infraestructura disminuye”, dijo Cruz, quién reiteró, que los canales deben de personalizar los servicios y de apoyarse en la oferta tecnológica, el maketing digital y en las tendencias de la industria, pues a pesar de que se habla mucho de éstas, son pocos los asociados que hacen uso de ellas.

“El partner debe buscar una transformación de su negocio sino comenzará a desaparecer por su imposibilidad a modernizarse. En el cómputo tradicional ya no tienen oportunidad frente al retail”, abundó Cruz.

Del mismo modo, el vocero subrayó que los modelos deben volverse más financieros y menos transaccionales y para eso pueden apoyarse en los mayoristas y programas de entrenamiento y certificación.

“La proyección de crecimiento para el cierre del Q1 en México fue de 8.8%; para el cierre y debido al comportamiento mixto de la industria se espera se reduzca en un 50%” IDC.

Visiones
La mirada de IDC coincide en que uno de los principales afectados es el área de consumo y productos pero sobre todo los nuevos lanzamientos, tal como lo especificó Oscar Guzmán, quien piensa que esto impactará al consumidor final pero los mercados corporativos tendrán acceso a precios más accesibles, sobre todo en servicios.

Esta situación le dará, según la consultora, un equilibrio al crecimiento interno de TI; en venta de dispositivos tiene una tendencia a la baja del -5% para el 2019, pero crece a un ritmo de dos dígitos en software y servicios.

Guzmán reveló que el crecimiento de la industria actual se da en un 8.8% y esperan que se reduzca a un 4.4% en 2016 como consecuencia de esta situación. Explicó que ésta puede decrecer incluso más si el tipo de cambio llega a los 19 o 20 pesos.

La empresa analista detalló que las verticales más afectadas será retail que disminuirá a un campo negativo del 8% al menos 1.5% al fin del 2015; educación cae de 7.9 a -1.5% de crecimiento y manufactura que cae de un 11% en 2014 a un comportamiento del 3%.

Una mejor reacción se ve en telecom que presenta una aceleración de dos dígitos en 2015 del 12%. “Esta aceleración se da por la reconformación de la misma industria y el establecimiento de las nuevas reglas traen nuevas operadoras, proveedores e inversiones”, acotó Guzmán.

portada2Oportunidades
Ahora bien, uno de los escenarios positivos que se presentan se encuentra en la oportunidad que representa para empresas mexicanas y para el desarrollo de la producción interna.

Por ejemplo, para empresas como Contpaq i, no se percibe una afectación mayúscula, “nuestra ventaja es que trabajamos en pesos y el precio del dólar no impacta nuestro crecimiento, en este caso, los principales afectados son las empresas internacionales que manejan sus cifras en esa divisa”, explicó René Ochoa, director de ventas en Contpaq i. Para empresas como ésta, es una oportunidad de repuntar en el mercado y en el tema de software administrativo se verá de forma notoria debido a que la inversión no se puede frenar ya que las organizaciones están obligadas, así que los desarrollos mexicanos podrán ofrecer precios muy competitivos.

“En nuestro caso a pesar de la desaceleración debido a la temporada de elecciones, esperamos cerrar el año con un crecimiento de al menos el 20%”, confió Ochoa a pesar del ambiente de inestabilidad que se vive.

Otro ejemplo, son aquellas empresas trasnacionales que están preparadas para enfrentar estas situaciones, como en el caso de HP, “hay compañías que siguen manejando sus productos en pesos, por lo que la afectación del dólar no es un problema”, explicó Carlos Peña director de Forlac.
O según como lo explica Guzmán, esta es una oportunidad para la ganancia con la venta del stock que ya tienen en inventario (en el caso de mayoristas y sub distribuidores).

“En el mercado de servicios donde se corre el riesgo es en los proyectos de gobierno pero el mercado empresarial sigue brindando chances”.

La situación real es que el panorama que se percibe es incierto, Cruz destacó que: “existe en la industria un nerviosismo por los precios del petróleo y la economía en general. Referente a la industria vemos que ésta no crece al ritmo al que se esperaba”.

La opinión de los integradores y mayoristas va en el mismo sentido, “a pesar del anuncio del Banco de México de la subasta de dólares que tranquiliza un poco la situación no se espera mucho de ello y ya se ve el alza de los precios en los mayoristas”, aseguró Peña.

En general, las expectativas y proyecciones del directivo no son optimistas y se espera que el cierre del año se vea afectado, en la misma línea del decrecimiento del 15 % del cierre en el primer semestre, afectado por las elecciones. Asimismo consideró que: “no esperamos que el 2016 sea mejor. Creemos que el gobierno no podrá frenar esta situación y por ende el crecimiento de la industria se estancará, así que habrá que ajustarse los cinturones. Aunque me gustaría equivocarme”, concluyó Peña.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Share via
Copy link
Powered by Social Snap