Cinco secretos para la integración de aplicaciones en la nube

i-informaticaDe acuerdo con Carlos Hernández, cloud director en Informatica América Latina, actualmente todas las compañías utilizan la nube de una forma u otra, y muchas empresas adoptan el modelo híbrido de TI al ejecutar aplicaciones tanto en la nube como en un entorno local (on-premise).

Agregó que integrar la nube garantiza que las aplicaciones sigan unificadas, que los datos empresariales sean precisos y sigan fluyendo de forma segura y sin interrupciones para facilitar la toma de decisiones en el negocio, así como sacar el máximo partido de todas las inversiones en software como servicio (SaaS).

“No importa cuál de sus aplicaciones en la nube o en el entorno local necesiten comunicarse, la clave es contar con soluciones que permitan la conectividad universal para hacerlo posible, ya sea que utilicen Salesforce, NetSuite, Eloqua, Marketo, Workday u otras aplicaciones empresariales como SAP y Oracle”, explicó Hernández, quien aportó cinco puntos para la correcta integración de aplicaciones en la nube:

1. Liberar la información en tiempo real a través de una solución que abarque ambos mundos, la nube y el entorno local, así como ofrecer los datos a los usuarios no importando el lugar donde se encuentren y en el instante en que los necesiten. Tanto si precisa tarifas de seguros de varias aplicaciones en la nube como si le hace falta información de inventario de aplicaciones de ERP heredadas, debe crear integraciones de aplicaciones en tiempo real que liberen los datos, unifiquen las aplicaciones y presten servicios de datos más allá de los límites de la empresa.

2. Dote de asistentes de procesos a su gente. Para aumentar la productividad del personal de ventas, servicios y marketing, la compañía debe de proveer  algún mecanismo que no solo agregue la información necesaria, sino que también facilite su manejo. Casi todos los enfoques de integración de aplicaciones en la nube y de aplicaciones punto a punto tradicionales se centran en la conectividad y desatienden a los usuarios finales. En este punto cobra relevancia el concepto de asistentes de procesos para la integración de aplicaciones en la nube, donde los usuarios se dejan guiar por estas herramientas que automatizan tareas sin necesidad de abrir varias pestañas ni cortar información de una aplicación para pegarla en otra. Así, se reducen los errores de captura de datos y aumenta la productividad de los usuarios finales.

3. Adopte la movilidad. Las aplicaciones móviles de procesamiento de integración en la nube permiten que los empleados se levanten de la mesa y trabajen con  aplicaciones para el uso de datos que guardan una estrecha relación con todos los aspectos del negocio. Además, estas aplicaciones permiten a los empleados acceder al instante a datos dinámicos en tiempo real desde casi cualquier dispositivo, poseyendo compatibilidad nativa con las plataformas Android e iOS, así como otras tecnologías móviles de uso frecuente como Salesforce1 y HTML5.

4. Aproveche la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API). Cualquier negocio que pretenda triunfar interactúa con sus clientes, socios y otros sistemas empresariales. El cuarto secreto dirige el foco hacia el exterior y resuelve el problema del intercambio de datos y la colaboración en tiempo real. Cuantas más empresas trasladan hacia la nube sus aplicaciones y datos, más habitual es la integración basada en la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API), la cual fomenta y estrecha la colaboración  al permitir que sus aplicaciones y sistemas se comuniquen con otras aplicaciones o servicios al confiar datos y funciones a otros desarrolladores, otras compañías o incluso otros departamentos con distintas ubicaciones en su propia empresa.

5. Automatice para ganar en productividad. Las actividades principales de negocio como por ejemplo, autorización de descuentos, órdenes de cobro o resolución de solicitudes de servicio técnico, rara vez se catalogan como tareas discretas, independientes y aisladas. Al contrario suelen ser procesos complejos que implican numerosas interacciones entre los usuarios y las aplicaciones, tardando días o semanas en completarse. El punto final consiste en elegir la solución correcta de integración de aplicaciones en la nube, al seleccionar una que automatice los procesos sin incrementar el trabajo y permita al usuario crear flujos de procesos de negocio con solo señalar y hacer clic, así como acceder desde cualquier dispositivo sin necesidad de recurrir a la codificación manual ni a la implantación de servidores físicos.

La correcta integración de la nube permitirá realizar desde extracciones de datos hasta la completa sincronización de sistemas, además de proveer conectores pre-integrados para aplicaciones, bases de datos, fuentes de archivos y registros planos basados en un entorno local, en la nube e incluso redes sociales, destacó Carlos Hernández.

“El imperativo en el mundo de los negocios se define en que las empresas capaces de sacar cuanto antes el máximo partido de la proliferación de aplicaciones, datos, clientes y socios no sólo están destinadas a sobrevivir, sino también a crecer y prosperar; las que carezcan de esa capacidad, se quedarán rezagadas en el camino al éxito. Ponga orden al cúmulo de información e integre la nube al éxito de su negocio”, concluyó el directivo.

[email protected]

Share via
Copy link
Powered by Social Snap