D-Link actitud de liderazgo

El fabricante de productos y servicios de networking ha encontrado en el liderazgo de uno de los personajes de la industria, una estrategia que tiene como principal objetivo crecer en los próximos años.

Rafael Gálvez

Rafael Gálvez, director general de D-Link en México, confiado en la calidad de los productos y nivel de soluciones de la marca, aseguró que con ese factor aunado a relaciones respetuosas y de confianza hacia todas las partes de la cadena comercial, basará su éxito para lograr el crecimiento y superar las cifras de años pasados, al tiempo de llegar a ser una de las tres marcas más importantes y más pensada por los canales a la hora de la integración de proyectos. “Quiero pensar como un líder y con ello creer que somos el número dos, para siempre dar lo mejor y lograr ser el número uno, sin ser confiado”, extenuó Rafael Gálvez.

Para lograrlo, la empresa tiene un plan de acción para incrementar la satisfacción de los clientes, ampliar la cobertura y desarrollo de canales, preparándolos para enfrentar los retos de cada oportunidad en específico. “No nos importa que los clientes hagan la prueba con otras marcas porque confiamos que tenemos la mayor calidad y los mejores costos beneficios en nuestros equipos de infraestructura, videovigilancia, grabación, firewalls e incluso los appliances”, comentó Gálvez, respecto a la gama de opciones con las que cuentan dentro de su portafolio, destacó la oportunidad que existe en un país como México para crecer como empresa.

Portafolio y colocación
La marca cuenta con productos enfocados a proveer soluciones de red, videovigilancia y conectividad.

Las oportunidades son amplias y van desde productos para el mercado de consumo, hasta grandes corporativos y cuentas internacionales.

Por ejemplo, en el tema de videovigilancia, la facilidad de la nueva tecnología y los costos accesibles, ayudan a su penetración en sectores como los hogares, que antes se veían impedidos a integrarlas por la complejidad e inversión que representaba. Para la empresa, esta simplificación es una oportunidad de llegar a nuevas verticales.

En la industria en general, los sistemas de videovigilancia suponen un apoyo para control de procesos y seguridad. Otro mercado en el que ha penetrado de manera satisfactoria es el educativo.

“Todos los sectores pueden verse beneficiados porque hoy cualquiera puede grabar de manera muy sencilla y esto facilita la adopción de la tecnología”, dijo el directivo.

El almacenaje y grabación hoy reduce su complejidad con tecnologías como PowerLine que logra distancias más largas y velocidades de hasta 500 o 600 megas por segundo.

El estratega aseguró que si el canal informado trasmite todos los beneficios que puede obtener cada sector, se crea una relación constante y activa con los clientes, quienes agilizarán sus tiempos de respuesta en los manejos de datos y solicitarán servicios constantes al integrador.

“Se acabaron las madrugadas en los cierres, hoy estamos a punto de llegar al 10 gigabit Ethernet a través de cobre, con un transistor 3.0 y del otro lado un RJ45, con lo que podemos habilitar máquinas de uso común, con velocidades de transferencias de datos impensables”. Además para el usuario final ya no representa un sacrificio de presupuesto, ya que estas opciones están disponibles en un promedio de 150 dólares, con lo que encontrarán una inversión benéfica para sus empresas.

Al integrar este tipo de tecnología la marca pide al canal acercarse a ellos para acompañarlos y guiarlos en la integración, para que ofrezcan siempre el mayor valor al usuario final.
El fabricante recalcó que ofrecen valores importantes en sus equipos como escalabilidad y compatibilidad con otras marcas.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap