En telecomunicaciones, la cosa está buena

Mientras el mayoreo nacional vive momentos de renovación, donde las distancias se achican y las compañías se vuelven más focalizadas o pequeñas, otra industria parece estar recobrando su bonanza: la de telecomunicaciones.

Dos de los jugadores más importantes del mercado retomaron sus fortalezas y actualmente están ofreciendo soluciones de punta a punta en el terreno de datos y trasmisión de voz sobre IP, óptico y demás. Lo mismo atacan al nicho de grandes operadores telefónicos y redes públicas, que el terreno corporativo que comprende los tres tipos de compañías del panorama empresarial mexicano.
El primero de ellos es 3Com. Haciendo memoria, el fabricante hace algunos años tomó la decisión de dejar aquellas áreas donde no era competitivo, o bien, que el mercado así lo exigía. En su momento escindió Palm U.S.Robotics y CommWorks, todo ello cuando la industria de telecomunicaciones vivía momentos de gloria y bonanza económica.
Muchos dijeron que las medidas expuestas representaban la extinción de 3Com, pero hoy los resultados hablan por sí solos. 3Com recuperó algunas de sus especialidades: lo mismo atiende al mercado hogareño o pequeñas oficinas que a carriers, sobre todo mediante la alianza de trabajo que tiene con el fabricante chino Huawei. Con ello, 3Com se convirtió en un trabuco y lo mejor de todo: es una empresa que trabaja lealmente con sus canales y años de trabajo así lo comprueban.
El otro fabricante es Nortel Networks. En la presente edición se muestra con detalle todos los procesos que vivió la compañía canadiense para retomar un papel protagónico en el mercado de telecomunicaciones. Nortel vivió momentos muy difíciles, hasta se dijo que podría salir del país. Pero mientras otros hacían proyectos de papel, el fabricante en cuestión se dedicó a rehacerse en todos los sentidos.
Y la muestra es que están de vuelta, son una compañía sana con una propuesta integral para todos sus clientes y socios. Por cierto, predican con el ejemplo, tienen toda la experiencia del mundo trabajando eficientemente con sus canales.
En suma: el mercado de telecomunicaciones y redes está vivo, por que los gigantes deben estar sumamente preocupados. Dos jugadores tradicionales y siempre innovadores vuelven para quizás no irse jamás. Lo mejor de todo es que la competencia tendrá que reaccionar, lo cual podría incidir en la rentabilidad para este canal especializado y sobre todo, para de una vez por todas, comenzar a tecnificar a la PyME mexicana.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap