ATI Tecnología Integrada, un canal especializado en educación

• El integrador ha encontrado grandes oportunidades de negocio en el sector educativo, con proyectos de implementación de tecnología y capacitaciones al personal académico para el uso de ésta, así como aulas hibridas. 

ATI Tecnología Integrada comenzó como una empresa que vendía pólizas de mantenimiento y servicios de computadoras, impresoras, cámaras IP, entre otras. Con el paso de los años, e impulsados por sus mismos clientes, incursionaron en el mercado de educación.

En la actualidad, con 17 años de presencia en el mercado, han logrado consolidarse como un integrador de tecnología especializado en el sector de educación, tanto público como privado.

Rafael Celis, Director General de ATI Tecnología Integrada, dijo a eSemanal: “al empezar a tener proyectos con escuelas, nos dimos cuenta que la especialización en este nicho era un buen mercado, así que hace 10 años decidimos enfocarnos al 100% al sector educativo”.

La compañía cuenta con las áreas que tienen tradicionalmente las empresas, administración, ventas y servicio, entre otras; a excepción de su área de capacitación, conformada por profesores con experiencia frente a los grupos de estudiantes que se han hecho expertos en la tecnología que venden.

Los profesores diseñan los cursos y la capacitación de los clientes, es decir, de otros docentes que trabajan en las escuelas.

Portafolio

Antes de vender un proyecto a las escuelas u ofrecerles capacitaciones, el integrador les brinda un diagnóstico basado en una evaluación sistematizada que ya tienen, ésta se aplica a los profesores y así se determina el nivel de habilidades que éste tiene en tecnología.

Con base en el resultado del diagnóstico, se determina qué cursos se deben impartir en la escuela, los cuales pueden variar según las habilidades de los docentes.

Al vender un proyecto a una escuela, éste incluye la asesoría para seleccionar lo más adecuado, el equipo, la instalación, la capacitación del personal docente, los servicios de mantenimiento, garantías, y el seguimiento con los profesores, con el fin de garantizar a la autoridad la funcionalidad y utilidad de su inversión.

“Lo más importante es poder ayudar a las escuelas a que puedan implementar su formato de aulas híbridas. Muchas instituciones educacionales están optando por comprar sólo una webcam, la más económica que encuentren, y aunque eso resuelve parcialmente el problema, no brinda una solución integral”: Rafael Celis.

Oferta

La propuesta comercial de ATI va desde aulas interactivas tradicionales, que anteriormente eran con pizarrones interactivos, luego proyectores interactivos, y ahora pantallas, hasta laboratorios de ciencias o de idiomas, licenciamiento académico con Microsoft, Google y Adobe.

También brindan consultoría en la implementación y habilitación de los servicios de Microsoft y Google para educación y cursos, cuya oferta es muy amplia y abarca desde la educación básica, kínder a secundaria, hasta el nivel medio superior y superior.

A raíz de la pandemia, ATI Tecnología Integrada ha logrado cerrar diferentes proyectos con aulas híbridass que consisten en sistemas de videoconferencia instalados dentro del salón de clase, con la cámara se puede ver al grupo, enfocar al profesor o al pizarrón, lo que permite que las escuelas estén preparadas para un regreso a clases con modelo educacional híbrido.

Los profesores pueden impartir sus clases de manera simultánea a los alumnos que se encuentren de forma presencial en el salón, y para quienes aprendan desde casa.

Esta solución es acompañada con software que posibilita a los docentes realizar trabajos o dinámicas con su grupo de estudiantes, e integrar por igual a quienes están de forma remota y presencial. Estos proyectos son acompañados de capacitación para el personal docente para que sepa cómo desarrollar sus clases utilizando tecnología.

Socios tecnológicos

La firma trabaja de la mano con fabricantes como Logitech, para los equipos de videoconferencia, desde webcams hasta dispositivos profesionales, dependiendo de las necesidades y presupuesto de los usuarios.

También se apoyan con los proyectores y pantallas interactivas de BenQ y Smart, al igual que software de éste último. Lenovo es otro socio tecnológico del integrador, incluso está certificado en todo el portafolio de educación que tiene el fabricante. 

Además, con el mayorista CompuSoluciones colaboran de forma constante para los proyectos, al igual que con los fabricantes, quienes los apoyan con acompañamiento para aquellos negocios más amplios que se presentan.

Aunque ATI ha realizado alianzas con algunos distribuidores en diferentes ciudades de la República Mexicana, su modelo de negocio se basa en atender de forma directa a los clientes finales.

Negocio próspero

A pesar de tener un par de meses críticos donde no había ventas, ni para gobierno, ni para el sector privado, el integrador comenzó a realizar webinars cada semana, algunos con la participación de hasta 300 personas, por lo que encontraron un repunte en su éxito.

Después de los webinars, empezaron a tener clientes en ciudades y colegios donde no habían llegado, su demanda por cursos creció en el tercer mes de la pandemia, en especial para temas específicos como en Microsoft Teams o Google Classroom, con ello se reactivó su negocio.

“Aunque seguimos trabajando desde casa, hoy estamos activos por completo, con muchos proyectos en gobierno y en el sector privado”, dijo el directivo, enfatizando en la gran demanda que han tenido en los últimos meses para llevar aulas híbridas a las instituciones educativas.

Expectativa para finalizar 2020

La expectativa de la compañía para cerrar este año calendario es buena, ya que, según explicó Celis, al encontrarse en un sector muy especializado e impulsado por la contingencia sanitaria, muchas escuelas requieren las soluciones que ellos ofrecen para poder dar continuidad a la educación de millones de alumnos.

Sin embargo, el directivo identificó como un gran reto para la iniciativa privada el mantener a su matrícula de estudiantes, ya que, al haber un modelo de educación virtual, muchos padres de familia están decidiendo sacar a sus hijos de las escuelas privadas.

Celis dijo que las escuelas que están más avanzadas en el tema técnico y tecnológico son las que están logrando conservar a sus estudiantes. 

“A través de este esquema de aula híbrida, las escuelas privadas pueden ofrecer a los padres de familia un modelo donde el alumno va a tener las clases en un horario normal desde casa o, a algunos, desde la escuela, pero ya tienen resuelto el problema y eso está ayudando. A nosotros nos ayuda a repuntar las ventas, ya que en gobierno, la inversión está un poco castigada, debido al presupuesto que se ha destinado para la atención de la COVID-19”, concluyó.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap