¿ Cómo estar preparado para el futuro?

Por Mucho se ha dicho acerca de cómo la innovación está siendo la base de esta nueva normalidad. Después de todo, en un mundo guiado por la oficina en el hogar y el aislamiento social, la tecnología actúa como un elemento para unir a las personas, haciendo que las reuniones familiares y comerciales sean posibles desde una pantalla. 

Anunciante

Aunque muchas compañías están alineando sus áreas y modernizándose, es necesario mirar aún más a la gestión y el desempeño de las personas, ya que la pandemia cambió el patrón de comportamiento de la sociedad e impactó la vida cotidiana, y se deben anticipar las demandas que pueden surgir ante esta nueva normalidad.

Tener compromiso.

El compromiso es el primer paso para salir de la zona de confort y enfrentar los desafíos que se proponen como un medio de mejora personal y profesional. Se deben de cambiar los hábitos ya establecidos y estar abierto a los cambios, tanto exteriores como interiores, esa será la única manera en la que se podrá alcanzar el éxito.

Mantener activas las conversaciones reales

Por difícil que sea, siempre es la mejor manera de entablar una conversación y llevar una buena relación con las personas. Ya sea con un miembro de la familia, un compañero de trabajo o un cliente, mantener un discurso real debe ser aceptado como un aliado para que las conversaciones, personales o en línea sean eficaces. Para ayudar a lo anterior, la implementación de procesos sólidos y ágiles son una buena herramienta que mejora la gestión de personas y el flujo de trabajo. Otro punto importante es tener una base de datos sólida que promueva una buena relación a distancia entre las áreas, ya que todos pueden tener una visión integrada de las operaciones, evitando cuellos de botella.

Contar con un plan

Para estar preparado para las demandas del futuro, es necesario crear medidas que faciliten el flujo operativo (y mental) para alcanzar los objetivos. Ya sean logros profesionales o personales, estos serán responsables de dar forma al camino hacia la innovación. Para esto, se deben de tener motivaciones que aumenten las cualidades y una planificación clara de cada paso a seguir y lo más importante, comprender el potencial que lo anterior encierra manteniendo en mente siempre la siguiente pregunta: ¿Qué se necesita hacer para llegar al futuro de manera adecuada?

Salir de la brecha del aprendizaje

Existe un agujero negro entre el aprendizaje y la educación ya que muchas personas no tienen acceso a la información y no ingresan a la educación superior. Para cambiar esta realidad, es necesario promover la educación en las empresas y en la sociedad, preparando así a las personas para el futuro. Lo anterior va más allá, es un flujo constante de: enseñar, aprender y adaptarse, ya que las tecnologías cambian todo el tiempo.

Estar atento

Si se quiere estar preparado para el futuro, se debe preparar para el mundo real, es importante expandir la visión más allá del hogar y la oficina; analizar los movimientos del mercado, empresas y personas. Mirar con detenimiento las acciones propias y ajenas para ver los procesos de mejora y cómo usar los datos para aprovechar los resultados y mejorar la sociedad.

Aunque es obvio, ir más allá de las paredes (físicas y mentales) es un buen ejercicio para comenzar a alimentar al cerebro con diferentes escenarios creativos.

Saber que no se está solo

Si bien muchos de los cambios se producen de manera interna y solo están bajo control propio, es una realidad que para muchas cosas se necesita de otras personas que complementen algún tipo de proyecto en el que se esté trabajando. Solo así, trabajando de la mano se podrá llegar a un mejor futuro.

El futuro es algo que inevitablemente llegará, sin embargo, se puede lograr que no tome por sorpresa a individuos y empresas, es mejor construirlo día a día.

*El autor es Experto y ex Director de Harvard Innovation Labs.

contactame@esemanal.mx

Share via
Copy link
Powered by Social Snap