Energía siempre disponible garantiza una atención médica fiable

Las instalaciones de salud deben estar preparadas para fallas temporales y prolongadas. Incluso los cortes de energía de solo unos segundos pueden afectar la salud de pacientes y ocasionar daños costosos a dispositivos médicos y sistemas de TI, advirtió Eaton.

Agregó que todos los sistemas eléctricos necesarios (SEE) requieren energía de respaldo, incluida la iluminación de evacuación, calefacción, ventilación y sistemas de aire acondicionado para el cuidado del paciente y la sala de operaciones, los equipos críticos (como el equipo de imágenes médicas) y el equipo contra incendios para asistir al equipo de emergencia.

Además, en el caso de una falla de energía a largo plazo, el sistema de salud necesita un sistema de energía de respaldo para soportar todas las funciones, y contemplar un plan ante fallas del suministro eléctrico. El plan debe ir más allá de los generadores y cubrir todo el sistema de energía de emergencia y los sistemas eléctricos necesarios. Si la configuración básica del sistema eléctrico alrededor del generador no se ha probado, mantenido y actualizado, no importa si el generador funciona, detalló el fabricante.

Anunciante

Panorama de los sistemas eléctricos esenciales

De acuerdo con la empresa, la base de nuestros códigos y estándares eléctricos para entornos de salud se escribió en una era anterior cuando los escenarios de salud y energía eran muy diferentes. Los centros de salud de antaño  no experimentaron apagones frecuentes y persistentes debido a eventos climáticos severos y una red eléctrica envejecida y sobrecargada. Gran parte del equipo médico omnipresente que respalda el sistema de atención médica actual aún no se ha actualizado. Además, no hubo consideraciones sobre la ciberseguridad y la tecnología de los registros electrónicos de pacientes. Muchos otros aspectos del sistema de atención médica actual requieren más: energía, confiabilidad, eficiencia y seguridad, indicó el fabricante.

Además del desarrollo de las consideraciones básicas del sistema eléctrico, el papel de los sistemas hospitalarios rurales y urbanos también ha cambiado  desde la preparación de códigos y estándares básicos.

Aunque los códigos y normas aplicables son los mismas, los hospitales en las zonas rurales pueden ser los únicos centros de salud en kilómetros; en caso de desastre, deben poder operar con energía de respaldo durante días o semanas. Dicho esto, los códigos y normas que respaldan los programas esenciales de los sistemas de energía eléctrica en los centros de salud deben seguir mejorando y evolucionando, aconsejó la marca.

Panorama de los sistemas eléctricos esenciales

Para implementar un sistema de energía básico fuerte, es necesario comprender y determinar la mejor demanda de instalaciones que respondan a las pérdidas de energía. Aunque los requisitos del código proporcionan una buena base o punto de partida, es importante comprender  los componentes básicos de todo el sistema, que es esencial para mantener las funciones y operaciones críticas.

Mejores prácticas para los sistemas de suministro de energía de emergencia

Para ilustrar la importancia de tratar el sistema de suministro de energía de emergencia como un sistema integrado completo, ASHE comparó los resultados de la última encuesta con investigaciones anteriores realizadas después de la tormenta Sandy y descubrió que, durante el apagón, el suministro disminuía y la frecuencia parecía aumentar. En la encuesta más reciente del sistema eléctrico, 258 encuestados informaron 370 interrupciones, mientras que en la encuesta de la tormenta Sandy, 390 encuestados informaron 139 interrupciones.

ASHE concluyó que, de los 5,686 hospitales registrados en los Estados Unidos, se espera que cada institución enfrente al menos una interrupción de servicios cada año.

La mayoría de estas interrupciones durarán menos de una hora a 8 horas. Sin embargo, incluso si el corte de energía duró menos de una hora, ASHE señaló que 2,497 pacientes en la unidad de cuidados intensivos (UCI) pueden verse afectados por métodos potencialmente mortales.

Estos datos, señaló Eaton,  muestran que para garantizar una respuesta efectiva a posibles cortes de energía, el sistema de energía de emergencia debe considerarse como un activo integral, con una visión global, en lugar de centrarse únicamente en las necesidades de componentes individuales, como los generadores. Al diseñar y administrar estos componentes como sistemas que pueden trabajar juntos, es menos probable que las organizaciones encuentren problemas durante los cortes de energía, y pueden preparar mejor sus instalaciones para proporcionar energía ininterrumpida a la unidad de cuidados intensivos.

Consideraciones finales

Las instituciones médicas necesitan energía segura y confiable. Muchas organizaciones de la industria han desarrollado muchos estándares para ayudar a describir las características de un sistema eléctrico básico sólido y compatible.

Sin embargo, el mantenimiento y desarrollo de estos sistemas puede ser un gran desafío para los diseñadores de sistemas de salud. Debido a la naturaleza crítica de los sistemas eléctricos básicos de atención médica, Eaton arecomiendó trabajar con profesionales calificados y confiables para ayudar en los procesos de planificación, diseño, selección, instalación, cumplimiento y mantenimiento, porque aunque las interrupciones de energía son inevitables, los procesos críticos recibirán el más alto nivel de continuidad y confiabilidad.

contactame@esemanal.mx

También te puede interesar:

 

Share via
Copy link
Powered by Social Snap