Errores y éxitos de la transformación digital: las personas y la cultura corporativa

Compartir nota

Por Mukund Seetharaman, vicepresidente y director – América Latina, Wipro Limited:

De acuerdo con las proyecciones de IDC consulting, las inversiones en tecnología e innovación representarán más del 50% del PIB de América Latina en los próximos tres años. Según la consultora, las empresas de la región, lideradas por Brasil y México, desembolsarán alrededor de $380 mil millones de dólares en 2022 para establecerse en la economía digital.

Mukund Seetharaman

Nube, big data, inteligencia artificial, internet de las cosas, automatización, pensamiento de diseño, son solo algunas de las muchas soluciones disponibles para las empresas en un mundo donde las transformaciones son constantes. Sin embargo, hay casos infructuosos de transformación digital y quejas de que las inversiones no han generado el rendimiento esperado.

¿Cuál es el camino de las empresas?

Si se siguen incorporando nuevas tecnologías al mercado, ¿por qué tantos proyectos de transformación digital fallan o se quedan cortos? De acuerdo con una encuesta reciente realizada por Wipro Digital con más de 1400 ejecutivos de nivel C, la respuesta es simple: la transformación digital no se trata solo de la adquisición de tecnología. Muchas compañías han puesto demasiado énfasis en la implementación de tecnología sin considerar el impacto de esas implementaciones en los empleados en varios niveles. La tecnología no puede existir por sí sola. Requiere de equipos capacitados para diseñarlo, implementarlo y administrarlo. Sin las personas adecuadas en cada lugar, y sin una cultura corporativa lista para adoptar estas nuevas tecnologías, los proyectos de transformación digital tendrán dificultades para tener éxito.

El diseño centrado en el ser humano es clave para el éxito

Los proyectos de transformación digital que ponen a las personas en el centro de las decisiones tienen más probabilidades de éxito que aquellos que solo buscan la adopción de tecnología. Si los empleados parecen poco adaptados o no están familiarizados con las demandas de la transformación digital, algunas empresas pueden buscar nuevos talentos en lugar de invertir en educación, capacitación y desarrollo de capacidades. Esto puede resultar en una alta rotación de empleados en varios niveles ejecutivos y gerenciales, perjudicando a la empresa durante un período. Cualquier proceso de transformación, por automatizado que sea, siempre involucra a las personas. Por lo tanto, las personas deben considerarse un pilar fundamental de la transformación digital, para posicionar mejor a la empresa para el éxito a lo largo del tiempo.

La transformación cultural es parte de lo digital

Los ejecutivos deben hacer su parte para crear conciencia sobre las necesidades únicas de la transformación digital y fomentar una cultura que ayudará a la organización a adoptar y permitir que esta innovación sea más ágil y dinámica. No existe una fórmula mágica. La solución debe construirse continuamente, y esta transformación cultural debe ser respaldada por líderes dentro de la corporación. Solo con los esfuerzos y el compromiso de los líderes se puede sembrar esta nueva cultura en toda la empresa e incorporarla de forma natural. «Hacer digital» es diferente de «Ser digital». Para ser digital, las empresas tendrán que ir más allá de la simple adopción de nuevas tecnologías. El camino es laborioso, pero seguramente beneficiará enormemente a las organizaciones.

En resumen, el fenómeno de la transformación digital es irreversible en la nueva economía. Las empresas deben revisar sus iniciativas pasadas, aprender de los errores y los éxitos, y planificar esta nueva ola con solidez y centrarse en las necesidades comerciales.

contactame@esemanal.mx

Compartir nota