lunes, marzo 18

Evalúan Norma Mexicana para el Comercio Electrónico

0
Compartir nota

Ante la publicación del Proyecto de la Norma Mexicana para el Comercio Electrónico, identificada como NMX-COE-001-SCFI-2018, el presidente de la Asociación de Internet .MX, Enrique Culebro Karam, hizo una evaluación del documento final, emitido por la Secretaría de Economía. A continuación, algunos puntos destacados de su discurso:

“Para comenzar, hago un reconocimiento a Profeco, a la SE y a todas las organizaciones empresariales, empresas y organismos gubernamentales, todos aquí representados, en la elaboración de la Norma Mexicana para el Comercio Electrónico donde con mucho orgullo a Asociación de Internet .MX participó activamente, siempre bajo el principio de que esta norma sirviera como una base de calidad en la oferta de bienes y servicios por medios digitales.

Haciendo un poco de historia, esta Norma Mexicana surge de las reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor que entraron en vigor el pasado 12 de enero y que establece, en su artículo 76 Bis 1: “El proveedor que ofrezca, comercialice o venda bienes, productos o servicios utilizando medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, se guiará por las disposiciones de la Norma Mexicana expedida por la Secretaría de Economía”.

Es precisamente en este contexto, que quisiera destacar que la participación de la Asociación de Internet .MX en todo este proceso, inició tiempo atrás. Estuvimos activamente involucrados durante largo tiempo con la anterior Legislatura del Congreso de la Unión, a fin de aportar nuestra experiencia en materia de comercio electrónico y economía digital.

Como parte de estos esfuerzos, organizamos en noviembre de 2016, conjuntamente con el Senado de la República, un Foro sobre Comercio Electrónico, dónde tuvimos la ocasión de discutir diversos aspectos que después se vieron reflejados en la reforma publicada a principios de este año.

Nos interesa aportar todos estos antecedentes para que se entienda la labor previa, que se suma a los esfuerzos del grupo de trabajo de la Norma Mexicana.

Hemos sido pioneros en el análisis del comercio electrónico en nuestro país, y nuestros estudios anuales reflejan la evolución:

Desde el 2009 hasta el 2017, el valor del comercio electrónico en nuestro país pasó de 24.5 mil millones de pesos a casi 330 mil millones de pesos.

De 2016 a 2017 este sector presentó un crecimiento del 28.3%,

Sabemos que, si bien el comercio electrónico mexicano muestra crecimientos anuales saludables, también es claro que representa aún un porcentaje muy pequeño de la economía nacional, por debajo de otras economías similares a la nuestra.

Por esta razón desde un principio, nuestra posición fue clara: la Norma Mexicana debe ser un instrumento que fortalezca los esfuerzos por generar confianza en el comercio electrónico, pero también, de manera fundamental, para impulsar su crecimiento como uno de los pilares de la maduración de la economía digital de nuestro país.

El comercio electrónico y la economía digital en su conjunto ofrecen oportunidades que es importante aprovechar de manera plena, según lo recomiendan instancias como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

En ese sentido, y buscando siempre un equilibrio entre regulación que proteja a los consumidores y normatividad que permita y fomente la innovación en la economía digital, es que celebramos que ésta sea una Norma de calidad, una Norma de mejores prácticas.

Como sabemos, la tecnología y la innovación avanzan hoy mucho más rápido que la regulación, y en ese sentido la capacidad de adaptación es fundamental.

Quisiera ahora, profundizar en algunos aspectos:

Considera la Asociación que las disposiciones expresadas en esta norma reflejan los estándares mínimos para infundir confianza en el consumidor al realizar compras en línea, en relación a las características de los Términos y Condiciones del acto comercial.

De igual manera, el análisis que realizamos concluye que las disposiciones en materia de protección de datos personales, la confidencialidad de las transacciones y la seguridad de los mecanismos de pago son adecuadas a las necesidades de certeza de los consumidores, aunque en algunas ocasiones, rebasan lo regulado por la legislación y pueden presentar desafíos de implementación para la industria, en particular para la empresas pequeñas y medianas.

Al estudiar las características técnicas que la Norma demanda a los comercios electrónicos respecto de los mecanismos de seguridad informática, evaluamos que la adquisición de una infraestructura de seguridad tan estricta podría resultar onerosa y compleja para muchos comercios que deseen adoptarla, lo que podría excluir a micro y pequeñas empresas, así como a emprendedores que decidieran iniciar una primera experiencia de comercio en línea.

Igualmente, contemplamos un área de oportunidad y mejora en la definición de las obligaciones de los proveedores intermediarios, en el caso de los llamados marketplaces y otros modelos de comercio electrónico dónde el intermediario aporta la plataforma tecnológica para que proveedores y consumidores realicen intercambios comerciales.

En su momento se discutió en el grupo de trabajo, sin lograr un acuerdo, el tema de limitación de responsabilidad de intermediarios, un elemento que ha mostrado ser esencial para la expansión acelerada del Internet y la economía digital en algunas latitudes. Consideramos que éste queda como un tema pendiente.

Insistimos: la Asociación de Internet .MX está convencida de que la existencia de una Norma Mexicana para el Comercio Electrónico tiene como objetivos incidir en la confianza del consumidor, incentivar el empleo del medio digital por parte de los comerciantes, y promover la práctica ética de la actividad comercial digital.

Celebramos este valioso proyecto y reconocemos el esfuerzo y dedicación de todas las personas que colaboraron en el grupo de trabajo”.

contactame@esemanal.mx

 

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.