Binary Trade y Somansa unidos contra la fuga de información

Compartir nota

Oswaldo-Palacios

Durante un encuentro con asociados, el fabricante llevó a cabo el relanzamiento de Somansa, la cual ya tiene tiempo trabajando con el mayorista y ocho años en el mercado.
La firma es especialista de soluciones de seguridad para la prevención de pérdida de datos (data loss prevention, DLP), y tiene dos propuestas con Binary Trade: Mail-i y Privace-i.

El primero se compone de un motor para ver qué pasa en el correo electrónico de las compañías, sin importar si es público o privado. Para darse cuenta de la información que están sacando los empleados, los adjuntos, las conversaciones, etcétera y se complementa con la segunda opción, porque se instala mediante un agente en la máquina y de acuerdo a cómo se configure encontrará información confidencial o sensible de la compañía. Una vez que la solución encuentra esa información, da un reporte de dónde está, quién tiene derecho a tenerle y quién no, con la ventaja de poder limitar su uso o borrarla; así sólo estará en las máquinas que deba de estar y va a salir sólo a través de las políticas de la compañía y si salió, saber por el medio que lo hizo: correo, USB, impresiones, etcétera.

“El precio es muy agresivo y además de las dependencias de gobierno, las grandes compañías también la tienen e incluso las que tienen sucursales como las tiendas de conveniencia. Por ello, al canal le ofrecemos demos, capacitación comercial y técnica de la oferta, acompañamiento a cuentas, los habilitamos en el deployment (sic), entre otros”, comentó Oswaldo Palacios, director de canales para Binary Trade.

Según el directivo, es una solución corporativa y bajo el esquema de licenciamiento por rangos, por ejemplo: 100, 200, 500 usuarios y así sucesivamente. Pero entre más sean dados de alta, el costo es menor y el socio puede ganar más.

Compartir nota

Autor Víctor Chávez