1992, año en que hicimos contacto

Hace 25 años, prácticamente iniciaba la década de los 90, la época que vio nacer el dominio del disco compacto, aunque aún traíamos en las bolsas el inseparable walkman que se negaba a morir, sucumbiendo a la nueva “moda” del CD, y a lo que viniera. De los auriculares o bocinas salían las notas de “María” de Café Tacuba, Black or White, del “Rey del Pop”, Michael Jackson; “Vogue” de Madonna, “Rayando el sol”, de Mana, o “Zapatos Viejos” de Gloria Trevi. Eran otros tiempos.

Entonces nacía PC Semanal, con la misión de cubrir un mercado incipiente, un nicho que no se antojaba como negocio de grandes ganancias, ni tan revolucionario: las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El “canal” era otro, había otros jugadores, eran otras la reglas, otros los clientes. Y no era culpa de las TICs, sino que, simplemente la tecnología no tomaba por asalto la vida laboral y cotidiana de la humanidad. Eran otros tiempos.

La gente se emocionaba siguiendo por los televisores CRT –Sí, esos estorbosos, grandes y hoy casi obsoletos aparatos, pues no había plasma ni LCD— las Olimpiadas en Barcelona, España, consideradas como una de las mejores ediciones en la historia del olimpismo organizado. El mundo se maravillaba con el juego colectivo del bien llamado Dream Team, aquel equipo estadounidense repleto de súper estrellas de baloncesto de la NBA, que ganó la presea dorada aplastando a cuanto rival se le ponía enfrente. Eran otros tiempos.

Entonces PC Semanal estaba entre las publicaciones especializadas de tecnología que tiraban más de 5 mil ejemplares (según datos del INEGI, eran 15 mil). Mismo órgano que entonces registraba sobre más de 860 eventos nacionales en informática, que se realizaron en 1992. De éstos, alrededor del 80% correspondía a cursos sobre diversos temas y el 20% a congresos, seminarios, convenciones y exhibiciones. Eran otros tiempos.

El 12 de agosto de ese año se firmaba el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) entre Estados Unidos, México y Canadá; hoy, el asunto vuelve a estar en los escritorios de los poderes de los tres países, pues la renegociación tiene impacto directo en todas las actividades económicas, incluyendo las TICs. Pero en aquellos años, se prometía un desarrollo inigualable para los mexicanos y múltiples segmentos de mercado. Eran otros tiempos.

Entonces, cuando los niños se entretenían viendo “Aladino”, en la versión de Walt Disney, y “El Silencio de los Inocentes” era galardonada como mejor película en el Óscar de ese año, el INEGI registraba tan sólo 64 habitantes por computadora; hoy, el cómputo personal va a la baja y los teléfonos inteligentes han tomado la escena: en 2016, 77.7 millones de personas usan celular y dos de cada tres usuarios cuentan con uno. Eran otros tiempos.

Tiempos tan lejanos pero tan cercanos a la vez, si pensamos que todo ha evolucionado de tal manera, que la tecnología forma parte medular del devenir de los países, de las ciudades, de los pueblos y de los individuos. eSemanal ha estado ahí, y ha cambiado de la mano del desarrollo no sólo de las Tecnologías de la Información y Comunicación, sino de los distribuidores, integradores y desarrolladores que nos hacen el enorme favor de leernos. Sí, eran otros tiempos, pero seguramente, en 25 años, nos seguiremos diciendo la misma frase cuando alguien hable de este 2017: eran otros tiempos.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap