Diez mitos de video vigilancia

De acuerdo con Avaya la video vigilancia es un mercado en auge, aunque también señala que es un tema rodeado de mitos, especialmente cuando se trata de transmisiones de video vigilancia desde un circuito analógico cerrado a uno IP.

Garantizar la transición a IP se logra al aprender las verdades detrás de los mitos, aseguró la compañía, verdades que comparte mediante lo que llamó “Diez mitos de video vigilancia”:

1) Avaya es una empresa de comunicaciones unificadas y contact center, no tiene nada que ver con video vigilancia. Generalmente se piensa como una empresa de voz y video, pero ofrece un portafolio de redes de datos y la solución Fabric Connect para video vigilancia.

 

2) La instalación de servicios debe incluir semanas de planificación y horas de implementación. Implementar un nuevo servicio a través de una red IP, toma horas, semanas e incluso meses de preparación, algunas de las causas: utilizar tecnologías heredadas, como por ejemplo extender estos servicios a las VLANs, lo que se traduce en la configuración de cada nodo o switch a través de toda la red, algo que requiere de planificación y control. También hay riesgo empresarial asociado con tal despliegue y nadie va a querer hacerlo sin las pruebas adecuadas y una configuración de validación.

¿Qué pasaría si usted pudiera proporcionar servicios de extremo a extremo tocando solamente el borde de la red? Prácticamente sin tiempos de inactividad. Básicamente, usted sólo proporciona el lugar donde el servicio va a ser utilizado y ofrecido; y listo. Ahora, puede dejar que su red de servicios solucione las necesidades de sus aplicaciones.

 

3) Las múltiples capas son demasiado complejas, poco confiables y no escalan. Esto no es nuevo para los departamentos de TI que han sufrido con implementaciones de múltiple capa en los últimos 15 o 20 años. Con Avaya los despliegues de múltiple capa son tan fáciles como los de una sola capa y puede escalar múltiples capas a nuevos niveles.

 

4) La video vigilancia es fundamental para mi negocio y tiene requerimientos exclusivos. No es necesario construir una infraestructura de red por separado para la video vigilancia. Podemos ofrecerle lo que necesita: Simplicidad, escalabilidad, seguridad, cumplimiento y rendimiento. Independientemente de la aplicación (ya sea voz, video conferencia, video vigilancia, señalización digital, IPTV, tableros financieros, creación de imágenes de escritorio, etc.), nuestra solución de red está preparada para afrontar sus necesidades actuales y futuras.

 

5) Las redes IP son abrumadoras. La realidad es que no tienen que ser de esta manera, Avaya ofrece una red más simple de implementar, configurar y gestionar. Puede reducir el tiempo de servicio a 1/10 del esfuerzo; realizar incorporaciones, traslados y modificaciones en cuestión de minutos y no semanas.

 

6) «Estoy en el negocio de seguridad, por supuesto que mi tráfico de video vigilancia IP es seguro…¿Cierto?». Las redes de área local o LANs tradicionales no proporcionan una verdadera separación de extremo a extremo en el tráfico, lo que hace que la infraestructura sea vulnerable a violaciones de seguridad, tales como las intromisiones desde una VLAN (VLAN jumping). Asegúrese de que esto no suceda en su sistema de video vigilancia. Implemente una red que ofrezca una separación de tráfico de manera segura, de extremo a extremo.

 

7) Las fallas en la grabación de video son inevitables en redes de vigilancia muy extensas. Aunque las fallas en la grabación de video pueden ser un problema común, eso no quiere decir que sea aceptable. No se conforme con la mediocridad. Las soluciones de redes de datos de Avaya garantizan que la video vigilancia estará siempre activa. En caso de surgir un problema, la red convergerá de nuevo en milisegundos, no segundos o minutos como otras soluciones disponibles.

 

8 Una cámara más grande y con más megapíxeles solucionará mi problema. Independientemente de lo costosa que sea la cámara o la cantidad de megapíxeles de resolución que tenga, si la red no tiene el suficiente ancho de banda o no está optimizada para la aplicación, el rendimiento se ve afectado. Las inversiones en equipo de video vigilancia solo lo llevarán hasta donde lo permita la red.

 

9) La mayoría de las redes están equipadas para manejar las modernas demandas de video vigilancia IP. La realidad es que muchas redes IP no están equipadas para manejar las exigencias de la video vigilancia actual, mucho menos las del mañana, esto es porque la mayoría de redes IP se basan en protocolos heredados. Existe una forma más adecuada, una arquitectura de nueva generación. En lugar de agregar protocolos adicionales, reviste los existentes en uno único, simplificando el aprovisionamiento, la gestión y el tiempo de servicio de la red. El resultado es que «ahora» la video vigilancia IP puede manejar las exigencias, tanto actuales como futuras.

 

10) Yo soy el jefe de seguridad, no necesito preocuparme por la red. La transición de cámaras de vigilancia análogas a cámaras IP y el paso de una red dedicada, a una donde el tráfico de video vigilancia se ejecuta, junto con otras aplicaciones de IT en la misma red, están incrementando el nivel de complejidad, tanto desde la perspectiva técnica como desde la de la responsabilidad. ¿Quién está a cargo, el jefe de seguridad (quien es el responsable por la seguridad física del entorno), o el jefe de IT (quien es el responsable por la red)?

 

La respuesta es que ambos son responsables. Esta nueva era de video vigilancia IP marca el feliz matrimonio entre la seguridad física y la seguridad de la red. Los jefes de seguridad necesitarán comprender la «red» y los jefes de IT deberán comprender las implicaciones que tiene la vigilancia IP en el tráfico de la red.

 

[email protected]

Share via
Copy link
Powered by Social Snap