Testigos y protagonistas de una revolución

Rogelio Herrera

En los últimos 21 años el entorno social ha cambiado radicalmente, en gran medida, por las tecnologías de la información hemos pasado de la masificación del uso de las computadoras personales (PC) conectadas a Internet a través de líneas telefónicas analógicas, a las conexiones móviles LTE que ofrecen banda ancha inalámbrica.

En todo este tiempo la evolución ha sido acelerada, recuerdo usar en la escuela las primeras versiones de Windows y su ambiente de iconos y ventanas, ahora escribo estas líneas desde una tableta con ambiente iOS que está conectada a través de una línea celular, esto es un buen ejemplo del ritmo de la transformación.

En términos de negocio, la dinámica ha sido similar de vender una PC con múltiples componentes en un período de seis a siete semanas, la venta de tabletas o laptops es un asunto del día a día, esto se debe a la adopción y naturalidad que tenemos hacia el uso de la tecnología, se habla de la generación de los nativos digitales para hacer referencia a las personas que nacieron en este contexto y no entienden al mundo sin Internet, redes sociales, computadoras o cualquier otro recurso tecnológico. Por ello la industria requiere canales más especializados, capaces de superar las expectativas de estos individuos integrando soluciones complejas que faciliten su vida.

Al final del día este es el principal objetivo de cualquier tipo de tecnología, transformar el entorno de las personas para hacer más sencillas sus tareas cotidianas, desde escribir, compartir o imprimir un texto como el que usted ahora lee, hasta comunicar a las personas sin importar la distancia que las separe, haciendo está reflexión me parece que esto es un juego de niños donde cada cierto tiempo nos impresionamos con la llegada de nuevas propuestas, ya sea en entretenimiento o productividad, este ritmo se ha mantenido durante las últimas dos décadas y es responsabilidad tanto de fabricantes, mayoristas, distribuidores e integradores llevar estas innovaciones al usuario final.

Por nuestra parte, somos testigos y narradores de estos avances en busca del crecimiento de la industria durante los próximos años, a nivel interno también hemos experimentando los cambios que conlleva la tecnología, pasamos de ser un semanario impreso a un esquema híbrido que nos ha llevado a formatos digitales con revistas interactivas, plataformas de redes sociales que nos permiten una interacción más inmediata con los lectores, sitios de videos para difundir en las propias palabras de los protagonistas estos cambios, desde soluciones de conectividad, seguridad, virtualización hasta cómputo en la nube o la presentación de múltiples dispositivos portátiles con diferentes ambientes operativos.

De cualquier modo, en todo este tiempo no he perdido la capacidad de asombro al conocer nuevas tecnologías, desde la llegada de las PCs multimedia capaces de reproducir audio y video, el Internet de banda ancha o la movilidad con las notebooks hasta su evolución en ultrabooks, así como las pantallas touch, la movilidad con los teléfonos inteligentes con mail, agenda y aplicaciones de productividad o las tiendas de aplicaciones de los ambientes móviles, la llegada de las tabletas o los equipos híbridos, además de la conectividad LTE y cloud. En este sentido, aún no sé qué depara el futuro, pero puedo asegurar que será impresionante.

Así nuestra labor se limita a presentarle la propuesta tecnológica de los fabricantes y comercial de los mayoristas, pero la suya es la más importante, pues requiere ingenio, estrategia y voluntad para diseñar ofertas atractivas para el usuario final. De estos 21 años, me ha tocado compartir con usted los últimos cinco, en los cuales estoy agradecido por regalarme unos minutos para revisar el trabajo de todo el equipo esperando que sea de utilidad para identificar nuevas oportunidades de negocio y espero siga siendo así por un largo tiempo.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap